Reportajes

Lugares turísticos para vacacionar

Un recorrido por la magia de Maule, Ñuble y Biobío

Si eres de estas tres regiones o pasarás algunos días en estas zonas, y aún no estás decidido o decidida qué destino conocer, ¡no te preocupes! En este reportaje encontrarás el lugar perfecto para descansar, viajar y conectarte con la naturaleza. 

¿Qué país se caracteriza por su naturaleza indómita, paisajes secos y áridos, pero a su vez está lleno de bosques nativos y caudales naturales que surgen desde el interior de la cordillera? ¡Chile! Y es que nuestro país tiene tantas zonas turísticas mágicas por recorrer.

Aprovechando que estamos en verano y quizás estás programando tus vacaciones o quieres ir de paseo por el día, quisimos realizar un reportaje entretenido e informativo sobre los viajes o paseos que puedes realizar por las regiones de Maule, Ñuble y Biobío.

Y qué mejor cuando alguien recomienda un lugar en primera persona. Es por esta razón que en las siguientes líneas te cuento mi experiencia, la de otras personas y la información que recaudé para que te aventures y descubras tú mismo las maravillas de nuestras zonas.

Un paseo con historia en Maule

Ramal Talca – ConstituciónMi abuela me había comentado en varias ocasiones su paseo junto a mi “tata” por el Ramal Talca – Constitución. Ella decía que querían ir a la playa de Constitución, un lugar que los enamoró, y decidieron hacerlo a través de este buscarril. Me explicaba que en una de sus paradas los habitantes de allá vendían tortillas y huevos duros para desayunar.

Lo detallaba de tal forma que sentía que ya me sabía el recorrido por completo, pero nunca lo había hecho. Así que en noviembre de 2018 decidí viajar por la tradicional ruta del Ramal, declarado Monumento Histórico Nacional el 25 de mayo de 2007. Aquí les cuento mi experiencia de este paseo con historia:

A las 07:15 horas llegué a la Estación de Talca, es importante ser puntual, pues al ser un transporte ferroviario subvencionado por el Gobierno de Chile se da prioridad a los habitantes de las localidades intermedias entre Talca y Constitución, quienes tienen tarjeta de residentes, y luego a los demás pasajeros, quienes podrán viajar dependiendo de la disponibilidad de cupos y, del cual, por orden de llegada aseguran uno de ellos.

Afortunadamente alcancé un asiento, compré mi pasaje, me subí al tren y a las 07:40 horas el ferrocarril anunció su partida con su característico sonido. Me esperaban 88 kilómetros, alrededor de tres horas y una pausa de pocos minutos en las paradas de Colín, Corinto, Curtiduría, González Bastías, Toconey, Pichaman, Forel, Huinganes, Maquehue y por último Constitución.

Cuando entré, recordé inmediatamente lo que me decía mi abuela, un tren de color amarillo, blanco y turquesa, asientos para dos y varios vagones. Tras un momento, llegamos a la conocida parada de González Bastías, ese lugar donde el recorrido se detiene por alrededor de diez minutos y los pasajeros pueden bajarse a comprar desayuno.

Así lo hice, al bajarme estaba Elba Díaz junto a su familia vendiendo sándwich, té o café, quien desde el terremoto espera a turistas y residentes con sus productos los días sábados y domingos. Me conseguí su número de teléfono para contactarme con ella más tarde, debido al poco tiempo que teníamos para conversar, mientras le compraba un té y pan para acompañar el resto de camino.

Tiene su rutina definida todos los fines de semanas: “A las 08:30 horas nos comenzamos a instalar, a las 09:00 horas pasa el Ramal, vendemos a los turistas y después nos vamos al restaurant que tenemos acá, llamado González Bastías, y atendemos nuestro negocio”, comenta.

Además, me describe el perfil de los pasajeros y me dice que, por lo general, vienen de paseo los fines de semana para mostrarles a los niños el tren, otros para recordar tiempos pasados con su familia y también extranjeros, pero estos últimos son en menor cantidad: “A ellos les gusta, están contentos de que haya algo a mitad de camino para desayunar”, añade.

“Para nosotros es importante el Ramal porque para las personas que no tenemos otro medio de locomoción es lo único. En cuanto a lo turístico, nos va bien en este tiempo, no para vivir, pero nos ayuda y, a su vez, conservamos la tradición”, finaliza.

Como la señora Elba y su familia, también hay otras personas que venden tortillas, huevos duros, pasteles, entre otros productos. Tras los diez minutos, volví a subirme al tren para continuar con cinco paradas más hasta llegar a Constitución, mi destino final.

Entre las detenciones subía gente con flores, frutas, verduras, tortillas y otros tipos de comidas con la intención de vender sus productos en Constitución, incluso los pasillos se llenaron de colores, canastos y cajas que llamaron mucho mi atención. Cerca de las 11:00 horas llegamos a esta zona costera, el tren de vuelta saldría alrededor de las 16:00 horas, pero preferí devolverme en bus.

Un recorrido que no ha cambiado con el paso del tiempo, como de película, donde uno se puede conectar con las tradiciones rurales. Un paseo que recomiendo visitar y que, por su puesto, tras el fin de mi travesía, llegué a mostrarle las fotografías que capturé a mi querida abuela.

La naturaleza de Ñuble

Patricio RiquelmeBajando por el largo y angosto territorio de nuestro país, y siguiendo por esta búsqueda turística para recomendarles a ustedes, llegamos a la Región de Ñuble. Aquí me encontré con Patricio Riquelme, un joven aventurero que gusta de visitar zonas naturales del país, específicamente de la región, y con quien conversé en base a una sola pregunta: “¿Qué lugares me recomendarías para visitar en Ñuble?”.

Entre todos los lugares que él conoce me destaca principalmente dos sectores, se trata de Los Lleuques y Las Trancas, ambos ubicados en la comuna de Pinto: “Cuentan con paisajes soñados, mucha flora y fauna nativa, en especial aves”, me indica.

En esa línea, me dice que si vives en Chillán, alrededores o estás por unos días en esta región, es un requisito conocer estos lugares: “Están a una hora de la ciudad y el paisaje cambia completamente. El Río Diguillín tiene unos colores que parecen sacados de una película y en definitiva es un destino de acampar casi obligado para la gente”.

Por otra parte, Patricio agrega que “el poder ver y sentir la naturaleza a tan poco tiempo de la ciudad es fascinante. Además la fotografía y el avistamiento de aves son uno de mis hobbies favoritos, así que es algo que puedo practicar a fondo en estos lugares”.

Entre los parajes de estos sectores, Patricio recomienda la Laguna del Huemul, Shangri-La, la Garganta del Diablo y las Termas de Chillán. “Son lugares a los que no muchas personas van, pero después de estar ahí cambia la forma en cómo se perciben las cosas y se coexiste con la naturaleza”.

Finalmente y, tras minutos de hablar sobre estos destinos, agrega un mensaje fundamental para los futuros turistas: “Al menos cuando uno es un campista debe ser responsable, llevarse la basura es trabajo de todos, alguna de las malas experiencias fueron esas, la de lidiar con gente que no sabe que el lugar es de todos y que debemos cuidarlo”. Y vaya que tiene razón.

Llegué a casa y me acordé de otro destino que debo relatar en este reportaje de viajes, porque si de paradas obligatorias en cada región se trata, una visita que no debes dejar de realizar es la Reserva Ñuble, desde la entrada de Los Lleuques doblando por camino a Atacalco se encuentra el acceso.

Respecto a este lugar, Eduardo Mera, director regional subrogante de Conaf Ñuble, explica que “para acceder a la Reserva Nacional Ñuble, sector El Trumao, se debe pasar por un tramo de 8 km solo transitable en vehículos doble tracción. Una vez en el interior es posible recorrer a pie, en bicicleta o a caballo los senderos”.

Una reserva que sin duda resguarda maravillosos paisajes, y que según indicó la autoridad regional, desde el año 2010 el aumento de visitantes ha tenido un carácter exponencial, concentrándose principalmente entre los meses de enero y febrero.

La entrada del sur de Chile

Solo me faltaba recomendar destinos turísticos de la región del Biobío, conocida también como la “puerta de entrada del sur de Chile”. Es un lugar mágico que ofrece una gran variedad de paisajes y, por lo mismo, importantes atractivos turísticos. Esto también se refleja en una de sus provincias, me refiero a la Provincia de Biobío.

Y es que con solo nombrar este lugar se nos viene a la mente el Salto del Itata, un hermoso destino que impresiona con su cascada que tiene una caída de alrededor 75 metros de altura. Además, está rodeado de vegetación y flores que nos conectan profundamente con la naturaleza.

Pilar VarelaPero aparte de esta zona turística, en la Provincia de Biobío nos encontramos con una infinidad de lugares. Para saber más, me comuniqué con Pilar Varela, presidenta de la Asociación Gremial de Turismo y Cultura Biobío-Ñuble, quien comenta que “la Provincia de Biobío tiene una paleta bastante amplia de lugares para conocer y de actividades para desarrollar dependiendo de los intereses de cada viajero”.

Por ejemplo, en el sector cercano a la cordillera está Santa Bárbara y la zona de Alto Biobío, Antuco o el Parque Nahuelbuta, lugares que tienen experiencia en trekking o escalada, actividades relacionadas al turismo aventura con contacto en la naturaleza, es decir, todos estos sectores tienen una parrilla de actividades para vivir la naturaleza.

“Se han potenciado las actividades para desarrollar en esta zona. Además, la mayoría de nuestras zonas turísticas apuntan a un mercado nacional e interregional, pensando en que muchas personas se mueven a lugares dentro del país en vacaciones de verano donde los viajeros resuelven el punto de hospedaje de forma independiente, por ello es necesario seguir potenciando la parrilla de actividades para ellos”, detalla Pilar.

Buscando otros destinos, encontré otro lugar imperdible en esta provincia, se trata de Quilaco, una comuna ubicada al sur de Santa Bárbara en la ribera sur del Río Biobío. Su nombre contempla las raíces de nuestro país, pues es una palabra que proviene del mapudungún que significa “tres aguas” o “Quila en el agua”.

Inmediatamente me contacté con mi amiga Valentina Balboa, joven angelina, porque sé que ella visita constantemente este lugar: “Me gusta ir a Quilaco porque es uno de los lugares de la Provincia de Biobío que está cerca de la cordillera, rodeado por el Río Biobío y con mucha naturaleza. Es un lugar pequeño pero que te aleja de la ciudad, civilización y estrés… Es otro mundo”, me describe.

Pero también está la Reserva Nacional Altos de Pemehue. Respecto a este último lugar, tal como indica la página web de Conaf, la reserva destaca por la protección de las especies de fauna como el cóndor, caiquenes, entre otras aves. Entre los mamíferos, se puede detectar la presencia de zorro y pumas, y, en cuanto a flora, los turistas presenciarán formaciones vegetales de bosque caducifolio andino y bosque caducifolio altoandino con araucaria. ¿Espectacular, no?

Para llegar allá es muy fácil me indica mi amiga Vale: “Desde Santa Bárbara pasas por el puente de Quilaco y llegas, está a cinco minutos en auto aproximadamente. Pero también están los microbuses que salen de Los Ángeles, en el terminal de la vega techada, que llegan hasta Santa Bárbara y luego a Quilaco”.

Al preguntarle si recomienda este lugar me contesta de manera enfática ¡sí! y agrega que es ideal para las personas que quieran descansar, el sonido es muy relajante y perfecto para disfrutar de una hermosa vista.

Enseguida acordamos juntarnos para programar un paseo, pues es un panorama que debemos visitar ya que nos invita a conectarnos con las tierras. Y así lo indica una de las estrofas de su himno: “Quilaco del Biobío, Quilaco valle de sol, Quilaco tierra fecunda, Quilaco suelo de amor”.

Y tú, ¿cuándo viajas?

Con estos tres destinos, te invito a recorrer tu zona, a potenciar el turismo de estas localidades para que conozcamos lo maravilloso que tiene nuestra región. También extiendo la invitación a ser responsables, a cuidar cada lugar que visitamos y actuar de manera ética con nuestro medioambiente. Así juntos seguiremos recomendando estos bellos paisajes de Maule, Ñuble y Biobío.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar