Mi otro Yo

Valentina Silva, cantante

Valentina Silva, cantante

“Cada cosa mala tiene algo bueno, así estoy viendo y me ha funcionado súper bien, creo que es una forma que todos deberíamos implementar y nos cambiaría la vida”.

VALE BLOOM

COMO

CELIA CRUZ

 “Me hubiese gustado ser como Celia Cruz, ya que muchos no creían  en ella, pero finalmente triunfó. A mí me pasa algo así, muchos no creían en mí, y aquí estoy, lo estoy logrando, de a poco pero para allá voy. Yo creo que esa es una de las cosas más importantes por la que elijo a Celia como mi personaje”.

Con la cantante cubana, Celia Cruz, se identifica Valentina Silva, la joven chillaneja conocida en el ambiente artístico bajo el pseudónimo de “Vale Bloom” y exparticipante del programa “Rojo: el color del talento”. Además, escogió a la reina de la salsa por su vida y por ser su referente musical, ya que al igual que ella es de Latinoamérica, comparte algunos rasgos de su estilo música y le gusta transmitir alegría tanto en sus canciones como en sus shows artísticos.

¿Cómo te reflejas en Celia Cruz?

“Primero porque nadie creía en ella, solamente su madre y no tener tanto apoyo es súper complicado para llegar arriba. Además, de ella aprendí la fuerza y perseverancia en mi carrera artística, estuve en Rojo y estoy preparándome para volver en el repechaje.

También, la alegría y eso es súper importante, ya que si uno se echa a morir, hasta ahí no más llegamos, en cambio si uno busca la alegría hasta en los detalles más pequeños la podemos encontrar. Yo creo que Celia obtuvo su alegría de todas las cosas malas que le pudieron pasar, entonces yo digo, cómo yo no voy a poder relucir todo lo bueno de mis momentos difíciles y así comencé a ver todo con más alegría”.

¿Cómo defines a Celia Cruz-Artista?

“Ella era una artista que cantaba maravilloso, tenía su propio sello que se caracterizaba por transmitir mucha energía, felicidad y positivismo. Eso yo también lo quiero lograr y en algún punto lo he logrado, ya que hay niñas que me dicen que les alegro el día cuando ellas escuchan mis canciones, o cuando tienen un mal momento escuchan mi canción “Baby, me enamoré” y les cambia el estado de ánimo. En ese sentido, a mí me pasaba cuando era pequeña que al escuchar las canciones de Celia Cruz y oír su típico “azúuuucar” me alegraba mucho. Yo en cambio, tengo algo típico que aparece en mis canciones y en mi risa “jajaaa” y las personas que las escuchan saben que es algo muy mío y que no puede faltar en mis canciones, como el “azúcar” en las de Celia”.

¿De qué manera has forjado tu carrera teniendo el ejemplo de Celia Cruz?

“Antes de estar en el programa Rojo, no habían muchas personas que creyeran en mí, todos pensaban que era un gasto de plata que me dedicara a la música, excepto la gente fiel que me sigue. En algún momento tuve amigos que a mis espaldas decían que prácticamente estaba loca y que no iba a lograr cumplir mis metas, y a Celia le pasó algo así, la gente hablaba a sus espaldas y eso es triste, pero da fuerza para salir adelante. Son etapas que hay que vivir, siendo fuerte, creyendo siempre en uno mismo y perseverando en nuestros sueños, ya que si uno no lo hace, ¿quién?

Por otro lado, hay personas que me dicen que cómo puedo estar bien si fui eliminada de algo que era mi sueño, pero es porque de esas semanas que estuve en el programa saqué muchas cosas buenas y eso lo aprendí gracias a Celia, cada cosa mala tiene algo bueno. Así lo vivo y me ha funcionado súper bien, creo que es una forma que todos deberíamos implementar y nos cambiaría la vida”.

¿Cómo evalúas tu paso por Rojo?

“Estuve una semana en vivo y dos semanas antes de salir en pantalla. Fue psicológicamente súper agotador, ya que estaba sola en Santiago, sin mis papás. Cuando me mandaron a capilla para mí fue terrible porque las críticas fueron muy fuertes, pero esta experiencia me sirvió mucho para aprender y crecer en diferentes ámbitos”.

Fuiste eliminada del programa, pero ¿estás trabajando para volver?

“Sí, participaré de la etapa de repechaje”.

¿Cómo te preparas para eso?

“Congelé en la universidad y con el tiempo que tengo ahora estoy tomando clases de canto particular en Santiago tres veces a la semana. Además, preparando el repertorio y también en lo físico, ya que eso ayuda en el canto y yo no lo tenía contemplado anteriormente”.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar