Novedades

Facultad de Ingeniería UCM mira hacia el futuro con la Ingeniería Civil Electrónica

El Coordinador de Laboratorios de la Escuela de Ingeniería Civil Electrónica, Dr. Fernando Tapia Ramírez, destaca tanto la formación disciplinar de la facultad como el sello valórico que entrega la universidad, con lo cual la especialidad se compromete con las proyecciones tanto en el sector productivo como también en el científico, ambos requirentes de altos estándares de ingeniería aplicada.

La Ingeniería Electrónica es una rama de las Ciencias de la Ingeniería que se diferencia por hacer un uso racional e inteligente de la energía y el uso de semiconductores, los cuales se sustentan en modelos matemáticos y algorítmicos que dan la posibilidad de establecer un control de procesos y robótica.

Ellos están a nuestro alcance en la vida cotidiana, ya que hoy la gran mayoría de los sistemas automáticos que nos rodean cuentan en alguna medida con partes y piezas de índole electrónicos que conjugan ambas aplicaciones. Desde los actuales aparatos móviles con sus menús interactivos, hasta equipamiento clínico que logra salvar y prolongar la vida de un ser humano, tienen la incorporación de este tipo de desarrollos.

En este contexto, la Universidad Católica del Maule, en su mirada hacia el futuro y compromiso con la región y el país, decidió apostar por esta especialidad, lo que implicó una importante inversión en modernos equipamientos asociados a robótica, instrumentación, automatismos y transmisión de información, junto con la conformación de un equipo académico pertinente para cumplir la misión de la que ya son parte estudiantes en su segundo año de formación.

“Nuestra carrera destaca tanto por la formación disciplinar como por el sello valórico UCM, comprometiéndose de esta manera con las proyecciones que puede tener tanto el sector productivo como también científico requirente de altos estándares de la implementación tecnológica”, plantea el Coordinador de Laboratorios de la carrera de Ingeniería Civil Electrónica, Dr. Fernando Tapia.

El académico agrega que el elemento diferenciador es un profesional innovador con la capacidad de concebir, diseñar, evaluar y dirigir proyectos que ofrezcan soluciones que integren tecnologías y que respondan a necesidades en un contexto regional, nacional e internacional.  El diseño de soluciones, la evaluación y explotación en el uso de sistemas electrónicos, considerando factibilidades técnicas, económicas y medioambientales aplicadas a los ámbitos de microelectrónica, automatización y telecomunicaciones.

Dentro de las actividades propias de un Ingeniero Civil Electrónico de la UCM, es posible destacar el uso de Sistemas sensométricos, para detectar variables físicas y luego ser procesadas a través del uso de algoritmos, uso de Circuitos electrónicos diseñados a medida, acordes a requerimientos y finalmente una de las aplicaciones más relevantes corresponde a la integración de todo esto en sistemas Robotizados que poco a poco van ocupando un lugar importante en nuestra vida cotidiana. “Estamos formando profesionales altamente versátiles en la integración de tecnologías. Un Ingeniero Civil Electrónico puede trabajar fácilmente comunicándose con otras especialidades de la ingeniería, mecánicos y profesionales de la ciencia en general, tales como área de la salud por ejemplo,  para poder desarrollar sistemas porque tiene un completo manejo de las ciencias básicas y con una importante orientación en todo el proceso de formación hacia la resolución de problemas concretos en la práctica a través de módulos integradores”, precisa Tapia.

Y justamente esa vinculación con el entorno es, también, otro sello relevante de la carrera al mirar las necesidades de la región. “El Maule, en general, es eminentemente agrícola, y ahí hay temas relevantes que solucionar como las falencias de los agricultores en el acceso al agua, que es necesario abordar para optimizar el trabajo, y también respecto de lo que significa sembrar en forma más precisa. A ello, se agrega la necesidad de ser más eficientes en algunos procesos donde la inteligencia artificial podría ser de gran ayuda como, por ejemplo, el envasado del vino y aceite de oliva, la selección de productos o la separación de algunos fluidos y gases que hagan más seguro el trabajo de las personas, como así también, hacer desarrollos en las nuevas tendencias de electromovilidad”, indica el académico.

Por eso el académico subraya que la Facultad de Ciencias de la Ingeniería UCM se planteó el desafío de crecer, implicando ofrecer una Ingeniería Aplicada de alto estándar. “La Ingeniería Electrónica es eso, una carrera científica y tecnológica que exige y obliga a un profesional a tener una visión de futuro, que permite estar a la vanguardia generando más tecnología o mejorando las ya existentes”, concluye Tapia.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar