ColumnaLiderazgo

El mejor regalo siempre será dar amor

navidad-camila-zarzar

En tiempos de festividades navideñas, las compras excesivas, el sobreendeudamiento y la frustración de no poder regalar más de lo que nuestras posibilidades  nos permiten a nuestros seres queridos, es un tema de conversación entre muchas personas.

Existen algunos que compran el amor, el cariño, el respeto y la admiración a través de su poder económico. Más amor es = a más plata. No hay plata= no hay amor.

Bajo esa consigna, mientras más regalos hagamos, más amor creemos que entregamos. Por eso nos dejamos llevar por las tentadoras ofertas que nos ofrecen la publicidad y las casas comerciales. Ropa, carteras, zapatos, relojes, joyas, cremas, tecnología, autos, viajes y mucho más… Mientras más caro el regalo, más valioso es.

Mientras más barato el regalo discriminamos aquel obsequio, despreciando el gesto o la intención que tuvo la persona que lo regaló.

Muchas personas y familias hacen odiosas comparaciones respecto de quién regaló lo más caro y para quién. Dándole protagonismo al costo y tamaño del obsequio.

Hijos exigentes que hoy por hoy exigen regalos a su antojo indistintamente de la posibilidad real de los padres para hacer frente a tales demandas.

Padres culpables muchas veces por no poder complacer los anhelos y las expectativas que tienen sus hijos frente al regalo de navidad.

Hijos que se sienten menos frente a sus amigos por los regalos que recibieron. Fomentando un círculo vicioso entre grandes y chicos.

La navidad pasó de ser el nacimiento de Cristo a tener un solo protagonista: los regalos.

Lo que puede parecer una celebración de amor y reunión entre las familias puede terminar en disputas y peleas por nimiedades. Incluso llevando a personas a la muerte por riñas entre cercanos.

Cenas por compromiso más que por una verdadera intención de compartir con el otro, que se supone es familia. Sangre de tu sangre.

Cuántas familias separadas por dinero, o viejas rencillas que por años han mantenido a los involucrados distanciados sin poder conversar y perdonarse. Disputas entre padres, madres, hijos, hermanos, primos, cuñadas, suegras, suegros.

Una festividad que involucra muchas veces compartir con personas que se  aman y odian al mismo tiempo. Sin haber perdón y reconciliación en ese vínculo.

También se encuentran las personas que se deprimen ya sea porque recuerdan momentos familiares anteriores, o bien por personas que ya no están, o  simplemente porque se encuentran lejos de los que más aman.

Hay muchas realidades que podemos observar frente a una festividad que tiene como objeto llamar a la reunión familiar.

Hoy el país y la región completa están en una crisis profunda llena de incertidumbre. Donde muchas personas han quedado sin empleo, o bien han visto una merma considerable en sus ingresos.

Esta crisis es una gran oportunidad para recobrar el verdadero sentido que tiene la navidad: el nacimiento de Cristo.

Una fecha que invita a la introspección y a compartir con nuestros más cercanos. Familia y amigos. Un momento para regalar el mayor tesoro que tenemos los seres humanos: tiempo, interés, cuidado y amor.

Las flores falsas no compran el sentimiento. El cuidado, el amor, el respeto, el interés hacia el bien superior de los que amamos hacen la diferencia.

No hay regalo que pueda comprar el amor. Puede comprar un falso interés, pero no el amor.

Este tiempo nos invita a todos a dejar el consumismo irresponsable de lado que nos lleva a sobreendeudarnos, reventando nuestra capacidad crediticia solo por complacer, sin saber si es posible responder a futuro con los compromisos pactados.

Sobreendeudarse para dar amor no es dar amor.

A veces no darle todo en bandeja a los hijos puede ser el mejor regalo que como padres podemos brindarles. Enseñarles el verdadero valor de las cosas.

Las cosas que cuestan adquieren un mayor valor emocional para las personas.

La MasterCard y la Visa compran cosas y experiencias… No compran felicidad, tranquilidad, paz, ni mucho menos amor.

Te invito al cambio

Camila Zarzar Amor

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar