Mi otro Yo

Pamela Avello, terapeuta chillaneja

CleopatraCleopatra es indudablemente una de las mujeres más famosas de la historia, quien se convirtió en reina de Egipto tras el fallecimiento de su padre, Ptolomeo XII, en el año 51 a.C. Se le reconoce por su belleza e intelecto, de hecho tenía conocimientos de distintas ciencias como la medicina o astronomía, y también por sus relaciones amorosas con Marco Antonio y Julio César.

Hace 29 años Pamela Avello comenzó en el rubro de la estética, ofreciendo tratamientos para adelgazar, post-operatorios, de belleza, entre otros. Luego, amplió sus conocimientos en medicina complementaria, tales como terapeuta floral, hipnosis clínica, entre otras. Actualmente, trabaja en su clínica ayurveda “Swaithashana”.

No obstante, Pamela detiene su rutina diaria, se maquilla con lápiz de ojo negro y se aplica sombra, para transformarse en “su otro yo”, Cleopatra.

¿Por qué eliges este personaje?

Por sus principios de vida que la llevaron a ser la faraona más recordada, porque a pesar de la gran cantidad de obstáculos que ella debió superar durante cuatro décadas, salió airosa gracias a su inteligencia, fuerza, encanto, seducción, valentía y preparación para lograr mantenerse en pie frente a la adversidad o fracaso. Además, por su capacidad de seducir intelectualmente, sabía de las estrellas, del cosmos, matemáticas, literatura, medicina, cuidados personales y hasta siete idiomas.

Una reina apasionada que destacaba por su encanto personal, que gobernó en un mundo de hombres y no tuvo miedo, sino coraje. Se reinventaba cada vez que requería.

De aquellas características, ¿cuáles compartes?

El reinventarse ante cualquier situación, mostrar lo mejor de ti, la independencia para gobernar nuestro propio mundo, la valentía y fuerza frente a la adversidad. También que hay que levantarse y continuar cuando hay fracaso, aprender ello, estudiar todas las áreas para aplicar en lo que haces, por ejemplo no solo saber de un tema como belleza, sino también biología, astronomía, medicina, geometría, psicología y poder incorporar un todo en lo que hago para perfeccionar el servicio.

Cleopatra es el símbolo de la belleza, ¿qué significa este concepto para ti?

Para mí la belleza es sinónimo de salud, es la salud de tu piel, cabello, mente, emociones, órganos y para eso debes estar conectada contigo misma adentro y afuera. Para eso, debes tener en orden todo, calidad y tiempo de sueño, alimentación adecuada a tu constitución, actividad física, movimiento, quietud de mente, cuando todo eso está en equilibrio y lo pones en práctica como rutina diaria obtienes salud, belleza y vitalidad. Además que la salud y belleza se percibe en la mirada que es la puerta del corazón y emociones, donde reside el amor, el reflejo del alma.

29 AÑOS DE TRAYECTORIA

Cuéntanos sobre tu trayectoria profesional…

Comencé hace 29 años en la estética, en tratamientos para adelgazar, tratamientos para post operados, entre otros. Luego, estudié los servicios de spa y belleza de hotelería donde trabajé con grandes compañías y laboratorios españoles al cuidado del bienestar y belleza, me perfeccioné en tratamientos de relajación, como lo era baños de leche, de vino, vino terapia, baños de hierbas medicinales, envolvimientos corporales de frutas, chocolate, entre otros, en una parcela camino a Coihueco llamada “Silhouette el bosque”.

Luego, continué estudiando hipnosis clínica para tratar la ansiedad, más tarde me especialicé en terapia floral para tratar las emociones. Fue así como en 2011 comencé mis estudios de medicina ayurveda, me fui a perfeccionar en India en Jaipur Clínica Chakrapani en los cuidados de la mujer, niños y rejuvenecimiento de células para rasayana y sus respectivos tratamientos. En 2017, nuevamente en la India, en el estado de Kerala estudié por dos meses para la preparación de medicina en base a hierbas medicinales y alimentación. Actualmente trabajo en clínica ayurveda Swaithaishana, donde aplico lo aprendido en 29 años de trayectoria con la filosofía del oriente.

En ese sentido, ¿cuál es tu filosofía de vida?

Sentirse con vida. Es decir, vivir siempre desde el corazón, de lo que intuye y nunca de hacer algo porque tu mente te domina, solo tu corazón sentirá cuál es el camino correcto a seguir. También, poner pasión en el trabajo, porque así siempre darás el mejor servicio y nunca apurar, solo esperar, abrazar la oportunidad y ser agradecidos de lo que vivimos cada uno. Y sentirse linda siempre, porque eres tú  es tu mejor versión de ti. Es la filosofía del oriente, gratitud siempre de poder compartir, dar y de lo que recibo.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar