Sin categoría

Facultad de Ciencias de la Ingeniería UCM: Modelo de educación continua y basado en Ingeniería Aplicada

Esta unidad académica ha implementado un esquema que representa un cambio de pensamiento en cómo se desarrolla la formación profesional en carreras de ingeniería, constituido por un modelo curricular orientado hacia la transferencia tecnológica, innovación,  y educación continua articulada desde el pregrado hacia programas de magíster con énfasis en la ingeniería aplicada, de modo de dar respuesta a los grandes desafíos que enfrenta la Región del Maule, el país y el mundo, en temas claves como sustentabilidad, ciencia de datos y optimización de procesos productivos.

“Somos una facultad que se enfoca en la investigación aplicada, en el contexto de potenciar las ingenierías al servicio de la región, pero no olvidándonos del entorno mundial”, declara como objetivo principal de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la Universidad Católica del Maule (UCM) su decana, Dra. Angélica Urrutia Sepúlveda.

Esta Facultad ha implementado un novedoso modelo educativo para sus estudiantes, que considera una formación orientada hacia la transferencia tecnológica y la innovación, educación continua desde el pregrado articulada hacia programas de postgrado y una estrecha relación con las aplicaciones prácticas de la ingeniería, que asegura no sólo egresados con sólidos conocimientos en ciencias básicas, sino que profesionales preparados para dar respuesta a los principales desafíos que demanda hoy el mundo.

“Nuestras líneas más fuertes son el reconocimiento de patrones y computación de alto rendimiento, sistemas hídricos y medio ambiente, diseño y construcción sustentable. En estos ámbitos, se ven fortalecidos con la adjudicación de proyectos de investigación con distintos fondos concursables tales como FIC, FONDECYT, FONDEF, CORFO, entre otros. El interés es dar a conocer que estamos al servicio de instituciones, generando un apoyo tripartito entre la Universidad, la empresa y estamentos gubernamentales. Nuestra fortaleza está en que llevamos más de 10 años trabajando en esa línea”, destaca la Dra. Urrutia.

La decana de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la UCM, sostiene que la investigación aplicada genera conocimiento que es transferido a las empresas de la región y del país, pero también para los estudiantes de la unidad académica que tienen un sólido contexto de formación. “Creo que hoy un estudiante de Ingeniería de nuestra facultad, tiene un plus, porque se le está enseñando cómo hacer investigación con casos concretos, y eso le permite, en el ámbito laboral, proponer soluciones reales de manera que la organización tenga elementos innovadores que ofrecer a sus usuarios o clientes”, subraya la decana.

Las carreras que imparte la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la Universidad Católica del Maule, son: régimen diurno:  Ingeniería Civil Informática, Ingeniería en Construcción, Ingeniería Civil, Ingeniería Civil Industrial, Ingeniería Civil Electrónica y en régimen vespertino: Ingeniería Ejecución en Computación e Informática y Construcción Civil.

CIENCIA DE LOS DATOS Y CÓMPUTO DE ALTO RENDIMIENTO

Al respecto, el Dr. Marco Mora Cofré, académico de la carrera de Ingeniería Civil Electrónica de la UCM, agrega que la carrera de pregrado se ve enriquecida por una problemática de investigación aplicada que es innovadora. “Esa es una gran fortaleza, llevar la investigación hacia la formación de profesionales que se enfrentan a problemas en los cuales existe alta tecnología involucrada. Hay un aprendizaje en contextos reales de desarrollo tecnológico”, precisa el investigador.

El Dr. Mora destaca, en ese sentido, el trabajo que se realiza en el Laboratorio de Investigaciones Tecnológicas en Reconocimiento de Patrones, donde se ha desarrollado una línea de mucha pertinencia con las necesidades productivas del Maule. “Hemos desarrollado proyectos de innovación tecnológica que persiguen, por ejemplo, mejorar la producción de vino, aceite de oliva y berries, y nuestra idea, junto con desarrollar tecnologías para estos importantes procesos productivos en la región, es exportar este conocimiento. Y en este proceso, el ingeniero civil electrónico tiene un rol preponderante en la automatización de los procesos y el análisis inteligente de la información que se requiere para poder tomar decisiones vinculadas al proceso productivo”, declara el académico.

El Dr. Ricardo Barrientos Rojel, es director de la carrera Ingeniería Ejecución en Computación e Informática, y trabaja en una de las áreas de interés de desarrollo de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la UCM.

Allí está desarrollando un proyecto FONDEF que comenzó este año y que aborda dos grandes áreas de la ciencia de datos: la computación paralela y la biometría. “Lo que proponemos es hacer un dispositivo móvil unido a un lector de huellas digitales para que cualquier ciudadano chileno pueda colocar su dedo y este aparato móvil lo identifique. La gente puede tender a pensar que eso ya está, porque hay muchas máquinas de control de asistencia, por ejemplo, que funciona con el mismo mecanismo, el tema es que la máquina más moderna de este tipo soporta 10 mil personas y entre esa cifra y los 18 millones de habitantes de nuestro país hay mucha diferencia. El desafío de este proyecto es acceder a esa información de manera muy rápida”, indica el Dr. Barrientos. Estas investigaciones se encuentran vinculadas con el Magíster en Ciencias de la Computación y en articulación con la carrera Ingeniería Civil Informática.

SUSTENTABILIDAD EN LA INGENIERÍA

Es otra de las áreas de trabajo importante dentro de la facultad, línea dentro de la cual se desarrolla un Magíster en Construcción Sustentable. Su director, el Dr. Juan Figueroa Meriño, asegura que este programa académico tiene como aspectos relevantes su vinculación con el pregrado, al entregar la oportunidad a estudiantes de octavo semestre de Ingeniería en Construcción que realicen este magíster, y la investigación aplicada evidenciada en los proyectos en este ámbito que realizan los académicos del programa. El Dr. Figueroa además es académico de la carrera Construcción Civil.

“Este magíster es único en la Región. Además, nos acabamos de adjudicar el proyecto FIC cuya idea es construir un ladrillo que cumpla en resistencia, absorción, adherencia, transmitancia térmica y se traduzca en un mejor producto. Además, vamos a construir el prototipo de un horno para que sea menos contaminante el proceso. En eso están hoy algunos de los estudiantes del magíster y del pregrado incluidos en el proyecto. Aquí hay investigación concreta”, explica el Dr. Figueroa.

En esa misma línea, el Dr. Ismael Vera Puerto, Director del Departamento de Obras Civiles de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la UCM y académico de la carrera Ingeniería Civil, precisa que hoy existe un marcado interés de los alumnos por el cuidado del medio ambiente.

En ese contexto, son varias las áreas de investigación que en ese departamento se están desarrollando considerando aspectos de la sustentabilidad. “Tenemos las dos puntas de lanza: investigación y docencia. Algunos de los resultados de las tesis del año pasado ya fueron incorporados, dentro de un módulo para el Magíster en Construcción Sustentable, que trata del manejo eficiente del agua en la edificación. La idea como departamento es que lo que hacemos en investigación de alguna forma también se refleje dentro de las clases que dictamos y así motivemos a los alumnos a involucrarse, y esperamos que participen de las investigaciones. Ese es el fin de lo que hacemos, formar profesionales para que cuando salgan a trabajar entiendan de lo que se discute en temas medioambientales y puedan aportar”, declara el Dr. Vera.

VINCULACIÓN DE LA INGENIERÍA CON LA INDUSTRIA

El Dr. Sergio Hernández Álvarez, director del Centro de Innovación en Ingeniería Aplicada (CIIA) UCM y académico de la carrera Ingeniería Civil Informática, explica que el foco de su trabajo está en vincular la investigación con la transferencia tecnológica aprovechando las investigaciones y los proyectos con financiamiento externo de la facultad para transformarlos en convenios y contratos tecnológicos con la industria, además de realizar capacitaciones a las empresas e incorporar a los estudiantes en prácticas profesionales en las líneas de ciencia de datos, aguas y medio ambiente.

“Con las empresas lo que buscamos es hacer una alianza donde nosotros podamos aportar. El nexo es dar respuesta a los requerimientos de la región, porque queremos es apoyar a la industria local, generando soluciones innovadoras que impacten en el mercado. Por ejemplo, tenemos un proyecto FIC y estamos postulando a otros fondos concursables, como FIA, para poder desarrollar equipamiento que haga detección automática de plagas, que es algo que se requiere en la agroindustria”, indica Hernández.

Uno de los investigadores de la UCM que está trabajando también en esa esfera es el Dr. Wladimir Soto Silva, académico de la carrera de Ingeniería Civil Industrial. “Mi investigación se basa en optimización en la agroindustria. Hago modelos matemáticos que permiten hacer una mejor gestión en la toma de decisiones en el mundo agro”, cuenta el Dr. Soto.

Y en ese ámbito Soto asegura que en el contexto de la intención de la región y del país de convertirse en potencia agroalimentaria, es necesario generar proyectos de vinculación concreta con las empresas del rubro. “Creo que la investigación va hacia la vinculación empresa-academia, y mientras más vinculación exista, nosotros como académicos vamos a tener mayor cantidad de problemas y mayor cantidad de posibilidades de trabajo, de colaboración, de investigación, de memorias para alumnos y de soluciones para las empresas”, precisa el académico.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar