Destacados

Martín Arrau, Intendente Región de Ñuble

Martín Arrau, Intendente Región de Ñuble

Ingeniero Civil de la Pontificia Universidad Católica. En marzo de 2018 asumió el desafío de ser Delegado Presidencial para la Instalación de la Región de Ñuble.

Entre 2010 y 2012 se desempeñó como coordinador de asesores del Ministerio de Agricultura, a cargo de la gestión y seguimiento de políticas orientadas a la reconstrucción de infraestructura de riesgo tras el terremoto del 27 de febrero de 2010. Más adelante, fue presidente de la Fundación Educacional San Bartolomé, y entre los años 2015 y 2017 lideró la campaña “Por una buena reforma de aguas”, en conjunto con comunidades de Aguas, Asociaciones Gremiales y juntas de Vigilancias de Ríos.

Fue designado por el Presidente de la República Sebastián Piñera como Delegado Presidencial para la Instalación de la Región de Ñuble, la cual se concretó hace unas semanas. Hoy en el cargo de Intendente de la región, Arrau conversó con nosotros para contarnos quién es este joven profesional que está liderando los primeros pasos de nuestra nueva región.

¿Quién es Martín Arrau?

Un agricultor, casado con Luz María Izquierdo, hijo de Agustín Arrau y de Alicia García Huidobro, un matrimonio que vivía en el fundo Quimpo, km 12 Cato, Ñuble. Amante de la naturaleza y del arte.

¿Quiénes componen su familia?

Mi señora Luz María, mi padre, mis hermanos, sus señoras, mis sobrinos, mi suegra y mi suegro.

¿Qué recuerdos de infancia atesora?

El campo, su gente, esos largos días de verano trabajando, días entretenidos que compartimos con gente sencilla, los interminables paseos por Ñuble de fin de semana, en la camioneta llena de tierra, comiendo sándwich de jamón con queso en algún almacén de algún pueblo pequeño, o a la orilla del río o en la playa comiendo sandia en el verano o agua con harina tostada.

¿Por qué estudió ingeniería civil?

Porque es desafiante, porque es una enorme fuente de herramientas, que pueden ser aplicadas a casi cualquier desafío en la vida.

Trabajó en la reconstrucción post terremoto en el área de la agricultura, ¿cómo fue esa experiencia?

Fue una experiencia muy enriquecedora, fue un desafío enorme coordinar la construcción de red de riego, de canales, de embalses y como el terremoto fue en el verano, había que tener esa red de obras reconstruidas en septiembre para que no afectara al año siguiente y tuviéramos dos catástrofes: el terremoto y no tener agua, por tanto, hubo que hacer mucha coordinación entre los ministerios, con los agricultores, pero fue una labor muy entretenida, desafiante, dinámica.

¿Qué significa justamente la agricultura para usted?

La agricultura, para mí, es la actividad más noble que pueda existir, es una actividad llena de desafíos, en convivencia y armonía constante con la naturaleza, apta solo para hombres y mujeres optimistas que siempre creen que el próximo año será mejor, pero que tienen como gran consuelo y descanso, estar inmersos en la naturaleza, y en una vida muy sencilla que es más valioso que muchas otras recompensas.

¿Cómo fue el proceso de llegar a ser delegado presidencial para la instalación de la región de Ñuble?

Bueno otro gran desafío, muy agradecido de la confianza que me dio en su minuto el Presidente Piñera, y la verdad es que en seis meses hubo que articular, coordinar, entender, diseñar y conversar  con muchas personas y vecinos de toda la región para lograr llevar a cabo esa gran labor que fue la instalación con un tremendo equipo que apoyó en esos seis meses y que finalmente completamos la tarea solicitada.

¿Cuál será su aporte como intendente a su desarrollo?

Quiero aportar al desarrollo de la región y más que nada al desarrollo de las personas, esas personas que se ven reflejadas en cifras, pero que detrás de esas cifras hay gente que no lo está pasando bien, gente que le faltan oportunidades, y para uno es doloroso ver una región con tanto potencial y con tanto por hacer y que haya gente que no tenga las oportunidades, así que desde ese punto de vista dejaremos todo en la cancha para que, la gente de Ñuble, tenga esas oportunidades que se merece, para que se pueda desarrollar y vivir en plenitud, no solamente con crecimiento económico, sino que también con desarrollo humano.

¿Qué puede esperar la comunidad de Ñuble en relación a los beneficios que traerá ser región?

Precisamente eso, tener herramientas y exigir tener buenas autoridades o servidores públicos, para aprovechar de la mejor manera posible esas herramientas y que Ñuble pueda ponerse de pie, estar en el mapa y generar esa oportunidad de desarrollo que tanto necesitamos.

Desde lo humano, ¿cuál es el aporte que podemos hacer como ñublensinos?

Tomar conciencia que hoy día las herramientas las tenemos en la región, que debemos aportar cada uno desde su sector, trabajando, generando empleo, aprendiendo, estudiando, los servidores públicos atendiendo bien a los ciudadanos, cada uno en lo suyo, trabajando con un compromiso total, sin importar distinción política y religiosa, de ninguna índole para que todos juntos empujemos este carro y en unas décadas más, podamos decir orgullosamente que Ñuble se desarrolló y ha sido un ejemplo para otras regiones.

Sabiendo que es una tarea demandante, ¿cuáles son sus pasatiempos en su tiempo libre?

Cuando tenía tiempo libre, antes de marzo de este año, solíamos hacer paseos con mi señora, la Luzma, algunas veces íbamos a esquiar, a la playa, una escapada a Argentina también, asados por ahí, pero la verdad es que esos pasatiempos han quedado postergados por las labores y las exigencias propias del desafío asumido.

¿Es de muchos o pocos amigos?

Mejor pocos, pero buenos.

¿A quién admira?

A mi santa y difunta madre Alicia García Huidobro, fuente inagotable de sabiduría, sencillez, sentido práctico y generosidad, que supo entregarse con total humildad para afrontar todos los desafíos que le tocaron en su corta vida, porque falleció el año pasado, y que sin duda no fueron pocos los desafíos.

¿Cuál es su música, lectura y película favorita?

Música mucha, música folclórica, pero si tuviera que elegir es la música clásica, creo que la sinfonía de 1812 de Tchaikovsky es una pieza muy admirable.

Lectura estoy entre dos libros de dos autores, algunos dicen que distintos, pero la verdad es que sus estilos u orígenes podrían ser similares: “Las Uvas de la Ira” de John Steinbeck y “Crimen y Castigo” de Dostoievski que reflejan muy bien tiempos, épocas y sufrimientos, formas de mirar la vida de dos países tan diferentes,  pero que a la larga tienen alguna similitud.

Y película yo creo que me inclinaría por “Into the wild”, este joven que deja todo teniendo todo por delante, en búsqueda de la felicidad, en una carrera inmersa en la naturaleza salvaje, en la sencillez, en el abandono total.

¿Qué le hace enojar?

Enojar, las cosas mal hechas, las cosas hechas sin cariño, sin pensarlas antes.

¿Qué le hace reír de buena gana?

Las cosas sencillas, prácticas, muchas veces encontradas en el mundo rural, en lo campesino, con esa picardía e ingenio tan propio nuestro.

¿En qué cree desde el punto de vista espiritual?

Soy católico, apostólico, romano, y creo sin duda en ese mensaje de Cristo del servicio, el amor al prójimo y es algo que trato de poner en práctica, porque uno no siempre lo logra, en el servicio público, en esa preocupación especial por la gente que más lo necesita.

¿Cuáles son sus virtudes y defectos?

Virtudes creo que es una buena capacidad de trabajo, mezclada con una capacidad de formar equipo y dar espacios a las personas para que se desarrollen. Sencillez que hay que tratar de practicarla. Y defectos, la lista es muy larga, encabezada por ser pelado, pero no terminaría nunca de hacerla.

¿Qué le emociona?

Cuando alguien sencillo sin mayores estudios, sino que a punta de esfuerzo, de ñeque y perseverancia, logra desarrollarse y emprender y darle un sustento a su familia y desarrollarse desde sus orígenes por más sencillo que este sea.

¿Qué sueño personal le gustaría concretar?

Que Ñuble logre tener una educación emblemática a nivel nacional, que nuestros jóvenes y niños puedan encontrar oportunidades quizás en una muy buena educación técnica- profesional, que eso a la larga los lleve a poder desarrollarse en sus comunas, desarrollarse en lo que ellos les gusta, esa educación que abre oportunidades, esa educación que es un gran instrumento de movilidad social, ese es un desafío personal que me gustaría poder desarrollar y que sin duda lo trataremos de hacer.

¿Cómo proyecta Ñuble en unos 20 o 30 años más?

Con la gran condición de que todos trabajemos juntos, sin importar color político ni social, y sin duda, podremos mirar quizás en 30 años más a Ñuble como una región virtuosa, que fue capaz de inspirar a tantos en el pasado y a tantos en el presente, que haciendo uso de sus talentos de manera generosa, aportaron al desarrollo de las personas, de la región y que es mirada como una fuente inspiradora para otras regiones del país.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar