Entrevista

Manuel Espinosa Salas, pintor

EL FLUIR DEL ARTE

Nació con un talento innato y en sus pinturas lo refleja. Se trata de Manuel Espinosa, uno de los pocos pintores realistas que quedan en nuestro país. En sus cincuenta años de trayectoria, ha realizado alrededor de 300 obras, de ellas destacan sus retratos, pinturas históricas y paisajes.

Su taller, ubicado en Talca, es inmenso, con una iluminación importante hacia al sur para que no entre el sol, sus paredes son blancas y están rodeadas de los más de mil modelos a escala que él mismo construye y colecciona. Tiene un órgano Hammond antiguo de colección y su acordeón Hohner, ya que desde siempre ha practicado la música, luego el espacio para que el arte fluya sobre las telas y, por supuesto, un equipo de sonido, su fiel amigo al momento de pintar. Con música clásica y Frank Sinatra de fondo, Manuel Espinosa Salas (76) se dispone a realizar sus grandes obras.

Manuel Espinosa Salas, pintor

¿Cómo descubrió su talento para la pintura?

Es innato de toda la vida, en el colegio recuerdo haber retratado a todo el curso (ríe). Tengo dos ancestros pintores importantes, soy sobrino de Eucarpio Espinosa y sobrino nieto de Jorge Délano.

¿Cómo logró profesionalizar este talento innato?

Yo pinté de manera autodidacta hasta los 18 años, luego realicé estudios de croquis y dibujo en la Escuela de Bellas Artes con Gracia Barrios y después estudié cinco años con Miguel Venegas Cifuentes, mi único maestro. Todo lo demás viene de autodidacta porque las condiciones del dibujo y la pintura son de manera innata, el profesor influye un 30 %.

¿Cuáles son las técnicas que utiliza?

Practico todas las técnicas, pero en este minuto estoy realizando un trabajo más moderno ya que estoy al final de la etapa (ríe), estoy produciendo pasteles, una síntesis del realismo mezclado con técnicas mixtas en un fondo del cuadro abstracto. Pero he realizado técnicas tradicionales, pinturas, dibujo, pastel, acuarela, témpera, todo tipo de técnica.

¿Por qué realismo y no otra corriente?

Porque es lo que más se acerca a lo que siento.

¿Qué siente?

A mí me gusta una pintura más fina que la moderna, con más trabajo, más calidad, la pintura realista se caracteriza por ser elegante y con buen gusto. Ahora el realismo es más original porque nadie lo hace, yo soy el único que tiene un pie en el abstracto y el otro en el realismo.

¿De dónde nace la creatividad?

Mi creatividad nace de las ganas de hacer algo porque uno tiene una inquietud adentro, hasta que empieza a clarificar lo que desea pintar y siempre trato de hacer algo original. De hecho, de todas mis pinturas, jamás he repetido alguna.

OBRAS ÚNICAS

Manuel Espinosa ha desarrollado importantes obras como Los héroes de La Concepción, ubicado en la estación Los Héroes del metro de Santiago, una pintura histórica. También se destaca el retrato de Carmela Carvajal, único en Chile y que está en el Museo Naval. Otra pintura de gran formato (3 metros de largo, la más grande de su tipo en Chile), trata de un bodegón costumbrista con todos los aperos huasos, entre otras más, de las cuales ha obtenido notables logros como el Premio Nacional de Pintura Histórica sobre la batalla de Yerbas Buenas.

¿Cómo describiría sus obras?

Realista. Lo que más he realizado y que me acerco a mayor calidad son los retratos y los bodegones de naturaleza muerta, pero igual tengo paisajes, pintura histórica, entre otras. No me he especializado en un estilo específico, he experimentado en todos los géneros pictóricos porque para mí la pintura tiene que ser entretenida. Lo otro que me gusta mucho es la pintura histórica y costumbrista, pero desgraciadamente no se vende, los museos no encargan ese tipo de obras.

Y eso es muy lamentable porque plasma parte de la historia del país…

Sí, todos los países europeos tienen toda su historia maravillosamente pintada en los museos, incluso algunos especiales para eso. Pero acá en Chile no, habrá de calidad diez pinturas históricas.

¿Alguna pintura favorita?

El metro para mí tiene harta importancia porque soy curicano, entonces yo justamente pinté la última carga de la batalla de La Concepción y por coincidencia era Luis Cruz Martínez, curicano también, el único que quedaba vivo junto con cuatro soldados de los 77 que componían el batallón, ahí nació entonces la escena que yo pinté, con un cuadro principal que mide 5 metros por 1,90, acompañado de los cuatro retratos de los héroes de La Concepción, único en Chile y que tardó un año.

¿En qué se inspira?

En la expresión y vida de un retratado, es interesante, y crear la luz especial me fascina. El retrato es lo más difícil en pintura porque uno no puede mentir como en un paisaje, por ejemplo, ahí viene el dominio completo de la técnica y la visión del pintor para poder reflejar el alma del retratado. Una obra grande que he realizado son todos los presidentes de la Corte Suprema, 16 retratos, y a medida que cambian yo los pinto, ahora acabo de terminar y entregar a Haroldo Brito, actual presidente. En ese contexto, también pinté 34 retratos de los próceres y presidentes de Chile en propiedad de Jorge Carroza.

Una trayectoria consolidada

Su primera exposición fue en Sala Criterio, Concepción, y de ahí expuso en forma continuada a través del tiempo con más de 40 exposiciones, terminando este año, específicamente el mes pasado, en la Galería Gabriel Pando, Talca, una exposición llamada “Realismo, retrospectiva y evolución”, con alrededor de 40 obras.

¿Cómo adquirir sus pinturas?

A través de mi correo mres@mi.cl, al teléfono 992626795 o a través de mi página en Facebook e Instagram.

Por último, ¿cuáles son sus proyecciones?

La proyección hasta ahora es exhibir en Santiago la última veta que estoy cultivando, será una de mis últimas exposiciones.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar