DestacadosEntrevista

Juan Pablo Pino. Director Ejecutivo de Planificador Tributario

“Revertí las falencias que observé en la contabilidad”

Juan Pablo PinoJuan Pablo, partió en el mundo de la contabilidad muy joven, e incluso mucho antes de decidir entrar a la Universidad para estudiar Auditoría. Fue el nueve de septiembre de 1999 cuando partió como asistente del asistente de un contador, y ahí comienza su historia entre los números, empresas, asesorías y muchos otros conceptos asociados a la tributaria.

“Cuando comencé yo era el encargado de hacer los trámites en el Servicio de Impuestos Internos, estuve 15 años de lunes a viernes yendo al SII. Conocí todo el sistema y eso me sirvió para conocer el camino del área tributaria”, expresó Juan Pablo.

Fue tras esos años que decidió estudiar, “entré a la Universidad Católica a estudiar Auditoría, hice unos postgrados en tributaria y comencé a trabajar en eso. Al principio pensé en dedicarme a asesor o consejero tributario,  pero las cosas se fueron dando poco a poco y los clientes que asesoraba de forma tributaria me pidieron que los asesorará en temas contables, recursos humanos y todo lo que desempeña una buena administración”, manifestó.

Para 2010 ya tenía una cartera considerable de clientes, pero fue en 2014 cuando partió de lleno con Planificador Tributario, una sociedad que comenzó seis años antes, pero que se posicionó en el mercado en dicho año, asesorando a clientes en la Región del Maule, Metropolitana y otras.

En su experiencia laboral previa como asistente de contadores, Juan Pablo anotó las falencias que observó en el área para hoy él hacer todo lo contrario. “Los clientes sufrían de falta de información, debido a que algunos contadores más antiguos dicen lo justo y necesario. También, la persona entregaba sus documentos y el contador solo le decía los valores a cancelar, no se hablaban  detalles, ni siquiera la clave de SII”, enfatizó.

En ese sentido, agregó que “en Planificador Tributario revertimos esos puntos, nosotros entregamos toda la información a los clientes. Cuando la persona va a entregarnos su documentación debe ir con tiempo para conversar sus necesidades y proyectos, si quieren invertir en algún negocio, si tienen miedo de pagar muchos impuestos,  utilidades, etc. De esa forma,  en conjunto empezamos la planificación tributaria”.

¿En qué consiste la planificación tributaria?

“Nosotros desarrollamos tres o cuatro pre-balances en el año para adelantarnos y que el cliente se pueda estructurar. La planificación parte desde la última renta, en mayo trabajamos en el primer pre-balance,  instancia en que se explica lo positivo y negativo. Luego, en junio, nos reunimos por el segundo pre-balance y resolver las dudas. Finalmente, en el pre-balance de septiembre tomar decisiones para el año que viene, se aconseja ese mes para que en los siguientes el cliente trabaje en la planificación que se realizó y el 31 de diciembre los resultados sean los esperados, en abril del siguiente año el cliente debe saber cuál es su impuesto a la renta y si le van a devolver o cuánto es tu renta”.

Actualmente, ¿en qué momento tributario nos encontramos?

“En este momentos el último pre-balance debería estar listo. Si tenemos en cuenta que estamos en noviembre  y no se ha realizado es importante exigirle al asesor que lo haga para que el último mes que van a tributar alcancen a hacer una planificación. Estamos en la última etapa y casi contra el tiempo”.

Reforma Tributaria y Operación Renta 2019

En agosto pasado el Presidente Sebastián Piñera presentó un proyecto que modifica el Sistema Tributario, pues según el mandatario moderniza y simplifica el actual. En esa línea, Juan Pablo indicó que entre los 13 ejes principales de esta reforma se buscaría unificar los sistemas, “planteó bajar las tasas de impuesto a la renta, que yo creo apunta a unificar hacia la tasa más baja que es de un 25% y que se pueda tributar como a la antigua, es decir, que todos tributen a la misma tasa y que puedas retirar lo que se planificó”, explicó Juan Pablo.

¿Qué pasa con los pequeños y medianos empresarios?, ¿les sirven los cambios?

“Cuando el pequeño o mediano empresario inician actividades o tienen que elegir su sistema de tributación deben tener en cuenta la proyección de cinco años de utilidades, ya que al comenzar tienen que estar cinco años en el mismo sistema. Entonces, para decir si son beneficiados o perjudicados dependerá de las proyecciones a partir de 2017 en adelante, ya que no se sabe cómo serán sus ingresos. Lo mejor que pueden hacer los pequeños empresarios es buscar a un buen asesor para evitar las evasiones de impuestos, tratar de planificar de mejor manera y cumplir con los tributos al Estado como corresponde, para tener una planificación profesional ordenada”.

Este año se hizo obligatoria la cotización de los trabajadores independientes  que se verá materializado en la renta 2019, ¿cómo ves ese tema?

“Antes, muchos profesionales en teoría, recibían grandes sumas de dinero por concepto de devolución de renta, a pesar que en forma paralela recibían sueldos bajos, por ejemplo, 300 mil pesos, cotizando y teniendo un sistema de salud por ese monto, desconociendo que el global de sus ingresos mensuales era muy superior. Por ello, se cambió el sistema y el SII comenzó a recibir en línea las boletas de honorarios que emitían las personas. En ese contexto, en 2008 se debía comenzar a cotizar los ingresos por concepto de honorario, pero con la opción de renuncia voluntaria a este pago, sin embargo a partir del 2018 todos los ingresos por este concepto deberán cotizar un pequeño porcentaje de la devolución”.

Como consejo para los profesionales que obtienen altas sumas de dinero y que se pueden ver afectados, deben planificar de otra manera sus honorarios, crear personalidad jurídica, o si entregan servicios profesionales que sean exentos de impuestos con facturas exentas, ya que el Estado premia a las personas que venden conocimientos profesionales, tributando con utilidades”.

En cuanto a las consideraciones para tener un buen asesor tributario, el profesional enfatizó en las siguientes recomendaciones:

– “Se debe tener en cuenta la comunicación, la información que entrega, si explica cómo se están desarrollando los proceso, etc.”.

– “Analizar las tres últimas rentas, si dieron el resultado esperado y si conversaron o solo dio los resultado”.

– “El cliente debes exigir pre-balance para lograr mejores resultados. Si no es así, es mejor cambiarse a otro que entregue tranquilidad y mayor comunicación, pues debe ayudar a que el negocio crezca”.

– “Es importante informarse y no quedarse con una sola opinión profesional”.

– “Recordar que es tu negocio, tú pagas los impuestos, son tus dineros y por eso debes tener un contacto directo”.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar