Cultura

Yeny Díaz Wentén, poeta angelina “La poesía son las joyas de mi mestizaje”

Yeny Díaz Wentén, poeta angelina

Profesora general básica egresada de la Universidad de Concepción sede Los Ángeles, Yeny Díaz Wentén ha tenido una prolífica trayectoria dentro del mundo de las letras. Ha sido incluida en las antologías Lautaro esquina Mendoza (Centro Cultural Víctor Jara, 2000) y en Aperitivo (grupo Concepciones de la Universidad de Concepción, 2008). Además, ha participado en el taller de la Fundación Pablo Neruda, Temuco, dirigido por Clemente Riedemann y en diversos talleres de la ciudad de Los Ángeles.

A lo anterior se suma que en el año 2008 es invitada al encuentro nacional de poesía “Riesgo País” en la ciudad de Valdivia. Lee sus trabajos en el “Seminario de Reflexión Poética” realizado en el Centro Cultural La Sebastiana dirigido por Sergio Muñoz, en Valparaíso y que el año 2009 participa en Antología en Movimiento, ciclo de lecturas poéticas organizadas por la Fundación Pablo Neruda, en el “VIII Festival Internacional de Poesía de El Salvador” y en el encuentro de arte femenino “Desbordes”.

¿Cómo fue tu encuentro con la poesía?

Fue a los 7 años a través de un libro que reunía a los participantes de un concurso literario publicado por la mítica Editorial Quimantú. Al principio no comprendía  los textos, pero me llamaba la atención lo especial del lenguaje utilizado por los escritores. Después estaban los textos de estudio en los que  aparecían los grandes, Doña Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Pezoa Véliz, Huidobro, entre otros clásicos de la poesía hispanoamericana.  Todo esto me nutrió. Debo mencionar que mi familia es de un origen sencillo y que no podía hacer gastos en libros para la creación de una biblioteca, porque había otras necesidades básicas que cubrir. Si bien no tenía biblioteca me nutrí del lenguaje y de las historias familiares. Descubrí la poesía en el escuchar, en el mirar… Descubrí la poesía siendo champurria (mapuche-chilena)… la poesía son las joyas de mi mestizaje, de este mapuchismo que me brota.

¿Cuáles son los puntos más importantes de tu trayectoria?

Entre algunos puntos a destacar, que se suman a los antes comentados,  están que en el año 2010 fueron publicados algunos de mis poemas en la revista peruana de la Universidad de San Marcos “Vicionario” dirigida por el poeta Arturo  Corcuera y en la  revista crítica de literatura latinoamericana Katatay (Buenos Aires). Asimismo, en el año 2011 fui incluida en la antología poética de mujeres mapuche (XX -XXI) de la editorial LOM y Lof sitiado. Homenaje poético al pueblo mapuche de Chile de la Editorial LOM.

En el año 2013 participé en el primer festival de poesía joven realizado en la Chascona  “Iluminaciones” realizado por el poeta Alejandro Godoy y apoyado por Centro Cultural Balmaceda.

En 2014 fui invitada al Parlamento del Libro y la Palabra organizado por la Universidad de Chile, actividad destinada a discutir sobre las políticas del libro y los pueblos indígenas.

Animitas, Yeny Díaz WenténEn el año 2015 publiqué mi segundo Libro “Animitas” de la Editorial Independiente Gramaje Ediciones, siendo el lanzamiento durante Feria del Libro en Centro Cultural Gabriela Mistral.

En 2016 participé en la gira literaria Tres Poetas en Francia junto a los poetas Juan Cristóbal Romero y Andrés Morales, la gira tuvo como objetivo presentar trabajos poéticos chilenos en tres lugares del país europeo (Lyon, Clermont Ferrand y París). Ese mismo año estuve en FILSA “Mesa de lectura de mujeres indígenas”.

El 2017 estuve en el encuentro de poesía de mujeres “Versadas” organizado por la  Biblioteca de Santiago y este 2018 presenté mi libro “La hija de la lavandera” por Editorial Garceta en Santiago, haciendo la presentación en FILSA.

Todo ello es un resumen de otras tantas actividades realizadas a lo largo de mi trayectoria en la poesía.

¿De qué tratan tus obras?

Exhumaciones (2010): Tiene tres partes la primera Animitas se refiere a las ermitas que se levantan en honor a quien ha fallecido de manera trágica y que es común en nuestra cultura reconocerlas entre los límites de lo pagano y lo cristiano, en esta sección conversan los muertos anónimos de sus malas vidas, de sus sentires y sufrimientos. La segunda sección se titula Los callados, y ahí se encuentran mis familiares vivos y muertos que hablan de la tragedia de ser pobres, abusados, indígenas en un Chile que no respeta estas condiciones y las trata de desaparecer hasta nuestros días. La última parte titulada Ilesos, son poemas de variadas temáticas que son un poco más luminosos, pero que finalmente se sitúan desde la marginalidad de una población con un lenguaje coloquial y accesible. Para cerrar el libro con un Arrullo de muerte para el joven Matías Catrileo.

Animitas (2015): Este libro toca de lleno la temática de las animitas insertado en nuestra cultura, pero ya los anónimos se mezclan con otros muertos que no están en el anonimato como Violeta Parra y Víctor Jara. Este poemario tiene una estructura que comienza con una presentación a modo de crónica del fallecido, luego el fantasma reclama su sentir para finalmente cerrarse en una sola voz que se bate entre Dios y el Diablo.

La hija de la Lavandera. Yeny Díaz Wentén, poeta angelinaLa hija de la lavandera (2018): Cito a la académica Lorena Garrido para referirme a este libro. “La lavandera nos cuenta su historia, cómo se fue formando a sí misma a través de su oficio y cómo a partir de este se va forjando su visión de las personas, su amor por el campo y sus flores, particularmente la achira que en su variedad de coloridos y funciones sintetiza sus recuerdos de felicidad y sobre todo del hogar. Ese que pierde cuando parte a la ciudad, donde no se siente cómoda y donde cuestiona su lugar en ese ambiente que no la acoge por ser la pareja de un hombre de otra clase social “El señorito”; donde se siente cuestionada en su condición de champurria”.

¿Cuáles son tus proyectos actuales?

Grabar los poemas que he musicalizado en mis tres libros y dictar talleres de escritura creativa para jóvenes y adultos mayores.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar