Reportajes

¿Cómo han cambiado las relaciones amorosas? El romanticismo de ayer y hoy

Cuando hablamos de amores de antaño nos referimos a esos romances de tinta y pluma, de paciencia y de ir contra viento y marea por conquistar al ser amado, -eso sí, sin dejar de lado los aspectos negativos- historias dignas de Shakespeare. Romanticismo que con el paso de los años ha evolucionado pues si pensamos en las relaciones desde hace no más de cuarenta años, la liberación de la mujer, las nuevas tecnologías o la regulación de algunos derechos, han llevado a transformar radicalmente a las parejas.

Margarita y Luis se conocieron en 1960, por medio de amistades en común, según cuentan ambos, fueron sus mismos amigos los que ayudaron para que iniciaran una relación al año siguiente. En 1965 contrajeron matrimonio y actualmente llevan 53 años de casados.

Entre risas y recuerdos, comentan que fue ella la que se decidió en conquistarlo, Muy perseverante le hacía postres y dulces a su, en ese entonces joven enamorado, “pochito”, como nombra hasta el día de hoy a Luis.

Margarita, vivió toda su vida en Talca, estudió en diversos colegios de la ciudad y finalmente se dedicó a la repostería y a la costura, las cuales serían fundamentales al momento de sostener la economía del hogar. Luis, por su parte, vivió en Talca desde su nacimiento, estudió en el colegio Santa Rosalía y entró al Cuerpo de Bomberos de la ciudad trabajando como maquinista y voluntario de aquella compañía.

Desde que se casaron vivieron en el Cuartel de Bomberos, hasta que lograron adquirir su casa propia, hogar en el que viven hasta el día de hoy, la casa que se caracteriza por ser el lugar de encuentro para cumpleaños y festividades de toda la familia que está compuesta por sus tres hijos Mauricio, Claudio y Carolina, y sus 11 nietos.

“Pocho” y Margarita, han pasado por altos y bajos en sus más de 50 años juntos, sin embargo, el amor, la paciencia y la perseverancia siempre los mantuvo juntos.

“Considero que el amor de los jóvenes de hoy es muy desechable, ya no existen esas relaciones sólidas y duraderas, todo es mucho más inconsistente, tienen la idea de que si terminan, encontrarán a otra persona para reemplazar a la anterior y eso hace que fallen”, enfatizó Margarita.

Psicología del romance

Gloria Corvalán Moreno, psicóloga y coach terapéutica de Linares, explicó que con el tiempo las relaciones afectivas han cambiado en varios aspectos. “Tenemos el movimiento feminista que ha ido impactando en la identidad de las mujeres. Por ejemplo, en cuanto al autoconcepto, “quién soy” y también en autoestima “lo que valgo”. Las mujeres actualmente sienten mayor libertad de expresar lo que piensan y sienten, y también de exigir lo que quieren. Ya no tienen miedo a “que se les pase el tren”, a no tener hijos, o a separarse después de muchos años de matrimonio”.

En ese sentido, la especialista agregó que gran cantidad de mujeres ya no tienen temor al qué dirán o a no tener pareja, teniendo un mayor grado de seguridad en sí mismas, además se ha generado una actualización en los roles de pareja. “En las parejas de mayor edad, algunas veces los cambios son menos perceptibles y los hombres son mucho más resistentes a facilitarlos, por ejemplo, en contribuir con las tareas del hogar. Sin embargo, en las generaciones más jóvenes ya logramos apreciar cambios en su modo de relacionarse, por ejemplo, en situaciones como compartir el pago de las cuentas, repartir las tareas del hogar, en que las relaciones de convivencia duran muchos años o que simplemente no se casan, en parejas que no tienen hijos o retardan bastante el tenerlos, con mayor participación de los padres en la crianza”, fundamentó.

Por otra parte, la psicóloga enfatizó que otro aspecto fundamental en los cambios de las parejas es la tecnología.

¿CÓMO INFLUYE LA INTERNET Y REDES SOCIALES?

En la época que vivimos, la tecnología y la internet cumplen un rol protagónico en la vida de las personas, donde se incluye el contacto con sus pares. “Estamos experimentando un cambio de era y como en todo orden de cosas podemos encontrar aspectos positivos y negativos, lo importante es mantener un equilibrio en la utilización de internet y siempre privilegiar el contacto físico, la proximidad con las personas que queremos y nos importan”, explicó Carmen Gloria, quien además, indicó ventajas y desventajas de las herramientas tecnológicas y cibernéticas con las que contamos.

VENTAJAS

  1. Tenemos bastante facilidad en cuanto al acceso y a la rapidez a través de la red, facilitando conocer a personas que geográficamente están muy lejos de nuestra ubicación, conectándonos con ellas en milésimas de segundos, cosa impensada no hace tantos años atrás.
  2. Diversos canales de comunicación que facilitan conocer distintos aspectos o antecedentes de la persona en la que estamos interesados, por ejemplo podemos buscar en la web, en Facebook, en Instagram, en Linkedin o Twitter, plataformas donde se encuentran fotos de infancia, videos, pensamientos, creencias, previas relaciones o amistades, permitiendo calificar o categorizar a esa persona sin establecer mucho contacto “en vivo y en directo” y sin que ni siquiera se entere de lo que ya sabemos de él o ella.

DESVENTAJAS

  1. En las redes sociales, generalmente, encontramos una realidad disfrazada o maquillada y situaciones idealizadas. Por ejemplo, si no te gusta cómo eres, o cómo te ves, pones un filtro, incluso en algunos casos pones la foto de otra persona y listo, es decir, puedes lanzarte a la conquista con la identidad que quieras. Pero aquello puede ser un riesgo, pues se establecen relaciones en base a engaños que posteriormente llevan a decepciones.
  2. La tecnología se transforma en un problema adicional para las personas celosas y sus parejas. Existe acceso a gran parte de la vida de la gente a través de las redes, generando conflicto en estos casos, por las experiencias previas o actuales a la relación.
  3. En los últimos años podemos ver que las redes ocupan gran parte del tiempo de la sociedad, situación que deteriora las relaciones interpersonales y la comunicación directa con las personas de nuestro entorno.
  4. Pueden surgir malas interpretaciones, por ejemplo, en los mensajes escritos de WhatsApp, ya que no existe un tono con el que puedas reconocer la emoción asociada al comentario.
  5. Una parte fundamental en las relaciones es el contacto físico, el poder tocarnos o abrazarnos. Si bien, nos podemos ver y escuchar a través de internet, nunca es lo mismo que estar físicamente con esa persona y conectar de verdad.

LA BÚSQUEDA DEL AMOR EN LA HISTORIA

“Media naranja” no siempre será sinónimo de estar en pareja, pues encontrar el amor de la vida no es una tarea fácil de lograr. Eso sí, los factores para buscar una compañía han cambiado con el paso de los años.

A.C – 1600: En la época de la caza y la recolección, las mujeres buscaban hombres capaces de proveer comida para sus clanes, en cambio ellos se sentían atraídos por las mejores tejedoras y jardineras. Sin embargo, a medida que la humanidad avanzó, el matrimonio se convirtió en una estrategia social para beneficiar la posición de una familia en materia de política y finanzas.

1700 – 1900: El amor romántico se puso de moda cuando la Revolución Industrial permitió que la gente dejara de depender de su familia y ganara autonomía financiera y personal. Los matrimonios arreglados empezaron a desaparecer, pero la gente todavía tenía que formar pareja dentro de su propia clase social.

1900 – 1960: Con la llegada del siglo 20, la idea del amor se expandió para incluir la atracción sexual. De todas maneras, aún a mediados de la década del 60 se priorizaba la capacidad económica y los hombres buscaban una ama de casa como esposa.

1960 – Actualidad: Gracias a la revolución sexual, las mujeres pudieron mantenerse sin tener que casarse y ser libres para elegir cuándo formar una familia. Con el tema de la supervivencia resuelto, un soltero o soltera es libre de esperar a esa persona con quien conectarse emocional, intelectual y sexualmente.

OPINIONES SOBRE EL ROMANTICISMO

Matías Aravena, 23 años

“Yo creo que hoy el romanticismo está desviado totalmente, basado en que desde pequeños hemos visto películas donde existe un amor perfecto y todos los finales son buenos, pero al enfrentarse a la vida real no es así, las parejas tienen peleas y momentos altos y bajos, entonces las personas terminan, porque no tuvieron ese final feliz que esperaban y conocen rápidamente a otra persona, facilitado por las redes sociales. Antiguamente si una pareja terminaba, importaba mucho el tiempo y lo que diría el entorno, hoy en día tenemos la facilidad de conocer entre comillas muchas personas por redes sociales, yo creo que no se conoce la palabra amor realmente”.

Francisca Balmaceda, 25 años

“Antiguamente las parejas se conquistaban para estar juntos y casarse, en cambio actualmente —sin querer generalizar— muchas personas conquistan por una noche, entonces creo que ya no existe una consistencia en las relaciones, las relaciones amorosas son mucho más efímeras”.

 

 

Gustavo Inostroza, 26 años

“A mí me carga el amor romántico, creer que el amor es para siempre o querer casarse, yo creo que asiste una idealización errónea de lo que es el romanticismo. Cuando yo estoy conociendo a alguien que me gusta, no trato de conquistarla, pero sí considerarla, trato de hacer cosas comunes para que ambos nos sintamos cómodos.

Y en relación a los cambios generacionales, creo que antes conocer a otra persona iba por etapas, se conocía mucho a la persona con la que se deseaba estar, muchas citas. En cambio, ahora las personas van al grano”.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar