Novedades

Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos UBB

LA SALUD QUE QUEREMOS

Chile en los últimos meses ha sido protagonista de diversas manifestaciones, producto de una crisis social profunda que ha llevado a las personas volcarse a las calles para reclamarle al Estado condiciones dignas en salud, educación y pensión principalmente, todo ello enmarcado en el llamado a una Nueva Constitución para el país.

Es así como la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos de la Universidad del Bío-Bío (FACSA) quiso contribuir a la reflexión ciudadana, generando espacios de conversación en torno a cambios profundos que nuestra sociedad requiere para procurar el derecho a una salud con equidad. Es por ello, según nos comentaron desde la Comisión Organizadora, conformada por profesionales y académicos del área de la salud y coordinada por la secretaria académica de la Facultad, que se fueron creando espacios triestamentales, abiertos a la comunidad; mediante la realización de dos cabildos en salud y un conversatorio, junto a la difusión de los mismos a través de programas radiales para la Región de Ñuble.

Primer cabildo

Gran parte de la reflexión surgió en torno a lo  declarado en la Constitución sobre la salud, y cómo el Estado otorga la libertad a las personas a elegir entre el sistema público o privado, sin garantizar finalmente una salud de calidad para todos / as.

En este sentido se concluye que el Estado, en su rol garante, debe fiscalizar que la salud sea de calidad, oportuna, con cobertura financiera y equitativa. Por lo contrario, a la realidad donde el Estado y la Constitución permiten espacio a la salud privada para satisfacer las necesidades que no cubre la salud pública, fomentando de esta forma aún más la desigualdad en la distribución de los recursos fiscales, siendo estos escasos y limitados.

Se señala a su vez el propósito de contar con un sistema único de salud, que no genere una salud de primera y segunda categoría, donde todas las personas tengan garantía y cobertura a una salud con óptimas condiciones tanto desde el punto de vista físico como mental, añadiendo que, para dar respuesta a lograr reconocer la salud como un derecho constitucional, se debe considerar el problema multifactorial y multisectorial, donde  estos segmentos sean trabajados de forma estratégica, tanto a nivel nacional como regional.

Al mismo tiempo, se identificó la urgencia de incorporar dentro del código sanitario profesiones como Fonoaudiología y Terapia Ocupacional, que permitan una  mayor cobertura de atención a la población, y asimismo se generen espacios para un mayor campo laboral en el área, relevando a las familias con personas con discapacidad que requieren de atención oportuna.

Por otro lado, la provisión de los servicios de salud corresponde a la propiedad del prestador de servicios.  Se  reconoce entre los asistentes al cabildo, una falta de buenas prácticas en la gestión de las entidades que entregan el servicio, entre estas: derivaciones oportunas, orientaciones al tratamiento que vengan con un seguimiento, sistematización en la entrega de información al usuario (existencia de protocolos), mayor cobertura en red de apoyo; a su vez seguir procurando por mejorar la atención al público, generando una democratización de la relación usuario- profesional, con mayor desarrollo de competencias conductuales por  parte de algunos profesionales, de modo de contar con un trato más humanizado.

De esta manera, la conclusión del primer cabildo fue que la oferta de servicios en salud, debería ser el producto de un análisis en el que confluyan el conocimiento y la opinión del nivel técnico, las características demográficas y epidemiológicas de la población y las necesidades percibidas por esta. El análisis de percepción de las necesidades de salud desde la perspectiva del usuario es una dimensión no siempre considerada. Incorporarlas en el proceso de elaboración de políticas en salud, implica buscar estrategias adecuadas para conocerlas y estudiar su impacto en los costos en atención de salud y en la reducción de las desigualdades en salud entre comunidades.

Segundo cabildo

Si bien se hizo énfasis en preguntar cuáles son las necesidades en salud que a criterio de los asistentes no han sido cubiertas y cuáles son las acciones que deben liderar los actores sociales respecto a la salud, varias de las conclusiones se orientaron a fortalecer las condiciones que debe brindar el Estado en el sistema público, considerando que más del 70 % de la población chilena es usuaria de este.

Por otro lado se mencionó la ausencia del rol fiscalizador por parte del Estado frente a la colusión de las farmacias con la venta de algunos medicamentos de alto costo y que van en desmedro de la salud de las personas.

Sin lugar a dudas uno de los énfasis estuvo puesto en el presupuesto anual en salud que otorga el Estado el cual resulta insuficiente y asimismo la precaria distribución de fondos en los programas de salud, por lo que se debe interpelar a la compra de servicios al privado lo que nos conlleva a una calidad ineficiente del servicio y un sistema que no logra cubrir las garantías en salud con calidad y equidad como es de esperarse.

Es importante mencionar que el conversatorio por el derecho a la salud organizado por la Facultad, contó con la participación de tres panelistas: un abogado, un profesional dirigente de la Federación Democrática de Profesionales Universitarios de la Salud de Ñuble (FEDEPRUS) y una asistente de la comunidad a los dos cabildos y usuaria del sistema público de salud; que además de contextualizar a las personas asistentes de la distribución, conformación y políticas del sistema de salud chileno, los gastos y lo declarado a nivel constitucional, sirvieron para validar que de esta crisis debemos esperar un nuevo marco de Constitución que garantice la salud que queremos para todos/as los chilenos/as.

“Por último mencionar que, como universidad estatal, seguiremos generando espacios de diálogo con la comunidad y procuraremos porque la formación de nuestros profesionales esté orientada  a fomentar la responsabilidad social con acciones claves que permitan brindar una salud de calidad, relevando la humanización de los servicios de salud”, concluyeron desde la Comisión Organizadora.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar