Portadas

“MI PROFESIÓN ES UN REGALO DE LA VIDA PARA AYUDAR A MIS PACIENTES”

Dra. Paula Albornoz, odontóloga

El rostro es la fuente de las emociones. Esas que construyen al ser humano y lo conectan con la vida. La Dra. Paula Albornoz, odontóloga, tiene esta premisa muy arraigada desde que decidió estudiar dicha carrera profesional. Y ella misma lo deja entrever, ya que durante nuestra conversación no solo transmite con las palabras, sino que también con la pasión por lo que hace, por los desafíos que se plantea y por la felicidad que le brinda el dibujar sonrisas en sus pacientes.

Es por ello que su fuerte vocación la ha llevado a continuar especializándose fuera de nuestras fronteras, específicamente en Estados Unidos, desde donde ha traído innovadoras técnicas de medicina estética con el objetivo de contribuir a la salud y bienestar de las personas.

Tan pronto como comenzamos la entrevista, esta profesional penquista, que desde hace un tiempo trabaja en la capital regional de Ñuble, deja aflorar un importante rasgo de su personalidad, la empatía, esa capacidad de conectarse con los demás, generando confianza y calidez que, sin duda, ayudan a escuchar y comprender la realidad de cada paciente, para lograr resultados satisfactorios.  

¿Por qué decidiste estudiar odontología?

Son muchas las razones, la odontología es una carrera de servicio médico y social, ya que brinda la oportunidad de mejorar la calidad de vida integral de las personas. No olvidemos que la cara es un órgano complejo, fuente de nuestras emociones, es la manera de relacionarnos con el mundo, por lo que tener alguna afección en ella, concretamente en los dientes, es motivo de mucha aflicción en el ser humano y, como contraparte, la felicidad tiene su mayor expresión en nuestra sonrisa. Además, desde mi etapa escolar me gustó mucho la ciencia, por ende, siempre supe que quería ser odontóloga, para conjugar ambos aspectos.

VOCACIÓN INSPIRADORA

Paula es una cirujano dentista y licenciada en odontología de la Universidad del Desarrollo – Concepción, y su constante deseo de estar especializándose en nuevas e innovadoras competencias, la llevaron a ser actualmente miembro del American Academy of Facial Esthetics en Estados Unidos. Esta academia forma profesionales médicos y cirujanos dentistas como especialistas avanzados en procedimientos mínimamente invasivos.

Cuéntanos sobre tu trayectoria laboral

Ha sido diversa, tanto en clínicas particulares como en Cesfam en zonas rurales, ambos contextos son muy distintos pero comparten un mismo objetivo: el bienestar del paciente. Desde hace un tiempo, me decidí por vivir y trabajar en la Región de Ñuble (hoy en el Centro de Especialidades Odontológicas Quilamapu), porque veo que como región nueva tiene mucho potencial de crecimiento y desarrollo en todas las áreas, especialmente médica, considerando que cuenta con una población que supera los 400 mil habitantes. Estoy convencida que puedo contribuir con mi trabajo a fortalecer esos servicios médicos que tanto necesita.

¿Qué es ser una profesional de excelencia?

Significa dominar una suma de habilidades, entre ellas, la capacidad de lograr una comunicación efectiva con los pacientes y el personal de salud, trabajar siempre orientada al detalle en los tratamientos, tener gran destreza manual, habilidades de organización y de liderazgo para llevar un equipo de trabajo, así como para resolver afecciones de salud agudas y crónicas, además de resistencia física para estar largos periodos de tiempo realizando tratamientos de cirugía menor.

¿Y cuál es tu sello personal?

El sello de mi trabajo es su enfoque holístico, que comprende la mente y el comportamiento humano como un todo. Las personas son únicas e irrepetibles, desde el aspecto físico y emocional, con vivencias y cargas distintas. La capacidad de empatizar con un paciente desde este enfoque es una ventaja, ya que brinda las herramientas para ayudarlo, dar respuesta a las causas y problemas que se le presenta.

¿La vocación y cercanía con los pacientes es fundamental para ti?

Es gratificante vincularse con los pacientes, por eso en el ejercicio profesional la vocación es muy importante. Cuando un paciente percibe el amor y la dedicación que tienes, se genera una empatía fundamental para lograr buenos resultados. Muchas veces he atendido al grupo familiar completo de un paciente, esa muestra de confianza es significativa, mi compromiso con ellos resiste toda adversidad y espero seguirlos inspirando hacia el cuidado de la salud bucal.

EL LADO HUMANO DE LA TECNOLOGÍA

En el área odontológica, la innovación tecnológica es fundamental,  ¿cómo la abordas?

Efectivamente esto es así. La odontología cambia considerablemente todos los años. Hay que saber adaptarse a estos avances y estar en constante actualización. Ningún profesional debe quedar atrás. Hoy los pacientes buscan tratamientos mínimamente invasivos, rápidos y con post operatorios cortos. Se nos viene una era con cimientos en la odontología digital, y con innovaciones en la forma en la que se llevan a cabo los tratamientos. Por ejemplo, actualmente, se utiliza tecnología láser para remover caries, realizar biopsias, y realizar cirugías periodontales. Uno de los campos más emergentes es la Medicina Estética, el que busca, mediante técnicas mínimamente invasivas, realizar cambios importantes en el territorio orofacial.

Has realizado estudios sobre esto último en Estados Unidos, ¿cuáles son y los beneficios para los pacientes?

Realicé un Máster Course en la AAAMS de Bótox y Ácido Hialurónico, así como un Hands-On Courses de Bótox, Ácido Hialurónico y manejo del Dolor en pacientes con trastornos temporomandibulares en Cleveland, Ohio.

La toxina botulínica y el ácido hialurónico son los protagonistas de la Medicina Estética y la odontología toma fuerza en la medicina estética ya que forma parte del campo de especialización del cirujano dentista, la cabeza y el cuello. Lo que me llamó más la atención de este campo fueron los actuales descubrimientos en cuanto a la toxina botulínica. Una inyección intramuscular de cantidades mínimas de toxina botulínica, principalmente de tipo A, tiene efectos de relajación muscular de larga duración. Esta característica de la BoNT-A se utiliza mucho en neurología y cosmética.

En las últimas décadas, se ha demostrado que las funciones de la BoNT-A no se limitan a efectos relajantes musculares o colinérgicos autónomos, sino que también puede actuar como agente analgésico. Esto quiere decir que la toxina no solo actúa a nivel del músculo ‘relajándolo’ sino que también actúa en el sistema nervioso central produciendo analgesia (disminución del dolor).

El efecto antinociceptivo  (la reversión o alteración de los aspectos sensoriales de la intensidad del dolor) comienza después de ingresar a las terminaciones nerviosas sensoriales, donde estos agentes son transportados axonalmente al sistema nervioso central, lo que sugiere que al menos parte de su efecto analgésico podría ser de origen central.

La BoNT-A está actualmente aprobada para el tratamiento de la migraña crónica; no obstante, han aumentado los informes de casos y los ensayos clínicos que indican su beneficio en numerosas condiciones dolorosas.  En el campo de la Odontología se sugiere su eficacia en afecciones como los trastornos temporomandibulares (síntoma más común de este trastorno es el bruxismo) y dolor neuropático del trigémino.

Las migrañas crónicas y tensionales, y los trastornos temporomandibulares son patologías que inhabilitan a una persona a realizar su vida cotidiana de forma normal. Un paciente con dolor crónico es un paciente muy acongojado que ve afectado su salud física como psicológica.

Los pacientes previamente evaluados y diagnosticados pueden optar a este tratamiento que tiene múltiples beneficios. Entre ellos es que es mínimamente invasivo, no necesitas de grandes procedimientos para llevar a cabo el tratamiento.

Es indoloro y de corta duración, el procedimiento dura aproximadamente 30-40 minutos. Tiene un postoperatorio inmediato, es decir, el paciente puede hacer su vida normal luego del procedimiento.

Y lo más importante, es que se aniquila el dolor crónico sin necesidad de seguir tratamientos con medicamentos como los opioides que son altamente adictivos.

¿Cómo te proyectas considerando que eres una profesional apasionada en lo que haces?

Mi sueño es seguir especializándome y actualizando mis conocimientos para estar a la vanguardia de los adelantos en la medicina. Tener esta motivación y oportunidad es un regalo que espero poder compartir con mis pacientes durante toda mi vida profesional.

Teléfono: +56988202658
Correo electrónico: drapaulalbornoz@gmail.com
IG: @dra.albornozdentista

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar