Cultura

Carla Escobar, poeta “La poesía más que escribirla se vive”

“Yo soy yo, con ustedes y mi circunstancia”, así se define la poeta angelina radicada hoy en Santiago, Carla Escobar, quien comenzó a cultivar esta expresión artística “abstrayéndome, inventando realidades paralelas, retratando el paso del tiempo en diarios de vida”. Conversamos con ella y nos habló sobre su trayectoria y proyectos actuales.

 

 

 

¿Cuáles son las temáticas más presentes en tu obra?

Tengo formación literaria pero es mínima, creo que entrar a estudiar literatura tiene el riesgo de formar a un intelectual que más que escribir está preocupado de cultivar las redes que a futuro le darán de comer, me he dedicado a vivir y a darle vida a la voz de gente humilde y sencilla como yo, en la mayoría de mi poesía hay un discurso de protesta, usando un escudo que es la vulnerabilidad y a la vez la fortaleza que caracteriza a quienes nos toca mensualmente juntar las moneditas para pagar el arriendo, porque lamentablemente no tuvimos la misma suerte de quien heredó el patrimonio de su familia, formo parte de las personas que se ganan la vida honestamente, no forrándose con coimas ni “cagando” al pueblo.

Este año comencé a hacer clases de poesía en Quilicura, ya que uno de mis objetivos es trabajar con y por los adolescentes, escucharlos, fomentar sus espacios de expresión para el autocuidado y amor propio, me preocupan los niveles de depresión y suicidio adolescente en este país, están sobre la media y profesionalmente hablando, es una problemática que se debe abordar y una forma no tan invasiva, es a través de la poesía.

Cuéntanos sobre tus obras y proyectos más importantes

El año 2010 realicé una exposición de técnicas mixtas que se llamó “Quejumbrosa, el milagro del verso” http://quejumbrosa.blogspot.com/ esto fue posterior al terremoto, de hecho utilicé varias fotos que tomé del terremoto para los poemas visuales en los cuales estaba incursionando, previo a eso desarrollé arte postal con papel reciclado, en ambas cosas trabajé junto a una artista visual de la ciudad que colaboró en el proceso.

Posterior a eso, el año 2016 publiqué el poemario “La Mujer de las Tetas Tristes” con Editorial Camino del Ciego a cargo del multifacético artista Cristián Fuica. Meses después autogestioné la presentación de mi libro en La Sebastiana y en la Chascona en señal de agradecimiento a esta institución, ya que fui becaria de la Fundación y participé tanto en las Zona Sur (Temuco) con Clemente Riedemann así como en Valparaíso junto a Sergio Muñoz e Ismael Gavilán. https://lamujerdelastetastristes.blogspot.com/

El 17 de mayo de 2017, subí a la web un libro llamado “Crónicas de Supermercado”, tiene 444 impresiones https://issuu.com/carla035/docs/cr__nicas_de_supermercado_-_carla_e

En febrero de 2018 inicié el levantamiento de una demanda social junto a Nora Guevara vía change.org por las malas condiciones de la tumba de Vicente Huidobro, en menos de una semana nos reunimos con el nieto del poeta y presidente de la Fundación, quién expresó cada uno de los proyectos fallidos que había tenido durante varias décadas. Posterior a esto el compromiso fue dirigir las recolección de firmas hacia la Municipalidad de Cartagena para que encementara la Av. Vicente Huidobro, ya que esto ayudaría a mejorar el ingreso a este sitio patrimonial. Lamentablemente Nora se bajó del proyecto y continué con la colaboración de David Hevia presidente de la SECH.

¿Cuáles son tus reconocimientos más valorados?

Haré una distinción, para mí hay dos tipos de reconocimientos, el afectivo y el institucional. En el Liceo Santiago de Quilicura este año me contactó la Bibliotecaria para hacer una lectura y clínica de poesía con el fin de conmemorar el Día del Libro, esto fue para 120 alumnos, se generó una energía tan cercana y familiar con el cuerpo docente que se terminó materializando un Taller extraprogramático de Poesía durante todo el año académico, eso para mí, es un reconocimiento.

A nivel institucional mi poema “Oda a la Cazuela” ganó una mención honrosa en un concurso a nivel nacional que organizó el Ministerio de Agricultura, uno de los miembros del jurado fue mi estimado colega Floridor Pérez, con eso la verdad me doy por pagada, a pesar de que la frustración de no ganar, hizo que en ese momento le escribiera un email reclamándole “por qué no había sacado el primer lugar” jejejejeje!

¿Quiénes son tus referentes?

Vicente Huidobro, Violeta Parra, Charles Bukowski, los tres encarnaron en sangre propia lo que es la poesía y los caracteriza la pasión.

¿Cómo es tu proceso creativo?

La poesía más que escribirla se vive, por eso dejar registro de las crónicas que vivo, para mí, es crucial en este momento de mi vida. Llegué a Santiago por temas políticos, en Los Ángeles fui eliminada de la Universidad Santo Tomás cuando estaba a punto de titularme, esto ocurrió porque fui dirigente estudiantil y eso implicó que dejara todos mis proyectos de ciudad botados, tuve que llegar a trabajar y convalidar mi Licenciatura en Trabajo Social; en estos años he peregrinado por decenas de oficios, fábricas, sectores populares. Dejar registro de cómo es la idiosincrasia en este pueblo, será chistoso de leer en cien años más.

El proceso de creación va de la mano con la vida del poeta, en mi caso no me siento a beber una copa de vino una noche de invierno, escuchando jazz y escribiendo los mejores versos del planeta, mi proceso de creación en Santiago ha sido contra el reloj, presionada por cumplir con las funciones laborales, anotando la idea principal en algún papel que luego se ha transformado en una crónica, por lo general dejo pasar unas semanas e inclusive meses y lo corrijo.

Con la poesía por lo general la idea sale de un viaje, mis últimos poemas describen mucho lo esquizodepresivo que te vuelve esta ciudad, de hecho hace poco sufrí un colapso nervioso producto del estrés laboral, hecho que de seguro será retratado en mi poesía y crónicas.

¿Cómo ves el trabajo poético actual tanto de las mujeres?

En Chile si eres mujer, para que tengas tribuna debes agruparte, etiquetarte, encasillarte. Por lo general las poetas de hoy en día son: lesbianas, veganas, mapuche, feministas, intelectuales. Estos perfiles son los que más circulan en Santiago, en mi caso soy heterosexual, como de todo, no soy mapuche, pero luché por la defensa de tierras en zona Pewenche, fui activista, pero no tengo apellido mapuche por tanto mis gestiones no me han otorgado la posibilidad de figurar en antologías ni en encuentros de poetas mapuche. Tampoco soy feminista, escribo de las problemáticas que aquejan a las mujeres, voy a las marchas, he participado en eventos de NIUNAMENOS, critico el sistema capitalista, pero no me he proclamado jamás como feminista, por ende quedo fuera de ese círculo. Creo que soy libre pensadora, siento que no necesito potenciarme como artista perteneciendo a alguna agrupación, además la segregación es una estrategia del sistema capitalista, me pasaría de inconsecuente. Alguna poeta joven que haya leído y disfrutado en estos años, la verdad no, disfruto las lecturas in situ de mujeres adultas mapuche que le cantan al viento imitando el sonido de los pájaros.

En Santiago me gusta la poesía de Emersson Pérez, es crítica, pero a la vez, alegre, chistosa, fresca. Me gusta mucho la actitud política de Mauricio Torres, de Concepción Francisco Valenzuela.

¿Los Ángeles está presente en tu creación?

De la muestra “Quejumbrosa” todo, de mi primer poemario “La Mujer de las Tetas Tristes” puedo decir que la gran mayoría, de hecho ha sido comparado por más de una persona con la poesía Lárica de Jorge Teillier y estoy en completo acuerdo, soy una heredera de ese estilo, pero con ciertas variantes.

Desde el año 2014 que no vivo en Los Ángeles, es decir, hace cinco años, estuve en Concepción el 2014, en Pichilemu el 2015, luego en Santiago hasta la fecha, soy un poco nómade, pero cada dos o tres meses viajo para visitar a mi familia.

Probablemente muchas personas del área cultural y política no me estimen tanto por mi carácter frontal, siempre dije que era una de las ciudades más fachas de este país, caracterizada por un gran cinismo, donde líderes de la Iglesia Católica han quedado en la más completa impunidad, en cuanto a violaciones de menores se habla, una ciudad donde es normal ver al pediatra de la familia “carreteando” con diferentes menores de edad en un bar, es común ver que un grupo de viejos fachos dirijan organizaciones culturales engañando a la comunidad respecto de que la identidad de la ciudad está ligada a los caballos, eso es falso, eso solo representa a un sector de señores que han podido heredar tierras, caballos y que les gusta ir al rodeo vestidos de huasos, emborracharse, comer pollonas, etc.

Si hablamos de verdadera identidad, de un aporte real a la cultura, convengamos que Los Ángeles es ciudad de pintores, eso lo he escuchado en Valdivia, en Concepción, en Valparaíso, en Santiago y es que es innegable, está el prolijo Mario Sánchez, el multifacético Cristian Fuica, el magnífico Mauricio Contreras, el incomparable Patricio Inostroza y así otros talentosos como Raquel Sepúlveda, Víctor Jara, La familia Videla, Gladys San Martín, Laura Maturana, Adriana Larraín, Esteban “negro” Cárdenas, Escribano, entre otr@s que por falta de memoria no recuerdo y les pido disculpas si no los menciono; pero esa sí es verdadera identidad.

http://poetacarlaescobar.blogspot.com/

https://www.facebook.com/poetacarlaescobar/

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar