Reportajes

Lenguaje corporal. El arte de seducir sin palabras

¿Has escuchado hablar de la intuición o sexto sentido?, lo más probable es que sí. Y es que esto no tiene que ver con causas sobrenaturales, sino más bien con el fenómeno que se produce con la comunicación no verbal o corporal. Esa que estamos permanentemente utilizando sin darnos cuenta y que dice la verdad. Así como lo lees, ella es quien canaliza lo que estamos pensando o sintiendo de forma inconsciente. ¿Cómo se da en el ámbito laboral o amoroso? Toma nota.

Ellas seducen 

Para qué estamos con cosas, las mujeres son maestras a la hora de seducir. Lo tienen ese arte en su ADN, aunque hay que reconocer que no todas saben cómo utilizar esta herramienta a su favor. Entre los aspectos de comunicación corporal que a los hombres los vuelven locos están:

  • La espontaneidad, a ellos les derriten las mujeres que sean como son en todos los escenarios. Que no muestren dobleces, que tengan mucho humor y que sean asertivas e inteligentes.
  • Mirar directamente a los ojos. Esa es una buena táctica a la hora de hacer caer a ese macho esquivo.
  • Para transmitirles cercanía, siéntate en dirección a él y cruza, a intervalos, las piernas, eso es un indicativo sexual que les produce muchas cosas.
  • Si quieres ser coqueta tócate el cabello o las cadenas. Eso demuestra femineidad. Por ejemplo, sacude la cabeza para moverlo.
  • Un aspecto involuntario pero que demuestra interés es tener las piernas más separadas hacia el varón que les gusta. Así como mostrar más piel, por ejemplo, de los brazos o los hombros.
  • El humedecer o morder los labios también es un indicativo de que el hombre les interesa.
  • Reír con él. El humor es fundamental.
  • Tocar las manos o el rostro del hombre es un signo de querer mayor cercanía. Es una invitación implícita.

¿Cuándo no hay interés?

  • Cuando su postura es rígida, lo que demuestra que está tensa.
  • Cuando el contacto visual es ínfimo.
  • Se muestra distraída con cualquier cosa que pase a su alrededor.
  • Gira su cuerpo hacia otro lugar.
  • Mantiene su cabeza vertical.

Ellos seducen

Así como hemos detallado todas las formas de comunicación no verbal que tienen las féminas, no podemos dejar de enunciar las que utilizamos nosotros, puesto que, a modo de recomendación, es bueno ser consciente de cómo utilizar nuestro cuerpo con el objetivo de proyectar lo que queremos y que ella lo puede traducir fielmente.

  • No olvides sonreír de forma simple, natural y cómplice. A ellas les encanta que nos mostremos en sintonía mostrando confianza, simpatía, amabilidad y divertida.
  • La postura de tu cuerpo siempre tiene que estar abierta y acogedora. Eso hará que ella se sienta a gusto y tu presencia le sea agradablemente familiar.
  • No pierdas el contacto visual amigable, en ningún caso caigas en el “auscultación visual”, que denota a un hombre cuyas intenciones son más bien chabacanas, sin un ápice de seducción ni distinción. Además te proyectas seguro y haces evidente el interés hacia ella.
  • Asiente con la cabeza. Eso reforzará el interés y la importancia que le brindas. Ella es única y lo que se establece entre ambos es un contacto 100% deseable. Asimismo, eso permitirá que la conversación fluya y la confianza crezca.
  • Acércate lentamente. No cometas la torpeza de aproximarte de forma “canchera”, porque lo único que evidenciarás es que tu ego es lo único importante para ti. En cambio, si lo hacer con naturalidad, irás construyendo un espacio más íntimo.
  • Así como el contacto visual es importante, el contacto físico sutil es esencial. Puede ser un toque de su pelo, sus manos, su rostro, todo acompañado con sonrisas y buena energía. Romperás cualquier instancia de hielo y ganarás terreno de manera adecuada sin forzar la situación.

¿Cuándo no hay interés?

  • Cuando estando con ella continua observando a otras mujeres.
  • Cuando se muestra distante y no hace nada por acercarse.
  • Cuando mira a cada rato la hora o el celular.
  • Cuando entabla alguna conversación con amigos o conocidos.
  • El silencio suele ser mortal para cualquier buen augurio.

Un espejo de los demás

Pilar Sánchez, Coach Ontológico

Así es como califica Pilar Sánchez, Coach Ontológico, lo que representa cada ser humano, al enfatizar que el cómo nos movemos se refleja y afecta a los demás. Esto porque la corporalidad habla de cómo somos y cómo nos paramos en el mundo. Además, aclara que la comunicación corporal se relaciona con el estado emocional en el que nos encontramos. “Por eso hay que dejar de lado las rotulaciones”, dice.

De acuerdo a lo anterior, Pilar nos menciona que la corporalidad es uno de los dominios de la comunicación, ya que al momento de comunicarnos con los demás, nuestro cuerpo fluye y adquiere un rol protagónico más allá del lenguaje verbal.

“La comunicación que transmite nuestro cuerpo es cómo observo y enfrento al mundo en el día a día. El problema es que no estamos acostumbrados a registrar nuestro propio cuerpo (cómo reacciona ante diferentes estímulos), lo que habla de una emocionalidad que debemos profundizar”, detalla.

Comunicación en pareja

Es evidente que esta clase de comunicación ha ido cambiando a través del tiempo. Antes existía un bloqueo a dejar fluir las emociones de manera libre y hoy estamos frente a nuevos escenarios donde la apertura, tanto para hombres como mujeres, invita a conectarse con su emocionalidad.

Para mejorar dicha comunicación, Pilar nos entrega una serie de recomendaciones para que las parejas cultiven una comunicación no verbal positiva.

  • Nunca dejar de lado las expresiones de amor a través de abrazos y besos.
  • Ser empático con el otro. Si ha tenido un día con mucho estrés, colocarse en su lugar y tratar de construir un momento grato, como puede ser comer algo rico o ver una película romántica.
  • Ser detallista y acogedor (a), eso transmite ternura y alimenta la relación.
  • Crear códigos gestuales con la pareja y no dejarlos sucumbir con el paso del tiempo.
  • No olvidar la seducción, en todas sus formas, como una herramienta de comunicación no verbal. Siempre será un aporte a la pareja pues manifiesta un interés permanente.

El arte de comunicar

Ninón Jegó, Magíster en comunicación social

Ninón Jegó, Magíster en comunicación social y docente universitaria nos clara que la comunicación corporal representa el 93% del total del acto de comunicar. Lo que viene a ser decidor a la hora de dotar de la importancia que tiene el acto de entendernos entre los seres humanos.

“Tiene que ver con lo gestual, el movimiento, la expresión facial (movimiento de ojos, cejas) y tono de la voz. Es por eso que si uno aprende a traducir lo que se expresa con el cuerpo es posible intuir cuando le están mintiendo, ya que la comunicación corporal es de naturaleza inconsciente y no se puede controlar”, asegura.

Nos agrega que, según su percepción, la gente miente por tonteras, y que estadísticamente cada persona dice en promedio mínimo de 5 mentiras al día, como una forma de no ser vulnerable y mejorar lo que uno es.

Según la profesional, debería existir un curso de comunicación no verbal en cada colegio para que los niños, desde pequeños, se adapten a los diferentes ambientes sociales, familiares y laborales.

El lenguaje (verbal y corporal) crea realidades, lo que nos obliga a ser cuidadosos con la forma en que nos comunicamos en la sociedad o dentro, por ejemplo, de nuestro espacio laboral.

Al respecto, Jegó nos grafica algunos elementos que son imprescindibles a la hora de generar un buen ambiente laboral, sin dobles lecturas y que fortalezca el trabajo en equipo.

  • Mostrar siempre las palmas de las manos abiertas como símbolo de honestidad.
  • Hablar reposado y despacio para que las palabras no suenen a órdenes y suenen como invitación a colaborar.
  • Nunca utilizar la ironía, ya que es algo muy nocivo para el trabajo.
  • En una conversación, mirar al otro a la cara aunque se esté pensando en otra cosa.
  • Preocuparse del margen de error en toda conversación (utilizar el feedback).
  • Considerar que cada ser humanos tiene un canal personal de comunicación. Este puede ser visual (mira lo que te digo), auditivo (escucha lo que te digo) y sensitivo (siente lo que digo). Es por eso que cuando uno habla en el idioma del otro es lo que llamamos alma gemela y reconocemos en el otro a alguien con quien podemos congeniar a la perfección.

Psicología corporal

Katherine Ramírez, psicóloga, no duda en poner a la comunicación no verbal o corporal como un aspecto clave para lograr acercar al otro a lo que uno desea obtener.

Katherine Ramírez, psicóloga

“La comunicación es un área fundamental para el desarrollo humano, ya que nos permite expresar emociones, pensamientos y con ellos nuestras necesidades y requerimientos, pero así también, nos permite entender o saber lo que otros van sintiendo, facilitando el interaccionar en los distintos espacios de la vida personal, laboral, social etc.

Ahora bien, esto no es una tarea fácil, si pensamos que lo expresado es lo que queremos realmente manifestar y más aún transmitir de forma exacta a otros. ¿A cuántos nos ha pasado que a veces tenemos toda la intención de transmitir un mensaje y nos damos cuenta que fue entendido totalmente de forma distinta?

El proceso de comunicación no solo implica la comunicación verbal, es decir el lenguaje oral o escrito, sino que también juega un papel fundamental y prioritario la comunicación no verbal, entendida como todo aquello que no se expresa con palabras sino que se manifiesta a través del cuerpo, específicamente en nuestra postura corporal, nuestra expresión facial, el movimiento de nuestras manos, gestos, conductas, silencios, etc.

En relación algunos aspectos relevantes a considerar en nuestra comunicación no verbal se pueden señalar:

  • Siempre es bueno expresar nuestras emociones, pensamientos o necesidades, es decir, decir lo que nos pasa, lo que nos ocurre, lo que nos incomoda, nuestras preocupaciones, dudas, siempre en un contexto de respeto. Esta comunicación no solo debe ser verbal, también nuestro cuerpo requiere comunicar y sentirse escuchado, a través de una sonrisa, de un llanto, etc.
  • Mantener contacto visual: Frente a un diálogo con otro o un grupo de gente, es relevante establecer siempre contacto visual, ya que esto facilita que el otro se sienta recepcionado e importante en el diálogo o la conversación que establecemos, además denota atención y escucha. De esta forma, es adecuado que si uno se dirige a una persona, se debe mirar a los ojos de forma atenta, si nos dirigimos a un grupo debo preocuparme de mirar a todos a fin de poder integrarlos.
  • La postura corporal: Esta claramente dependerá del espacio, lugar, personas o escenarios personales en los cuales te encuentres, a modo global siempre se sugiere en lo posible tener una postura erguida, de frente al otro con el que me estoy comunicando.
  • En los primeros acercamientos a alguien o a una empresa mostrar una expresión facial acogedora, de agrado, lo cual se traduce en acompañar a través de una sonrisa, del contacto visual y de ubicarnos frente al otro con el que nos estamos comunicando. Es importante tener presente que lo que estamos comunicando en palabras debe ser coherente con lo que nuestra expresión facial manifiesta, ya que esto da más credibilidad a nuestra presentación y comunicación.
  • En espacios donde nos sentimos confiados, seguros, con familiares, pareja o amigos, acompañar nuestras palabras de afecto a través de muestras de cariño no verbal, abrazos, sonrisas, ejecución de conductas que sean importantes para el otro, etc.”.

Como podemos apreciar, la comunicación no verbal o corporal es un vasto terreno sobre el cual nos conectamos entre seres humanos. Por eso, es necesario darnos un tiempo y conocernos a nosotros mismos, por medio del lenguaje corporal, con el fin de que lo que pensamos y sentimos se pueda transmitir de mejor manera hacia los demás, y tú ¿qué quieres transmitir hoy al mundo?

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar