Entrevista

Valeria Jobet, periodista y empresaria

“Soy una periodista en el mundo empresarial”

Valeria Jobet, periodista y empresariaEstudió Periodismo en Santiago, pero gracias a su marido, Hernán Eguiluz, conoció el mundo de la peluquería y la belleza. Ambos son propietarios de “La Casa del Peluquero” en Talca, lugar donde Valeria ha desplegado todas sus habilidades comunicacionales. Está feliz por eso, pero en mayor medida por la familia con la que cuenta, sus padres, hermanos, marido y sus dos hijos que completan un círculo de bienestar que es la base de su motor diario.

¿Cómo podrías resumir tu vida de niña y adolescente?

“Soy talquina, nacida y criada en esta tierra. Tengo cinco hermanos, Juan Pablo, Daniela, Claudia, Pascale y María José. Estudié en las Escuelas Concentradas y terminé mi enseñanza media en el Colegio La Salle, pero los mejores años de mi infancia y mi etapa escolar los tengo en las Concentradas. Fue una etapa muy bonita. Y luego fue en el Colegio La Salle donde definí mi futuro académico porque ahí descubrí que quería estudiar Periodismo y lo hice en la Universidad de Las Américas en Santiago donde, además, mi padre era jefe de carrera de pedagogía. A Talca llegué a vivir con cinco o seis años, luego de la separación de mis papás, a la casa de mis abuelos, en la calle 1 Oriente, y a pesar de ese hecho ellos siempre tuvieron una buena relación así es que crecí en mucha armonía y con una buena imagen familiar”.

¿Por qué tienes buenos recuerdos de tu paso por las Escuelas Concentradas?

“Porque tenía compañeras muy parecidas a mí, muy amorosas y que nos llevábamos muy bien. Yo era buena alumna, practicaba gimnasia rítmica, pero muy tímida y fue ahí que comencé a perder esa timidez cuando me hacían disertar o presentarme en los actos del colegio. Tengo lindos recuerdos de mi profesora, Verónica Aguilera, que es una de las mejores docentes que me pudo haber tocado en la vida, con una metodología para explicar, una letra maravillosa y un manejo de 40 alumnas con mucha paciencia y firmeza. Hoy sé que mi profesora está de directora y cuando nos encontramos es como volver a esa parte de la niñez que es muy linda y emocionante”.

¿Por qué decides estudiar periodismo?

“Porque me gustaban las comunicaciones y tuve la orientación también de mi papá, quien me dijo que veía que yo era más práctica, que periodismo tenía más salida a terreno y que tenía el perfil para ello porque me gusta conversar y me llevo bien con la gente. Además, ahí se podía debatir, escribir y por eso luego me decidí por el periodismo, terminé la carrera e hice mi práctica profesional en el Departamento de Prensa de TVN en Talca”.

¿Y cómo se dio la situación laboral?

“Primero trabajé en Ipsos en Santiago, que es una empresa de investigación de mercados, donde lo pasé muy bien y aprendí mucho, además de conocer a gente bien interesante. En esa época quedé embarazada de mi primer hijo, Raimundo, y en el intertanto hice un Diplomado en Comunicación Empresarial en la Universidad Diego Portales, que fue bastante bueno pero que finalmente, en Talca donde empecé a buscar trabajo como periodista, no me sirvió de mucho. Luego hice clases en la Universidad Santo Tomás, que fue una tremenda experiencia, aunque difícil al comienzo, pero fue un bonito desafío en el que me apoyo mi papá, que es profesor, entonces me ayudó en el desarrollo de planificaciones, cursos y materias. Después de eso, entré a Euroamérica Seguros, donde aprendí mucho de finanzas y de fondos mutuos. Fue en esa época que mi marido, Hernán, ya instalado con “La casa del peluquero” en Talca me pide que lo empiece a ayudar y hace alrededor de cinco años, la edad de mi hija menor, Magdalena, que estoy a full en los locales que fundó mi marido”.

¿Imaginaste alguna vez trabajar en ese rubro?

Valeria Jobet, periodista y empresaria“Imagina que como mujer entrar a ‘La casa del peluquero’ es como un pequeño sueño entre champús, cremas, pinturas de uñas y esmaltes, pero fue muy desafiante porque empecé a conocer un mundo que, si bien como mujer se conoce a grandes rasgos, yo lo exploré desde dentro y me encantó porque conocí de colorimetría, correctores, matizadores. Entré a ese mundo y me gustó, y creo que no hay mujer a la que no le guste en todo caso el tema de la belleza en general. Además, Hernán trabajó mucho tiempo con laboratorios en Santiago y él me enseñó lo básico y me potenció, obviamente después íbamos a cursos y así fui aumentando mis conocimientos en el área de la peluquería para poder vender con seguridad y propiedad. Absorbí muchas cosas que me han servido así es que estoy contenta con esta faceta de empresaria que es un mundo totalmente distinto al que podría tener como periodista trabajando para alguien, con horario y sueldo fijo. Acá se vive el día a día, dependiendo de los clientes, de cómo atiendes y de que el cliente quede contento para que siga comprando. Son áreas súper distintas. Periodismo me apasiona y hoy también puedo decir que me apasiona mucho la venta en “La casa del peluquero”.

¿Sientes que lo que aprendiste en la profesión de periodista te ha servido en esta faceta empresarial?

“Sí. Imagínate que hoy en día atiendo público en los locales y eso tiene mucho de relaciones públicas, porque hay que ser sociable, empática, saber desenvolverse y expresarse, y claramente que lo puesto en práctica hoy en día en las tiendas tiene mucho de mi formación en temas como la organización, planificación, pautas de trabajo, reuniones. Toda una base que me entregó el periodismo que la he incorporado a mi desempeño en el mundo empresarial”.

¿Cómo está conformada tu familia?

“Mi familia está compuesta por Hernán, mi marido, con quien llevo 7 años casada y 10 años juntos. Tenemos dos hijos, Raimundo de 9 años y Magdalena de 5 años. Nos llevamos bien como matrimonio, nos queremos, nos respetamos. Mis niños son inquietos pero muy ricos, cariñosos y de caracteres bien distintos. Magdalena es inquieta como su papá, muy conversadora, y Raimundo es más tranquilo, como yo. Les encantan los animales, ver películas, son bien regalones y somos bien unidos los cuatro”.

Con toda la actividad diaria que tienes en los locales y con tus hijos, ¿queda tiempo personal?, ¿qué te gusta hacer?

Valeria Jobet, periodista y empresaria“Mi día empieza muy temprano porque me levanto a preparar a los niños y luego los voy a dejar al colegio. Vuelvo a la casa a tomar desayuno con Hernán y cada uno parte a hacer sus cosas en los locales que tenemos. De repente voy al gimnasio, me hago mi espacio para eso como rutina un poco para desestresarse porque yo, por ejemplo, ando todo el día arriba del auto y muchas veces es cansador andar del colegio al trabajo y del trabajo a la casa. En la tarde me dedico más a los niños, a hacer sus tareas, a llevarlos a estudiar con algún amigo o si invitan a alguien a jugar. En la semana trato de hacerme tiempo para juntarme con amigas de repente en las noches y el fin de semana lo dedicamos a la familia, salimos a comer, nos juntamos con amigos, vamos a almorzar o al cine los cuatro. Tratamos de hacer actividades distintas en torno a la familia. Y en lo personal, me gusta mucho todo lo que tiene que ver con la decoración, creo que es algo que heredé de mi papá ya que a él le encanta los cuadros, pintar paredes y decorar la casa y eso a mí me gusta porque me distrae y me relaja, además que me encantan las cosas bonitas, las cosas ordenadas y organizadas. Otro hobby que tengo es la jardinería porque me gustan mucho las plantas y las flores, y siempre estoy arreglando el jardín, eso también me da tranquilidad porque me fascina la naturaleza. Y el tema de la lectura, que también es algo heredé de mi papá, que le gusta leer mucho”.

¿Con qué sueñas en términos personales?

“Si me pongo a analizar un poco eso y lo hemos conversado con Hernán, hoy me siento bien, me siento tranquila, contenta y feliz con mis logros tanto personales como familiares. Me siento en armonía, tengo una familia que me encanta, partiendo por mi mamá, mis hermanos, mi papá, los adoro con todo mi corazón, y por supuesto, tengo a mi marido y mis hijos que tienen salud y con eso para mí está bien, porque considero que es lo más importante de todo para poder compartir mucho tiempo más juntos, ver crecer a nuestros hijos, cuidar a los nietos a futuro. Ese es como mi sueño en realidad”.

¿Cómo te gustaría que se desarrollen tus hijos?

“Que sean felices, por supuesto, como alguna vez nuestros padres quisieron que fuéramos nosotros. Profesionales y felices, y estaremos con Hernán para apoyarlos en lo que quieran y necesiten. Creo que uno copia en parte los ejemplos de los padres y, en ese sentido, hasta el día de hoy me he sentido muy apoyada por mis padres, incluso en los momentos en que uno se cae están ahí entregando una visión optimista y yo quiero transmitirle lo mismo a mis hijos para que el día de mañana sean profesionales pero en lo que ellos decidan. Y, por sobre todo, que sean buenas personas, que creo hoy es un valor fundamental”.

¿Te sientes realizada pensando en que no has seguido formalmente el camino del periodismo?

“Feliz. Si me dieran a elegir de nuevo entre hacer otra práctica profesional en el canal de televisión que sea y seguir en “La casa del peluquero”, elegiría esto último. Estoy contenta y no me arrepiento de nada, he aprendido mucho y eso también se lo debo a mi marido porque gracias a él conocí este mundo. Soy una periodista en el mundo empresarial de la peluquería y estoy muy orgullosa”.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar