Portadas

CAMILO BENAVENTE: “SI QUEREMOS UN CAMBIO PARA CHILLÁN, IR A VOTAR ES TRASCENDENTAL”

En conversación con Nos Magazine, el candidato a alcalde afirmó que la ciudad hoy enfrenta un nuevo ciclo, donde los problemas y necesidades son muy distintos a décadas pasadas.

“En cada rincón de la ciudad he sentido profundamente un anhelo de cambio”.

A solo días de las elecciones municipales, Camilo Benavente se muestra tranquilo y agradecido por el cariño de su comunidad. Sabe, que después de 12 años de administración municipal liderada por Sergio Zarzar, hoy Chillán enfrenta un cambio de ciclo histórico, en medio de una pandemia que no da tregua y de una crisis económica que golpea con fuerza a los grupos medios y más vulnerables.

“En cada rincón de la ciudad he sentido profundamente un anhelo de cambio”, afirma Benavente con seguridad cuando se le pregunta por la acogida de los chillanejos durante estos meses de campaña. Después de titularse de periodista, Camilo Benavente decidió abrazar el servicio público como proyecto de vida; primero, trabajando en diversos municipios de Ñuble y, posteriormente liderando la dirección regional del IND. Su carrera ascendente tuvo su primer premio cuando fue electo concejal de Chillán en el año 2016, cargo en el que fue reconocido por su diligencia y labor fiscalizadora.

Camilo Benavente conversó con Nos Magazine para plantear sus ideas, motivaciones y sueños por  “Un Nuevo Chillán” que espera liderar desde junio próximo.

¿Cómo se imagina la noche del domingo 16 de mayo? 

Me la imagino con sentimiento de alegría, esperanza y unidad pero por sobre todo con una enorme responsabilidad frente a este nuevo ciclo que comienza y que nos hemos preparado para ello.

Chillán no es la misma ciudad que conocimos hace décadas. Su composición sociodemográfica ha cambiado mucho, los problemas de nuestros barrios son distintos y las deficiencias urbanísticas son evidentes.

Pienso que la noche del 16 de mayo, Chillán saldrá victorioso, porque seremos todos los chillanejos quienes, en democracia y libertad, habremos decidido nuestro futuro, un mejor futuro.

¿Qué importancia le asigna a la participación ciudadana en un eventual período alcaldicio?

Lo primero que debemos precisar es que si queremos un cambio para Chillán, hay que votar el fin de semana de la elección, porque es un punto de partida trascendental. Será la primera gran señal de nuestra comunidad en su ánimo de influir y de aportar a los proyectos que comenzaremos a materializar desde el mes de junio.

Por otra parte, visualizo un municipio que va a tener instrumentos de participación permanentes, donde nuestros vecinos expresarán sus demandas con libertad y con poder de decisión. Tendremos una administración 24/7, muy cercana, eficiente y resolutiva. Del mismo modo, seremos siempre muy responsables en la generación de expectativas porque nuestra comunidad merece una política que le hable con prudencia, realismo y verdad.

¿Qué aspectos usted valora de los últimos años de la administración municipal?

Si bien, establecimos la premisa “Un Nuevo Chillán”, entendemos que no significa partir de cero. Nuestra propuesta se sustenta en la identidad, historia e idiosincrasia de la ciudad que tanto queremos.

Por cierto, valoramos los avances alcanzados en el ámbito de la cultura durante los últimos años, donde la terminación del Teatro Municipal será siempre recordada como una obra maravillosa que hoy nos permite cultivar nuestro espíritu y promover la vida en comunidad. Pero, también somos conscientes que hay falencias en materia de transparencia y eficiencia en la gestión municipal, materias que debemos corregir, encauzar y optimizar.

¿Cuál es su proyección de Chillán en términos regionales?

He expresado en diversos foros que la Municipalidad de Chillán debe volver a tomar las riendas para liderar la Región de Ñuble, como una capital pujante que se desarrolla de forma armónica y que entrega mejores oportunidades para todos sus habitantes, pero que también es solidaria con las comunas vecinas.

En ese sentido, debemos generar una macrozona de colaboración con Chillán Viejo, San Carlos y Bulnes. Además de los instrumentos de planificación territorial, debemos concordar una agenda que nos una para generar una relación virtuosa de progreso y complementariedad en diversos ámbitos, como conectividad, transporte, medio ambiente y cooperación económica, por nombrar algunas.

“Es evidente que existe una deuda enorme en materia medioambiental, donde la superficie de áreas verdes es extraordinariamente insuficiente”.

Y en términos de proyectos, ¿cuáles serán sus prioridades?

Hoy, nuestro deber ético, es ir primero en ayuda de las personas más vulnerables que han sufrido el rigor de la pandemia y que tienen problemas de abrigo, necesidades básicas no cubiertas y que probablemente se agudizarán en invierno. Por esta razón, durante el segundo semestre comenzará a funcionar nuestra Delegación Municipal del sector oriente para atender con prontitud las necesidades.

A nivel estratégico, es evidente que existe una deuda enorme en materia medioambiental, donde la superficie de áreas verdes es extraordinariamente insuficiente según las recomendaciones de organismos internacionales. Además de los atrasos en conectividad, con sectores de la ciudad que son intransitables por los tacos, pavimentos y veredas en mal estado, déficit de ciclovías que todavía no nos permiten convertirnos en una ciudad sustentable.

Una de las críticas ciudadanas dice relación con la falta de eficiencia de los servicios municipales. ¿Lo ve de esa forma?

Conozco y valoro a nuestros funcionarios municipales, por lo que estoy convencido que serán un pilar fundamental para que trabajemos en equipo, mejorando algunos procesos y siendo más resolutivos al momento de responder los requerimientos de la comunidad. Para mí, el aspecto humano es fundamental y todas las ideas que mejoren la eficiencia de los servicios municipales las impulsaremos en un clima de respeto y cariño, pensando siempre en el bien superior de nuestra ciudad.

Si dentro del diagnóstico se advierten deficiencias de gestión, por cierto que impulsaremos los cambios que sean necesarios para mejorar los servicios que brindamos a la comunidad, tanto en calidad como en oportunidad.

Dentro de su programa, usted propone un nuevo modelo de seguridad pública. ¿En qué consiste?

Hay evidencia empírica suficiente que demuestra que dentro de las tres necesidades principales de los chillanejos está la seguridad pública. De ahí nace la idea de conocer experiencias de otros municipios y de proyectar una implementación gradual de un modelo que perfecciona el trabajo de la Dirección de Seguridad Pública e Inspección Municipal.

Bajo el nombre “Chillán Protegido”, este sistema considera tres ejes principales: cobertura territorial, donde se incorpora una Central Activa de Comunicaciones con funcionamiento las 24 horas, todos los días de la semana; Brigadas en Terreno, con una nueva flota de vehículos con personal calificado y una Unidad de Asistencia Dedicada, con apoyo profesional, legal y psicológico a personas que lo requieran.

Esperamos pasar de una visión general del problema de seguridad a una atención más personalizada en cada barrio de la comuna, donde las familias se sientan realmente protegidas y atendidas oportunamente por los servicios municipales.

 ¿Cómo proyecta la relación con el gobierno y las autoridades regionales?

Desde mis valores y principios confío siempre en la buena fe, en el trabajo colaborativo y en la nobleza de la actividad política.

El único camino posible es que trabajemos todos juntos, sin colores, etiquetas ni ideologías. Espero cultivar una muy buena relación con el intendente, los consejeros regionales y todas las carteras de gobierno, teniendo claridad que debemos presentar buenos proyectos para su aprobación y financiamiento.

¿Cuál será su primera tarea si asume como alcalde?

Espero instruir una auditoría externa para conocer el real estado de los contratos, concesiones y marcha administrativa de la municipalidad, además de crear un Comité de Transparencia y de fortalecer la Dirección de Control. Son señales importantes que debemos entregar a la comunidad, para que quede muy claro que no pueden existir actos reñidos con la probidad y la fe pública. La instauración de confianzas es una condición necesaria para todo lo que realicemos.

¿Qué mensaje le entregaría a la comunidad a pocos días de la elección?

 Les diría que llegó el momento de un giro positivo para Chillán, que me he preparado durante muchos años para servir a mi ciudad y que este sueño lo quiero cumplir con todas y todos. Les diría que, contarán con un alcalde que actuará de forma honesta y franca, que se involucrará directamente en los problemas para darles solución. También les diría que tengo virtudes y defectos, pero que siempre pensaré en el bien superior de esta ciudad que amamos y que merece avanzar mucho más. 

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar