Portadas

María Soledad Castro, Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio

“Todos los días tenemos algo nuevo que aprender”

Nació en San Antonio, pero al poco andar se trasladó a Chillán. Por estudios, se fue a Santiago para cumplir uno de sus grandes sueños: estudiar Relaciones Públicas, una carrera que orientó al mundo del arte. Fue así como volvió a la ciudad chillaneja para desempeñarse en cargos ligados a la cultura. Hoy, María Soledad Castro, con orgullo es Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Viernes en la tarde y la Escuela México de Chillán como lugar de encuentro. Ahí, donde a mediados del año 1940 llegaron los pintores mexicanos David Alfaro Siqueiros y Xavier Guerrero para dejar su arte plasmado en maravillosos e históricos murales: “De México a Chile” y “Muerte al Invasor”.

Fue en ese mismo espacio donde nos reunimos con María Soledad Castro, Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, para llevar a cabo una entrevista íntima sobre su infancia, trayectoria profesional y también sus preferencias.

María Soledad Castro, Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio¿Dónde nació?

Nací en San Antonio, en la Región de Valparaíso, pero me vine a vivir a Chillán cuando tenía alrededor de cinco años.

Y sus estudios escolares, ¿dónde los desarrolló?

Estudié en el Instituto Santa María, luego me cambié y terminé el cuarto año medio en el Colegio Concepción.

¿Cómo recuerda esa época escolar?

Muy entretenida, buenos compañeros de curso, una época muy feliz. Cuando estudié en el Instituto Santa María era un colegio solo de mujeres, pero cuando llegué al Colegio Concepción pasé a un establecimiento mixto y eso me abrió una mirada distinta en términos de amistad.

Frente a ambas experiencias, ¿cuál es su opinión sobre los establecimientos educacionales segmentados?

La verdad es que hay que ir caso a caso, yo prefiero los colegios mixtos pero si es que el establecimiento educacional es segmentado, tampoco me opongo.

¿Y quiénes componen su núcleo familiar?

Mis padres y mi hermana, una infancia que no fue tan fácil porque mi mamá falleció cuando yo tenía 12 años, pero fue una niñez siempre con una mirada positiva.

Una decisión acertada

Estudió Relaciones Públicas en la Universidad del Pacífico, ¿cuál fue el motivo de elegir esta carrera?

Pienso que Relaciones Públicas es una carrera muy amplia en términos de conocimientos, la verdad es que iba bastante con mi personalidad y creo que sin lugar a dudas no me equivoqué.

Además del cambio de colegio a universidad, también se mudó a Santiago para estudiar…

Sí, pero en el tiempo que egresé del colegio todos sabíamos que íbamos a terminar estudiando en Concepción, en Santiago o en otra ciudad. Fue un cambio que vivimos todos juntos como compañeros de curso, algunos compartimos departamento o pensión, entonces fue una cosa bien comunitaria en ese aspecto.

Pasión por la Cultura

Relacionadora pública de profesión, María Soledad desde el año 2000 orientó su trayectoria en el área de la cultura y las artes. Estuvo a cargo de la galería de arte del Diario Estrategia y también en eventos corporativos de la Fundación Telefónica, en Santiago.

Luego, regresó a Chillán por motivos familiares y se desempeñó durante 13 años en el Centro de Extensión Cultural Alfonso Lagos de la Universidad de Concepción (Cecal). En 2017, realizó una pasantía en Alta Dirección Pública en Gestión Cultural de la Escuela de Política y Alto Gobierno del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset, adscrito a la Universidad Complutense de Madrid y a la Universidad de Valparaíso.

¿Cuál fue el motivo de orientar su profesión al área cultural?

La verdad es que yo siempre tuve inquietudes con el área cultural porque mi padre era muy buen lector y, de alguna manera, por esos azares de la vida, una de las “pegas” que tuve en Santiago fue en Fundación Telefónica, donde nos tocó producir importantes exposiciones y de ahí fui de a poco conociendo el mundo del arte, de la gestión cultural, a los artistas, generando redes, lazos y encontré que este era mi nicho de trabajo.

María Soledad Castro, Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio¿Qué le apasiona de la cultura?

Si tú le preguntas a cualquier persona que trabaja en el área de la cultura, maneja la misma pasión y la misma entrega en el trabajo. La cultura es algo que es muy transversal, que cohesiona y provoca muchas veces alegrías o emociones en la gente… Es algo indispensable en el desarrollo integral de las personas.

Una nueva faceta

El 10 de abril de 2018 María Soledad asume como la primera delegada ministerial de la nueva Región de Ñuble. Meses más tarde, específicamente el día 6 de septiembre, es declarada como la primera Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

¿Por qué decide ingresar a la política?

La verdad es que uno hace política más veces de la que cree, y en otros contextos que uno ni siquiera se da cuenta. Creo que esto puede haber sido un paso más formal a la política, pero siempre hacia el desarrollo cultural de la región.

¿Cómo asume este cargo?

Lo asumo todos los días con mucha responsabilidad, humildad y con la entrega que se requiere, creo que ser Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio en la Región de Ñuble tiene un peso súper importante. La verdad es que ha sido una experiencia realmente maravillosa, trabajar con un gabinete joven, todos impulsados por el bien común… Estoy muy contenta.

¿Cuáles son los desafíos en esta seremia?

Los desafíos tienen que ver con un afán descentralizador de la cultura, creo que las 21 comunas deben estar en el foco de la preocupación, en el desarrollo de nuestro trabajo y es así como lo hemos estado haciendo.

Hemos visto en este periodo el rescate hacia las artesanas, por ejemplo…

Sí, se está realizando un trabajo muy fuerte con las artesanas desde el ministerio. Pienso que el trabajo de Ñuble siempre tiene que ser mirado con la tradición del pasado, pero con los desafíos del futuro.

¿Qué ha aprendido con este cargo?

Que todos los días tenemos algo nuevo que aprender.

 

Libro favorito: Mi hermano Teo, un libro muy lindo y que cuando terminé me dejó llorando.

Película favorita: No me canso de ver El pianista.

Artista que admire: Marta Colvin, mujeres creadoras vanguardistas de Ñuble.

Pasatiempo favorito: Viajar, no me gusta estar mucho tiempo en el mismo lugar.

Meta: Espero que al final de mi periodo como Seremi, haber aportado para desarrollar la cultura en Ñuble.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar