Cultura

Hugo Villar Urrutia, escritor y creador audiovisual

Creador sin límites con identidad maulina

Nace en Talca en 1981. Después de pasar su primera infancia en el campo maulino, se traslada a la capital regional, donde cursa sus estudios de enseñanza media en el Liceo Abate Molina de Talca. Luego ingresa a Pedagogía en Religión y Filosofía, para posteriormente estudiar un postgrado en literatura y artes visuales.

El cine, la actuación y producción son parte de sus inquietudes en el ámbito de la creación audiovisual, destacando la dirección en el videoarte “Talca On The Road”, y los documentales “Sota” y “Sonrisas de Paz”. También produjo, actuó y escribió el guión de la primera película de acción talquina, “Los Culpables”, estrenada en 2017. Ha participado como actor en varios cortometrajes de la saga de terror “Crónicas de Talcadáveres” y actualmente se desempeña como profesor en una universidad talquina.

Asimismo, Hugo ha publicado los libros de poesía y cuentos “Extramuros” (2015) y “El Impostor” (2016) y participa en la antología de poesía social “Verbo Latente” (2018). Es columnista del suplemento “Temas” de diario El Centro y publica sus cuentos en el diario rural Sanclementino.

¿Desde cuándo comenzó tu gusto por la expresión artística en la literaria y el mundo audiovisual?

Creo que desde niño, pero de manera inconsciente, a partir de la contemplación del campo maulino, de su inmensidad y salvajismo, recuerdo que desde pequeño me conmovía con situaciones simples. De vuelta en la ciudad y siendo un adolescente recuerdo que me dejó marcando ocupado un poema existencialista de Pablo Neruda titulado “Walking around”, estaba en primero medio y lo leí en un libro de castellano, en esa época disfrutaba mucho de la música rock y mi asignatura favorita era artes plásticas, donde no era muy bueno dibujando, pero siempre mis creaciones tenían una conciencia social o un mensaje. Ya en ese tiempo me gustaba el cine, pero fue cuando ingresé a la universidad que me volví fanático del séptimo arte, incluso dirigí un ciclo de cine alternativo por casi cuatro año en la UCM. La literatura eso sí vino después, una vez egresado de mi carrera me fui a trabajar y a vivir a la quinta región, vivía solo en el Quisco y trabajaba haciendo clases de filosofía en San Antonio, fue ahí donde me adentré en el mundo de la poesía y la narrativa, a partir de la amistad con dos personas fundamentales, la poeta Florencia Smiths y el narrador Jorge Muzam, quienes me incentivaron a escribir y me mostraron autores. En ese momento comencé a escribir y de ahí nunca más deje de hacerlo, de eso ya van 10 años.

¿Cuáles son tus trabajos más destacados en ambas áreas?

En la literatura mis dos libros, “Extramuros”, el cual aborda ciertos problemas existencialistas, con una carga un tanto oscura, y algunos cuentos fantásticos, fue el libro con el que me presenté en el mundo de las letras regionales y tuvo una muy buena acogida entre los escritores locales. Mi segundo libro fue “El Impostor”, que al igual que el primero contiene poemas y relatos, considero que es un libro mucho más maduro, más reflexivo, donde exploté temas relacionados con la identidad, el cine, la nostalgia, las comidas, entre otros.

En el ámbito audiovisual mi primera obra fue “Talca On The Road” que es un videoarte contemplativo en blanco y negro, sin diálogos ni personas actuando, solo música y arquitecturas y esculturas pasando frente a la cámara, lo grabé con un amigo en el año 2012, después de eso vino el documental “Sota”, que narra una parte de la historia de la diez oriente, antiguo barrio rojo y bohemio de la ciudad, es el trabajo que más satisfacciones me ha dado, fue galardonado en el Festival Internacional de Cine de Talca en 2016 y ha sido exhibido en varios festivales del país, en México y también en la Televisión, luego de eso vino “Sonrisas de Paz”, documental que aborda el tema de la felicidad y de la terapia Yoga de la Risa, es el primer documental que aborda este tema y ha sido exhibido en México, Linares, Curicó y Talca, todos estos trabajos se pueden ver en la red, en la página de la cineteca virtual de la Universidad de Chile, en la parte de cine regional, también debo mencionar que estos tres trabajos fueron hechos de manera autogestionada, sin los dineros de ningún fondo municipal, ni del Estado, al igual que la película “Los Culpables” que realicé a medias con mi amigo el cineasta Vito García Viedma.

¿Cuáles son tus inquietudes en materia artística?

Una de mis principales inquietudes tiene que ver con el tema de la identidad maulina, tanto en el cine como en la literatura, mis relatos siempre están ambientados en el campo o en Talca, o sus protagonistas son unos cuatreros o unos ladrones de poca monta. Me parece interesante construir una visión contemporánea de lo que es nuestra identidad en pleno siglo XXI, a su vez también busco conmover y empatizar con el dolor del ser humano.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar