EntrevistaLo nuevo

“Mi arte es una manifestación del proceso de cambio que vivimos como sociedad”

Fernanda Saldivia, artista visual

Nada es infalible, ni siquiera la tecnología. Esto lo vivimos junto a Fernanda tras dos fallidos intentos para conversar vía zoom. Finalmente decidimos hacer la entrevista por teléfono y mientras fueron transcurriendo los minutos, ese artefacto fue transformándose y dejó de ser solo un medio de comunicación auditivo, ya que a través de él y con sus palabras, fueron pintándose cuadros coloridos, apasionados y surrealistas, tal como sus trabajos, de los cuales días antes me había enviado unas fotografías. Por un momento reconozco sentí mi animal interior (lobo) por los aullidos que hacían eco en mi alma. Y es que sentir hablar a Fernanda es exponerse a un cuadro más, uno que siempre está fluyendo y que emite su estruendo durante la noche, mientras se respira música rock en el ambiente…

Antes de escribir la primera palabra, llegaron a mi corazón mental las melodías de aquellas películas de Brian De Palma, compuestas por Pino Donaggio, que tanto me encantan (Dressed to kill, Blow out y Body double), donde todo es dual y las multirrealidades se sienten como rugidos en todas direcciones. Y es que entre las obras, las palabras y la fuerza de Fernanda me evocaron esos temas que dieron a luz una fuerte atmósfera mientras las letras caían una a una.

BODY DOUBLE

¿Qué recuerdos tienes de tu amor por el arte?

Un amor de toda la vida, desde que tengo memoria pintaba y dibujaba de manera autodidacta, pero el punto de partida “oficial” fue a los 9 años cuando vi un tomo de la Enciclopedia del Arte Salvat, que estaba dedicado al surrealismo. Ahí me fascine con una pintura de René Magritte, tanto, que me puse a llorar. Es un cuadro de 1942, “La isla del tesoro”, que muestra unas plantas que están a la orilla del mar, pero que dualmente son unos pájaros con las alas extendidas dispuestos a volar, entonces pensaba que si lo hacían iban a morir porque perderían sus raíces.

Recuerdo que desde esa época quise estudiar Arte, pero en mi familia se opusieron y fue así como estudié Diseño Gráfico, y ya una vez egresada, cursé Licenciatura en Estética en la Universidad Católica, donde mi proyecto de título lo hice sobre René Magritte. Él para mí es lo máximo, porque es un maestro de la dualidad, que al final es la vida misma, siempre contradictoria y fascinante.

Posteriormente, me fui a Barcelona (España) a estudiar Licenciatura en Figura Humana y Óleo en el Instituto L´ Studi, y más tarde, también en tierras catalanas tomé un curso de grabado. En este tipo de creación estuve mucho tiempo, hacía grabado en metal y grabado verde que es el reciclaje tetrapack.

Últimamente he retomado la pintura como técnica mixta, donde mezclo óleos, acrílicos, tinta china, pastel grado, pedazos de tela, en fin, se unen varias cosas. Siempre estoy en una búsqueda constante mientras buceo en este universo surrealista, por lo que me cuesta encasillarme en algún género pictórico. Hoy uso mucho los arquetipos de animales que representan lo más profundo que habita el inconsciente del alma humana, esos recónditos pasajes donde el sinsentido y el resignificado cobran vida.

La creatividad tiene un rol fundamental en la vida, imagino que en la de un artista con mayor razón, ¿dónde nace y se alimenta la tuya?

Mi creatividad está muy ligada a los sueños y a lo esotérico, soy de buscar mis caminos espirituales por varias partes, entonces por ahí surgieron estos animales de poder o tótem, que manifiestan ciertos arquetipos psicológicos que reflejan la psiquis humana. Hoy estamos en plena búsqueda espiritual y de conceptos como sociedad, sobre todo desde el punto de vista de la mujer. Por eso mis animales (cerdos, vacas, jaguares, leones) representan los estados psicológicos de la mujer siglo XXI.

Esto me genera reticencia respecto del arte conceptual, al que tienes que entenderlo intelectualmente, o si no, eres un tonto. En mi caso me siento agradecida porque con mis cuadros se produce una magia, las mujeres se sienten representadas desde una conexión emocional y eso para mí es maravilloso, lo mío es arte honesto, sin concesiones, ese es mi principal motor en lo que hago, que mi mensaje sea honesto al llegar a los demás.

BLOW OUT

¿Cómo nacen tus obras?

Nunca hago un boceto, simplemente me tiro a lo que siento. No puedo separar eso. Por ejemplo, mi última exposición en año pasado (FabulaXX), que fue doble, junto a Paloma Rodríguez en la galería de la viña Casa Sur y a Catalina Perl en la galería Nómada, se realizó poco antes del estallido social, pero ya  sentía una carga energética a nivel de todos, con mucha rabia contenida en nuestras almas. Eran animales rugiendo que provocaba el rugido doble, el propio y el compartido. Siento que mi creación va alimentada desde el corazón y las vivencias que se están dando. No comparto con el arte que se desvincula de la realidad para intelectualizarse y separarse el individuo.

¿Cuál es tu ritual creativo?

Soy lo más indisciplinada que hay. Mi horario es nocturno pero es ahí cuando mi taller cobra estridencia y vida. En muchas de esas veladas me amanezco sin distinguir el día y la noche, haciendo brotar en esa dualidad cósmica mis obras. La música es otro componente importante, por ejemplo, melodías que me movilicen y me den un estallido de energía, en otras palabras, rock puro como Foo Fighters, Metallica, Guns and Roses y sobre todo Molotov que me encanta por su propuesta musical y sus letras con contenido social.

¿Cómo es la recepción de la gente?, ¿alguna anécdota?

Mis cuadros son historias. Recuerdo que una mujer me escribió un mail contándome que había comprado uno de mis cuadros y que al mirarlo, todos los días, tras llegar del trabajo, le contaba un cuento nuevo. Eso es maravilloso.

¿Qué exposiciones recuerdas con un cariño especial?

Hay una que me encantó en la galería Blanc que realicé con el artista Lorenzo Moya, fue todo grabado verde y escultura en gres lleno de colores, las mismas obras en ambas técnicas. Fue algo muy lindo y mágico. También la que hice antes del estallido social, porque dejé lo agradable por lo desagradable. Me deshice de los personajes que buscaban la estética armónica y trabé amistad con los personajes viscerales, intensos, irracionales, priorizando el mensaje. En ella además comencé a usar una técnica la técnica mezcla de óleos y acrílico sobre tapices (telas estampadas).

DRESSED TO KILL

¿De qué manera ha afectado la pandemia a los artistas?

Ha sido difícil porque para la música y las artes visuales se cayeron todas las ferias (ArtStgo, FAXXI), esos espacios abiertos donde se produce una interacción exquisita con las personas. Pero resulta que ahora con la presencia del Covid-19 se nos dice “hay que encerrarse para sobrevivir”. Entonces hay una energía que hay que tragarse…

Lo que hemos hecho con gente que trabaja en el arte es agruparnos, por ejemplo, de ahí nace “13 artistas Chile”, un grupo de mujeres de diferentes expresiones artísticas que difundimos nuestros trabajos por Instagram, además de algunos vivos con otro tipo de artistas para formar redes en este espacio virtual. Lo rico de esto es actuar como tribu, como comunidad, esto produce retroalimentación y fuerza para fortalecernos.

Hoy tu obra está llegando a regiones e incluso a latitudes internacionales

Absolutamente, hoy existe mayor interacción con la gente de regiones y eso como artista es muy interesante. Lo mismo ocurre con personas de otros países. Son experiencias que me enriquecen como creadora.

¿Cómo te proyectas y qué esperas de todo lo que estamos viviendo?

Espero que el escenario actual vaya mejorando y que se reabran las ferias. Además tengo una exposición cinética pendiente con Paloma Rodríguez, que por ahora no tiene fecha. Muchos planes se nos han venido abajo (a los artistas). Esto quiere decir que hay que replantearse la propia obra desde una base propia, del alma, y proyectar algo nuevo hacia afuera, con conexión en lo que está pasando en nuestra sociedad, que no es solo un tema de salud, ni social, sino que es algo más profundo, energético, que dejará huella en la humanidad, lo que produce muchas vibraciones en el planeta, que en mis obras siempre están presentes, a veces escondidas, en símbolos, pero ahí están.

@fernandasaldivia.art

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar