Digital

Frank Sauerbaum, diputado RN

“ME GUSTARÍA TERMINAR MI CARRERA EN LA POLÍTICA COMO ALCALDE”

Tiene dos periodos como parlamentario en su currículum, donde según expresó a Nos Magazine, han sido años de gestión, compromiso y mucho terreno. Un rol político preocupado por mejorar las condiciones de la población. Dedicación que conjuga con su tiempo de esposo y padre.

Sentado en una mesa del café del Teatro Municipal de Chillán estaba el diputado Frank Sauerbaum acompañado de su equipo, todos probablemente, pendientes de algún tema político-local, pues hoy lo más importante es el buen funcionamiento de la Región de Ñuble, el que debe reflejarse en la calidad de vida de la población.

Es un hombre que se define con una vocación por el servicio público cultivado desde muy joven. “Soy muy comprometido con mi trabajo, le dedico mucho tiempo, más de lo estipulado, no solamente en el Congreso, también en terreno solucionado problemas, me distingo por eso”, expresó.

¿Cómo recuerda su infancia y juventud?

“Fui un niño muy inquieto, pero también muy obediente y muy comprometido con las cosas que me llamaban la atención. Dediqué buena parte de mi vida a ser acólito, jugué hockey y formé un grupo de amigos con el que aún tengo contacto.

En el colegio fui presidente de curso, y ya tenía una inquietud particular, además en ese tiempo había mucha efervescencia política por el plebiscito. Y en la universidad, fui presidente de la Federación de Estudiantes, e hice trabajos sociales de invierno y otros en el Hogar de Cristo”.

En sus recuerdos hace referencia al plebiscito, ¿qué opción hubiese elegido?

“Yo creo que hubiese votado por el NO. Soy un admirador del gobierno militar en términos económicos, pues hubo una revolución económica y social muy importante, sin embargo, en materia de derechos humanos nadie puede defender ese periodo, y nosotros en Renovación Nacional somos súper claros en eso”.

¿De dónde nace su cariño por Ñuble?

“Mi familia materna es de Quirihue y Cobquecura, mi abuela fue una querida profesora, por ello pasábamos mucho tiempo en esa zona. Tengo un apego muy grande y soy feliz de representar a gente que me vio crecer. Estoy muy agradecido de esas comunas”.

PARLAMENTARIO

Frank Sauerbaum, diputado RNDe profesión es ingeniero comercial y economista, pero dejó a un lado las empresas privadas, pues en 2009 fue electo como diputado, en ese entonces por el Distrito 42. Para 2014 no logró continuar como parlamentario, situación que, según él, no fue impedimento para continuar con su vocación.

“Mucha gente de Bulnes, San Carlos o Quirihue ni se enteraron que yo dejé de ser diputado. A pesar de la derrota yo seguí trabajando con la gente, no rompí mi compromiso con ellos y seguimos trabajando en comités de agua, juntas de vecinos o clubes deportivos. Yo volví al sector privado, pero no hubo fin de semana que no estuviera con ellos”.

En ese sentido, el diputado explicó que esta última campaña no resultó un gran esfuerzo económico, pues continuar con su compromiso en los años anteriores fue lo que agradeció la población.

¿Qué conceptos definen su rol político?

“Gestión, compromiso y terreno. Gestiono mucho porque trato de solucionar problemas que incluso, a veces no me corresponden. También tengo un compromiso con los temas de Ñuble, principalmente enfocado en el agro, área que mantiene a la región. Y por último, estoy en terreno, es cosa de seguir mis redes sociales para ver que es así”.

Usted integra la Comisión de Agricultura, Silvicultura y Desarrollo Rural, teniendo en cuenta que Ñuble es una región con una fuerza agrícola importante, ¿cuáles son los desafíos?

“Por un lado, tenemos una agricultura tradicional que actualmente no tiene precios para venderlos lo que ha generado que nuestros agricultores se cambien de rubro. Por otro lado, hay un proceso de reconversión que se tiene que vivir y hay que facilitar las condiciones. Por ejemplo, lo que conseguimos con el BancoEstado “La gerencia agrícola”, y estamos trabajando para que exista un crédito blando. Además, necesitamos sistemas de regadíos para vivir dicha reconversión.

También, tenemos que trabajar para agrupar a los agricultores, ya que la asociatividad es clave y cuidar  la producción nacional,  pues estamos debilitados, Chile ha perdido seguridad alimentaria.

Finalmente, tenemos que preocuparnos de las condiciones de vida en los sectores rurales. Si bien, tienen para comer no hay servicios básicos garantizados, no tienen agua potable y tampoco vías de conectividad buenas”.

También integra la Comisión de Trabajo, en ese sentido en Ñuble la cesantía llega a un 11,8% ¿cómo disminuir esa cifra?

“El Gobierno ha planteado algunos proyectos de ley que estamos llevando adelante en la región. Primero, que los jóvenes que estudian puedan trabajar con contrato formal; segundo, se está evaluando el proyecto para trabajar a distancia y así más gente pueda ingresar al mundo laboral; y tercero, Ñuble tiene que fortalecer el agro, así desarrollar un círculo virtuoso potenciando a los productores y transportistas, junto al desarrollo de grandes obras. En este último punto estamos trabajando con los alcaldes de San Fabián, Coihueco y San Carlos, para que los trabajadores que se necesitaran en el Embalse Punilla sean locales. Lo mismo para el Embalse Zapallar y la construcción del hospital. Además, hay un proyecto de construcción de viviendas para Ñuble 2019 que también beneficiará el empleo y el plan de conectividad de vial, pues hoy la región tiene menos del 24% de los caminos pavimentados”.

DETRÁS DE SU ROL POLÍTICO

¿Cómo complementa la vida familiar con el trabajo?

“Es muy complejo y doloroso estar mucho fuera de casa, ya que tengo dos niños, una de siete y otro cuatro años. Obviamente son muy demandantes y mi hija Florencia es la que más pregunta dónde estoy o si podemos hacer algo con el papá. Pero, mi señora me ayuda mucho para poder estar juntos, cada vez que ella puede me acompaña con los niños a las actividades. Y cuando estamos en casa un panorama favorito es ver una película con palomitas, para mis niños significa mucho”.

¿Le queda tiempo para algún pasatiempo?

“Me gusta mucho leer, ahora estoy leyendo ‘La Catedral del mar’ una historia de España del siglo XIV. También, leo mucha historia de Chile y universal, biografías de grandes personajes y libros de economía que es mi pasión, hace poco terminé de leer ‘Por qué fracasan los países’”.

¿Es de muchos o pocos amigos?

“No soy de muchos amigos porque no tengo mucha vida social, ya que me dedico mucho al trabajo y el poco tiempo que me queda lo dedico a la familia. Pero, tengo amigos en la política muy cercanos con los que he crecido, como el ministro de Vivienda, Cristian Monckeberg; el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg y la gobernadora de Ñuble, Paola Becker”.

¿Qué experiencias han marcado su vida?

“El terremoto, sobre todo en la política. Yo lo viví aquí con la gente y fue muy doloroso. Vimos a muchas personas sufrir,  sobre todo adultos mayores solos. Como políticos tuvimos que tener la fortaleza emocional y tomar acciones rápidas para alivianar ese dolor. Me dejó un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas”.

SU FUTURO EN LA POLÍTICA

Con respecto a qué caminos tomará en la política en los próximos años, el diputado fue enfático en que los parlamentarios deberían tener como máximo tres periodos.

“El próximo para mí sería el último periodo, pero los desafíos electorales siempre se ven en la medida de que podamos hacer un buen trabajo. El reconocimiento de la gente va abriendo puertas nuevas y yo siempre he estado a la disposición del partido y de lo que el Presidente Piñera me ha impulsado. En las próximas elecciones se eligen diputados, senadores y gobernadores regionales, así que hay opciones para analizar”.

¿Es una opción para usted ser gobernador regional?

“Sería un tremendo y bonito desafío, lo vamos a evaluar en su momento. Lo que puedo decir con certeza es que yo quiero terminar mi vida política como alcalde, ya que ahí se puede resolver problemas dentro de una comunidad de manera más rápida y transformar comunas completas con inteligencia y buena administración. Dejar mi huella en una comuna sería precioso”.

¿En qué comuna le gustaría ser alcalde?

“Tengo cariño por muchas comunas de Ñuble, por nombrar algunas, está San Carlos, Chillán, Cobquecura y otras. Sería bonito dejar una huella en las comunas que tengo más relación, pues finalmente en la política se busca transcender y que alguien se acuerde que uno pasó por algún lugar e hizo algo positivo. Por ejemplo, el otro día logramos un subsidio para gente que había esperado más de 15 años sus casas, y una señora me dijo que quieren poner mi nombre en la calle principal. Entonces, esas demostraciones de afecto choquean un poco y demuestran que vamos por un camino correcto. En la política se busca  cambiar la vida de manera positiva y dejar una huella”.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar