Cultura

Juan Francisco Orellana, escultor. El arte que brota de la madera

 

Juan Francisco Orellana, escultor

Oriundo de San Fabián de Alico (Ñuble, Chile), este joven escultor descubrió su talento para dar vida a obras artísticas de calidad a través del noble trabajo que realiza con las maderas nativas de la zona. En conversación con NOS Magazine contó que su temática principal es religiosa, aunque también realiza temas campestres, decoraciones y esculturas de personajes representativos de Ñuble.

¿Cuándo comenzaste en la artesanía en madera?

Mi inclinación artística comenzó a los 13 años, después de haber confeccionado mis propios juguetes en madera.  Los primeros pasos fueron en la artesanía rústica, luego tuve cursos de artesanía tradicional en Santiago (1984-1988). Después conocí unos curas Franciscanos y comencé a hacer restauraciones de imágenes religiosas, coloniales; imitaba o copiaba las figuras que me llamaban la atención por sus detalles y aprendí el arte sacro junto con la policromía. Posteriormente, hice una combinación con lo rústico y lo trabajé independiente hasta ahora haciendo esculturas humanas, de animales y muebles.

¿Cuáles son los temas recurrentes en tus obras?

Principalmente me baso en lo religioso (arte sacro) que es la mayor demanda para distintas Iglesias del país, también confecciono temas tradicionales campestres tanto en volumen como en relieve, letreros y decoraciones.

Me da mucho orgullo que mis obras se expongan en distintas Iglesias del país, así como en centros comerciales, instituciones y algunos particulares.

¿Has realizado alguna exposición de tus trabajos?

En 1992 monté una exposición de figuras religiosas con un amigo escultor en el Museo Colonial San Francisco en Santiago, fue bastante llamativo porque teníamos imágenes de distintos tamaños y policromadas, además fuimos visitados por los reyes de España.

Casi no muestro mis obras en exposiciones porque nunca tengo un stock de muestra ya que la demanda es permanente y el trabajo de la escultura es lento, además hago clases de tallado en un taller del Liceo de San Fabián, con alumnos entre 6° básico y 2° medio.

Sin embargo, en San Fabián, la Municipalidad me ha hecho reconocimientos por lo que represento como artista en la comuna.

¿Cómo es tu proceso creativo?

El proceso de una obra, por lo general, se basa en lo bíblico, trabajo con modelos para las expresiones tanto de las manos como de los rostros, también empleo fotografías y bastantes diseños. Naturalmente conforme a lo que me pidan.

El proceso consiste primero en la preparación de la madera, secado lento y desbaste pesado con motosierras. Luego de aplicar el diseño se trabaja a mano con gubias, se van ensamblando algunos bloques según el tamaño de la pieza, luego del detalle final se hace el lijado para después ser policromado si así lo piden, esto consiste en empastar y pintar la figura con sus respectivos colores manteniendo el principal cuidado en el rostro y todo lo que sea piel, por ejemplo, en la imagen de un Cristo crucificado, que está casi desnudo, hay que imitar los golpes, las heridas, la sangre y el color natural de la piel.

¿Qué tipo de maderas utilizas?

Utilizo maderas nativas de la zona, principalmente castaño o raulí y si la obra es al natural se buscan las mejores maderas para dar realce a las figuras  con su beta.

¿Cuál es tu proyección en la artesanía en madera?

Mi proyección apunta a ir obra a obra, considerando que mi trabajo es lento y constante. Prefiero no proyectarme demasiado, sino más bien centrarme en la escultura que estoy haciendo, ya que vivo de mi trabajo.

 

Teléfono de contacto: (56) 89782195

juanfrancisco.orellana@yahoo.es

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar