Cultura

Isrrael Villablanca de la Fuente, artista visual

Isrrael Villablanca de la Fuente, artista visual

“Quiero llevar mi arte por todo el mundo”

Nació en Chillán, pero su vida ha transcurrido en San Miguel, una localidad cercana a San Ignacio en la Región de Ñuble. En su tierra, Isrrael ha desplegado, desde niño, todo su talento en el dibujo, pintura, fotografía, música, diseño, entre otras áreas plásticas, con gran éxito. Una llave que lo llevó a ser reconocido en concursos y exposiciones, y a obsequiarle en persona su retrato a la cantante italiana Laura Pausini, en pleno escenario del Festival de Viña del Mar en 2014. Hoy nos cuenta que está en un constante proceso de aprendizaje.

“Mi camino recién comienza”, así grafica Isrrael Villablanca su momento actual, pero tiene su objetivo muy claro, “aspiro poder llevar el nombre de mi país lo más alto posible. Quiero crear algo importante en el arte, para el día de mañana poder decir ‘parece que tenían razón, tuve talento’…”

¿Desde cuándo descubriste tu talento para el dibujo?

Más que descubrirlo, lo fui depurando con el tiempo, siempre pensando en superarme y alcanzar nuevos objetivos. Desde niño (3) fue así y se potenció con el asombro de mi familia, amigos, profesores, compañeros de colegio, de liceo y de universidad.

Recuerdo que en mi niñez me llamaba la atención cuando mi mamá hacía afiches para las charlas de catequesis que realizaba. El acto de verla dibujar me impresionaba. Cómo una hoja en blanco cobraba vida.

Luego, en la básica fue más consciente de que podía dibujar mejor gracias a la guía del profesor Juan Carlos Espinoza, quien creó un taller de Artes Plásticas en el que participé. Ahí dibujaba, pintaba al óleo y surgió la posibilidad de participar en mis primeros concursos con excelentes resultados.

La enseñanza media la cursé en el Liceo de Hombres A-7, Narciso Tondreau de Chillán, donde continué puliendo mi talento e ingresé a la Universidad del Bío-Bío a estudiar arquitectura. Estaba en eso cuando mi padre se enfermó y debí costear mis estudios realizando retratos. Eso me sirvió para mejorar mi técnica, primero de manera intuitiva y luego leyendo sobre aspectos que era fundamental saber.

Posteriormente, congelé la carrera por problemas personales, pero con el tiempo me di cuenta que el dibujo lo era todo para mí. No ha sido un camino fácil, pero la pasión ha podido más. Siempre queriendo aprender más y seguir perfeccionando mi técnica.

¿Cuáles han sido tus trabajos más importantes?

Isrrael Villablanca de la Fuente, artista visualLos trabajos más importantes son los que a uno lo dejan conforme internamente y más aún, en los que se obtiene algún reconocimiento de sus pares. En dibujo, los más importantes son los que llevé al Festival de Viña 2014, el de Laura Pausini y Rod Stewart. Con el primero, obtuve el reconocimiento de la gente, lo que posibilitó que Laura lo recibiera en directo en el escenario de la Quinta Vergara. Ese hecho cambió mi vida artística. Por eso, le guardo un eterno agradecimiento y admiración. Por el segundo, a pesar de que no se lo pude entregar al artista, sirvió para que mi trabajo se valorara aún más, ya que fue adquirido por alguien del público a un precio mayor al que vendía antes mis obras. Además, he logrado captar la atención, admiración y agradecimiento de algunas personas reconocidas mundialmente como Nadia Comaneci (gimnasta), Mónica Bellucci (modelo y actriz), Bruce Dickinson (vocalista de Iron Maiden), Bárbara Eden (Mi bella genio), etc.

En fotografía, los trabajos importantes han sido en los que he obtenido los primeros lugares tras participar en algunos concursos. El valor de ellos radica en que las cámaras utilizadas han sido las comunes y corrientes, incluso esas de bolsillo. Nunca he podido adquirir una cámara profesional, pero sin lugar a dudas, la fotografía se vincula muy directamente con lo que realizo en mis dibujos.

¿Haces trabajos ha pedido?

Isrrael Villablanca de la Fuente, artista visualHe estado realizando trabajos a pedido recepcionados en mi correo isrraelvillablanca@gmail.com La mayoría son realizados sobre la base de fotografías.

Aunque en 2014 mis obras fueron evaluadas por algunas Galerías de Arte en Santiago sobre los 5 millones de pesos, yo he mantenido el valor mediático en referencia al cuadro vendido en el Festival de Viña, esto es 600 mil pesos para un retrato de un rostro en un formato de 37 cm x 54 cm, ya que hay que considerar que cada dibujo me toma un tiempo promedio de 80 horas de trabajo, el cual varía al aumentar el formato y la complejidad. Últimamente no me ha sido posible tomar encargos, entre otros factores, por haber estado pendiente de la salud de mis padres y por estar adaptando un nuevo taller, pero son aspectos que han evolucionado bien, así es que pronto retomaré mi labor. Además, para quienes quieran conocer un poco más de mí y de mi trabajo en redes sociales, pueden buscarme en Twitter e Instagram como @loockito

¿Cómo te proyectas?

Me encantaría poder vivir del arte. Lo más difícil ha sido la falta de apoyo y oportunidades, puesto que las disciplinas artísticas no cuentan con el respaldo que sí lo hacen otras. Pero espero que con el tiempo cambie, pensando en las generaciones futuras de artistas. Lo clave es la perseverancia, el creer y amar lo que se hace, para abrirse paso en la adversidad.

En mi caso, estoy en constante proceso de aprendizaje, ya que deseo progresar y llegar a dominar nuevas técnicas y temáticas. Mi sueño es plasmar mi arte fuera de Chile y alcanzar logros importantes para el país.

Recientemente, estuve con la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, en la intendencia de Ñuble, donde conversamos largamente y destacó el valor y el talento de mi trabajo, señalando que era necesario proyectarlo hacia el mundo. Para mí fue un reconocimiento importante ya que su llamado apuntó a crear las instancias para dar a conocerme como un artista ñublensino de exportación.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar