Cultura

Miguel Ángel Ramírez, “El Curicano”

Más de 25 años creando canto y poesía popular

Con toda una vida ligada a la tierra y sus tradiciones, Miguel Ángel Ramírez, “El Curicano” lleva más de cuatro lustros cantándole a lo humano y lo divino a través de su música, la cual rescata las expresiones más arraigadas de nuestra tradición oral y musical.

“El Curicano”, que pertenece a la Asociación Nacional de Cantores a lo Divino de Chile y la Asociación Nacional del Folclore Chileno, Anfolchi, ha participado en innumerables eventos, concursos y encuentros de música chilena, además de cosechar una gran cantidad de reconocimientos, lo que corona una vida ligada al arte de crear y preservar nuestra identidad.

¿Cuándo comenzó su gusto por la música folclórica?

Viene desde la infancia, de mi entorno campesino ligado a las novenas, coros parroquiales, quizás de mi abuela paterna, quien creo fue cantora y de haber participado en diferentes actividades artísticas, tanto en mi entorno comunitario, en la localidad de Lo Valdivia, como en la escuela San Antonio de Curicó. Siempre me gustó crear y eso lo he proyectado en mi vida.

 

¿Cómo fue ese crecimiento?

Creo que todo comenzó cuando tuve mi primera guitarra, cerca de los 23 años. Recuerdo que un día vi en una casa una guitarra quebrada que estaba en la basura. Se la pedí a la señora de esa casa y la reparé. Ahí comencé a aprender a tocar, en algunos talleres y con ayuda de otros folcloristas.

¿Cuándo comenzó a tocar en público?

Cuando conocí a la gente del folclore empecé a participar en grupos folclóricos primero bailando, luego tocando la guitarra y cantando. Recuerdo que interpretaba un repertorio de importantes autores, aunque también fue el momento para comenzar a escribir mis propios temas. Se dio de manera muy natural. A partir de ahí, participé algunos Festivales y en muchos encuentros nacionales de payadores y poetas populares como: Maipú, Lourdes, Portezuelo,  Padre Hurtado, Lo Barnechea, Casablanca, Banco Estado, Puente Alto, Pirque, entre otros. También en un sinnúmero de Fiestas Costumbristas, Muestras Culturales, Peñas Folclóricas y programas radiales. En este importante proceso me ayudaron mucho los consejos y la sabiduría de varios cantores y poetas populares, como Don Antonio Contreras “El Torito”, Don Arnoldo Madariaga Encina (Hoy tesoro humano vivo de la cultura chilena), Don Francisco Astorga Arredondo, Don Domingo Pontigo (también tesoro humano viviente), entre otros. Ellos me transmitieron el valor de la identidad chilena, la poesía popular y la forma tocar las distintas entonaciones en guitarra traspuesta y guitarrón chileno. Gracias a ellos aprendí también a interpretar décimas, cuartetas, a improvisar en estas estrofas poéticas, etc.

¿Cómo es su proceso creativo?

Mis canciones tienen sus raíces en vivencias personales y en mi capacidad de observar lugares y situaciones del campo chileno, de la tierra  y del entorno en general. Soy muy comprometido con el rescate de nuestras tradiciones y de la identidad nacional.

¿Cómo siente la recepción de la gente?

Siempre es buena, me entregan mucho cariño con gran respeto. Me siento valorado en mi objetivo de preservar las tradiciones y ser la voz de muchas causas sociales que tienen por objetivo el bienestar de toda la comunidad.

¿A quién admira?

A muchos referentes en el folclore, por ejemplo, Víctor Jara, Violeta Parra, Rolando Alarcón y Héctor Pavez. Además hay muchos poetas populares y cantores a lo divino que respiran arte del canto en su esencia más profunda y en los cuales encuentro una gran retroalimentación.

¿Cuáles son sus discos?

Tengo dos discos totalmente de autoría, además de un montón de apariciones en otros proyectos colectivos. Mis grabaciones son: Sentir poesía y Canto (2008) con 19 temas inéditos de mi autoría, basados en la poesía popular chilena, desde tonadas a cuecas, pasando por el canto a lo poeta, (versos a lo divino y lo humano), con acompañamiento de guitarra traspuesta, guitarrón chileno y rabel. Con el importante apoyo musical del maestro del canto a lo poeta y músico chileno Francisco Astorga. Esta obra fue realidad gracias al Fondart de ese año. Siguiendo la Huella (2013) fue mi segundo álbum, también realizado con un Fondart, que está compuesto por 16 temas inéditos de mi autoría. Es un disco que rescata la guitarra traspuesta como herencia cultural de nuestro pueblo campesino. En él también hay un homenaje directo al cantor y a su labor diaria en el rescate y valorización de la tradición y la memoria.

http://www.elcuricanoramirez.cl

https://www.facebook.com/ElCuricanoRamirez

https://www.youtube.com/user/curicanoramirez

curicano.ramirez@gmail.com

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar