EntrevistaLo nuevo

“Siento que a través de mi trabajo puedo entregar mensajes positivos y eso me hace feliz”

Camila Sanhueza, periodista, ingeniera, modelo, empresaria e influencer

Está en Chillán hace un mes y medio por la pandemia, luego de dos meses encerrada en su departamento en Santiago. Prefirió estar con la familia para cuidarse, descansar y prepararse. Así es, prepararse para los desafíos que vienen en 2021, y es que Camila es un espíritu inquieto, una mujer que está en constante evolución y crecimiento, lo que se denota en sus palabras e ideas no solo en el ámbito laboral, sino que también en la vida.

Al principio, hicimos recuerdo de una entrevista que le realizamos hace 5 años y mientras trascurría la conversación nos dimos cuenta que mucha agua había corrido bajo el puente, puesto que a pesar de estar vinculada con los medios de comunicación desde joven, participando en diversos programas de televisión en canales nacionales, Camila sentía que debía dar el salto, que debía arriesgar su ‘zona de confort’ para ir en busca de sus sueños.

Fue así como su norte lo enfocó en Estados Unidos, específicamente en Nueva York, la ciudad que nunca duerme, que le abrió sus puertas en 2017, para desarrollarse en todas las áreas de la comunicación; como periodista y presentadora de televisión en varios canales latinos, en las pasarelas más importantes del mundo como modelo y en un futuro cercano espera incursionar en el mundo de la actuación.

 ¡Qué alegría tenerte nuevamente con nosotros Camila!, ¿cómo has estado?

Feliz, trabajando duro, siendo constante y disciplinada, con toda la pasión por lo que siento es mi camino de vida.

Camila, como influencer, comenzó buscando nuevos canales de comunicación dentro del mundo digital para con sus seguidores. De esta manera, llegó a Instagram donde desarrollo contenidos para diferentes marcas en distintas partes del planeta tales como Río de Janeiro, Nueva York, Miami, Los Ángeles, Cancún, Madrid  y zonas extremas de Chile.

Además, fue rostro y comunicadora de Silversport Cinema en Florida por 2 años y tiene una página de modas en el periódico hispano “El Especial de New York”. Pero sin duda que lo que más la entusiasma en la actualidad es su participación como modelo, representando a los más connotados diseñadores en la semana de la moda de Nueva York «Fashion designer of Latin America», “Couture Fashion Week”, “ASC Fashion Week”, “Art Fashion Week”, “West NYC Fashion Week”, entre otros.

¿Cuánto ha cambiado la Camila de hace 5 años?

Mi cambio en este tiempo fue hacer mi carrera 100 % como yo quiero. Es verdad que tenía experiencia en medios de comunicación pero no es suficiente. Hace tres años opté por tomar mis maletas e irme a Nueva York, vendí todo acá y partí a la gran manzana, sabiendo que debía crecer y seguir desarrollando mi talento. Finalmente todo es un constante aprendizaje y hoy es mi estilo de vida.

La cosa es que un día me pregunté si era esto lo que quería. Chile no es una gran industria del entretenimiento y claramente Estados Unidos es la capital en ese aspecto. Por eso me dije ‘voy sin conocer a nadie’, ‘el que no se atreve no cruza el río’.

Una vez allá, me fue bien, aunque todavía no estoy 100 % instalada como quiero, pero comprendo que es un proceso. Además, se juntó con el hecho que la pandemia vino a alterar toda planificación que tenía. Pero con la madurez de ahora soy una agradecida de que las cosas hayan pasado así y pueda estar acá en una etapa de análisis de lo vivido y preparación de lo que viene.

¿Cómo fue llegada a NY?

No conocía a nadie. Cuando uno anda sola por el mundo desarrolla habilidades blandas que no te las enseñan en ninguna parte. Me hice de amigas y formé mis grupos de conocidos. En ese instante conocí a un productor que me invitó al Fashion Week Latino. Estuve dos años desfilando y conociendo a diferentes diseñadores, posteriormente me interioricé que existían otras semanas de la moda, por lo que empecé ir a casting y quedé en varios shows, unos 12, mañana y tarde, durante 2 semanas, ¡agotador!

Luego con un diseñador nos fuimos al Paris Fashion Week y más tarde a la pasarela Latinoamericana de Madrid, desfilando para varios diseñadores de renombre como Agatha Ruiz de la Prada y especialmente Delia Donoso, una diseñadora chilena que había conocido en Nueva York.

La red de contactos fue aumentando y comencé a trabajar con agencias en España, México y Estados Unidos. Fui el rostro de un cine en Miami e hice una colaboración con Koa Press (Madrid), agencia con la cual seguiremos haciendo cosas. La verdad un sinfín de puertas que se me fueron abriendo gracias a mis capacidades y trabajo arduo.

¿Cómo es un día habitual con tanta actividad?

Me levanto temprano, voy al gimnasio, casting, desfile, hacer alguna nota, participar en reuniones… hay que aprender a moverse bien, con harta personalidad y constancia, porque todo es relativo, ya no existen los absolutos y eso entrega una flexibilidad que permite hacer muchas cosas.

¿Qué sucedió con tu línea de ropa Cass?

Luego de comenzar fuertemente, me di cuenta que no me alcanzaba el tiempo para todo y tuve que dejarla en pausa. Ahora creo que es el momento de echarla a andar porque conozco mucho más cómo presentar diseños, mostrarlos en las pasarelas, las áreas de ventas y distribución, ahora me siento con más conocimientos para darle el impulso que necesita. Quiero hacer una línea de ropa para mujeres con tallas grandes y chicas, standard, atemporal, funcional y sustentable. Impregnarle a la marca principios y valores muy claros y conectados con mi visión del mundo, el respeto a la mujer y al medio ambiente, por ejemplo.

¿Cómo es el mundo de la moda tras bambalinas?

Hay de todo, te encuentras con todo tipo de situaciones y personas. Gente simpática, buena onda, personas extrañas y de malos modales, cosas turbias… es como en todos los trabajos, lo importante es tener las cosas claras. De hecho mis amigas son, en gran parte, todas modelos y ha sido una grata experiencia.

De todas maneras debe ser muy competitivo e imagino que debes cuidarte mucho

Es una competencia sana lo que obliga a cuidarse mucho, entrenar siempre, comer sano, dormir adecuadamente, mejorar mi inglés, estar informada, tener mejor locución, entre otras cosas. Ahora me metí en un desafío fitness y debo estar controlando qué comer, pesándome, midiendo la grasa, etc. Pero fíjate que al estar allá me di cuenta que la industria de la moda ha cambiado mucho, por ejemplo, ya no solo tienen cabida las modelos jóvenes, sino que puedes seguir perfectamente en esa profesión hasta una edad madura. Por eso ¡quiero ser modelo forever!… es algo que me encanta y apasiona.

En estos momentos estoy preparando la grabación de un documental sobre la ruta de los Fashion Week de Nueva York, París, Londres y Milán, el que espero hacer por tres temporadas. Por eso me cuido pero tengo claro que finalmente todo es actitud, lo que uno proyecta. Pensamos comenzar idealmente la primera temporada 2021.

Además, estamos en la preparación de hacer un Fashion Week en Chile, específicamente en Santiago, con pasarelas temáticas, transmisión en vivo, y diseñadores nacionales y sobre todo internacionales.

Sin duda que la pandemia vino a modificar todo lo establecido y nos obligó a reinventarnos, ¿cómo lo visualizas?

Por supuesto. Hoy somos más conscientes de temas que son importantes para la humanidad, el cambio climático, las energías renovables, la sustentabilidad, la digitalización, todo es una verdadera revolución. Por eso hay que estar súper abiertos para modificar nuestro sistema y creo que la mejor forma de demostrar la inteligencia es saber acomodarse a estos nuevos desafíos.

¿Sientes que tu crecimiento también ha sido interno?

Sí, ya no me estreso por nada, puedo cambiar, me adapto a todo, no me cierro a nada, soy un verdadero camaleón. Hoy vivo en el presente y con más optimismo frente a cada cosa. Me siento bien parada para tomar cualquier desafío, haciendo un buen plan de ruta  que me lleve a concretar mis objetivos. Siento que a través de mi trabajo puedo aportar una mayor consciencia sobre muchos temas, entregar mensajes positivos e invitar a reflexionar y eso me da felicidad.

Mencionaste la actuación, ¿cómo te gustaría llevarla?

Hace un tiempo tomé unos talleres de actuación con un profesor en Santiago y un par de Workshop en Estados Unidos y me entusiasma la idea. Incluso he conversado mucho con mis amigos actores y directores sobre cuál es el camino más recomendable para hacer una buena carrera. Espero poder a mediano plazo irme a Los Ángeles y comenzar a participar en casting con el fin de incursionar en esta profesión que tanto me gusta. Mi propósito es estar en series y películas. Con dedicación y trabajo sé que lo voy a lograr.

¿Te sientes realizada?

¡Todavía no! Todo es un permanente camino hacia la realización que uno quiere lograr de sí mismo. Hace 5 años sentía que me faltaba mucho, y ahora creo que he avanzado, pero con un norte. Step by Step… Cada situación tiene su momento y hay que ser perseverante, incluso un poco terco. Es la clave del éxito.

@casanhuezag

Youtube: Camila Sanhueza

 

 

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar