Portadas

“EL PROYECTO FIC FRAMBUESA UCM ES UN GRAN APORTE A LA AGRICULTURA LOCAL Y NACIONAL”

Dr. José Naranjo, FIC Frambuesa

Licenciado en Física, Postgrado en Geofísica en Venezuela y Doctorado en Ciencia Tecnológica Aplicada y Modelamiento Estadístico Matemático en Argentina, el Dr. José Naranjo ha sido un aporte fundamental en el desarrollo del proyecto FIC Frambuesa de la Universidad Católica del Maule (UCM), financiado por el Gobierno Regional del Maule.

Hoy culmina su vínculo con este proyecto, donde estuvo encargado de trabajar los sistemas de visión por computador, a través del desarrollo de algoritmos de inteligencia artificial y el tratamiento de imágenes, para determinar la calidad de la frambuesa.

En cuanto comenzamos a conversar con el Dr. Naranjo nos dijo que estaba culminando algunas pruebas de software y del proceso de patentado del proyecto. “Nos ha llevado bastante tiempo en todo lo que es redacción y prueba de revisión de patentes”, aseveró.

 

¿Qué evaluación hace del proyecto?

Estamos en un punto culminante y completo, ya que se hizo la presentación de la solicitud de la patente y comenzamos con lo que era segmentación semántica en la detección de objetos, es decir, individualizar la bandeja de frutas de frambuesa, con resultados bastante buenos.

Habría que mejorarlos un poco más con la información que se pudiera captar con algún otro tipo de cámara, pero por lo menos los resultados son satisfactorios en ese punto.

¿Qué balance hace desde el punto de vista personal?

La participación en este proyecto me sirvió mucho, pero dejó planteados nuevos desafíos como ahondar más en el conocimiento a través de un mejoramiento. Lo que falta es hacer pruebas para optimizar el equipo y el programa hechos, llevarlo a una planta e instalarlo para comenzar a hacer pruebas, adaptándonos a los criterios de cada empresa.

Nosotros trabajamos con un criterio limitado basado en características, lo que llamaríamos indicadores de calidad. Con eso se obtienen imágenes reales, pero para crear un software integral, es necesario llevar el equipo a una empresa y empezar a tomar muestras. Según la evaluación manual de ella vamos ajustando el programa hasta obtener los resultados adecuados, vinculados a los parámetros o controles de calidad que establezca cada empresa para la foto.

¿Se cumplieron los objetivos planteados inicialmente?

Se cumplieron totalmente, hoy, como señalo, es necesario dar un paso más allá y para industrializarlo hay que adecuar ese software con el que trabajamos a los requerimientos de la empresa en particular o tratar de estandarizarlo para cada empresa.

Lo positivo es que la detección de las diferentes enfermedades de la fruta la hicimos de forma modular, de manera que, si yo quiero mejorar la detección de frambuesas albinas, por ejemplo, solo toco ese módulo, lo demás no se toca, lo que nos brinda una gran ventaja. Trabajamos cada defecto de manera individual. No hay que tocar lo que ya está hecho para agregar lo que se requiera y no cambiar todo un bloque. Eso sí, para llevarlo a una escala industrializada de mercado, hay que sentarse y desarrollar aún más la máquina, a través de la empresa de base tecnológica, para establecer los costos de producción.  

¿Qué destaca del trabajo en equipo?

Ha sido excelente porque cada quien abordó su parte en el proyecto, lo que en conjunto nos brindó la conexión con la empresa agrícola. El trabajo mancomunado fue clave para el éxito del proyecto. Porque eso da pie para poder mejorarlo y optimizarlo con el fin de obtener mejores resultados.

Por eso, los profesores de la UCM, Marco Mora y el profesor Claudio Fredes, han jugado un rol fundamental en los objetivos alcanzados por el proyecto, debido a su conocimiento, planificación y ejecución en el rubro agrícola. Asimismo, el profesor Andrés Valenzuela fue el encargado de la asesoría económica respecto del manejo de la fruta pensando los mercados extranjeros, cumpliendo una excelente labor.

Respecto de esto último ¿cómo visualiza el trabajo en el laboratorio?

Con mucho crecimiento, por cuanto la IA nos permite seguir aportando a través de proyectos útiles para el desarrollo de la Región del Maule, de Chile y del mundo. Además, como mencionaba, contamos con las herramientas para generar proyectos de automatización para empresas. Por ejemplo, hay servicios como Microsoft Azure, Google Colab, Amazons Web Services, que ofrecen los algoritmos de IA para armar los modelos desde sus cuentas. Todo esto hace que el laboratorio tienda a emigrar a nuevas áreas del conocimiento, donde las empresas no resuelven, sino que uno es el que le resuelve los problemas.

¿Cómo proyecta el FIC Frambuesa UCM?

Creo que se proyecta favorablemente. La maquinaria es mejorable en muchos aspectos, ya que es un área (agrícola) donde no existe este tipo de tecnología, lo cual es una gran ventaja, ya que al automatizar los procesos se podría alcanzar una igualdad o equidad en la evaluación de la carga a los pequeños y medianos productores, por lo que tiene mucha aplicación y desarrollo. Ese es el gran beneficio que aporta el proyecto y el equipo de profesionales que estuvo detrás.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar