columnasDermatológica

Vitiligo, una enfermedad que puede ser tratada

Dr. Francisco Lama D. Dermatólogo. Universidad de Chile
Dr. Francisco Lama D. Dermatólogo. Universidad de Chile

El vitiligo es un trastorno del pigmento de la piel, adquirido de causa desconocida, que se remonta al 2200 A de C. La palabra vitíligo, viene del latín vitium, que significa mancha o defecto. Se caracteriza por pérdida del número o de la función de los melanocitos epidérmicos (células que nos dan el pigmento a la piel), lo que conlleva en la aparición de manchas claras (máculas acrómicas) que comprometen determinadas múltiples áreas corporales, causando un gran impacto psicológico en la población afectada.

Se define como un trastorno adquirido de la pigmentación, crónico, caracterizado por máculas (manchas) blancas, simétricas, que usualmente aumentan de tamaño con el tiempo. Con bastante frecuencia se presentan en cara, cuello, dorso de manos y zona genital, sin embargo, pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.  Su prevalencia mundial va 0,5% a 2%. La mayor incidencia se ha reportado en India.

La aparición de las lesiones comienza en la infancia o en la adolescencia, con un peak de presentación entre los 10 y 30 años, sin embargo, puede presentarse a cualquier edad, afectando a ambos sexos por igual.

El 20% de los pacientes con vitiligo tienen algún familiar en primer grado con la enfermedad. Los familiares directos de pacientes afectados presentan un riesgo 7 a 10 veces más que el resto de la población.

No existe un claro consenso sobre los mecanismos involucrados en la desaparición de los melanocitos que llevan a la formación de las lesiones acrómicas (manchas blancas). Se han propuesto múltiples teorías para entender la patogénesis de la enfermedad y entre ellas la de más importancia sería la hipótesis autoinmune, ya que esta enfermedad se ha asociado a otras enfermedades autoinmunes como enfermedad tiroidea autoinmune, diabetes mellitus tipo 1 y anemia. Se generarían autoanticuerpos contra antígenos del sistema melanogénico con la consiguiente autodestrucción de los melanocitos, células que le dan el pigmento a la piel.

¿Qué podría desencadenar la enfermedad?

Se han implicado el estrés emocional,  episodios de gran tristeza (fallecimiento de un familiar) y el trauma directo sobre la piel. Clínicamente, el vitiligo se caracteriza por la aparición de manchas blanquecinas redondeadas o con bordes irregulares de pocos milímetros a varios centímetros. También pueden afectar la mucosa genital. En general son asintomáticas, sin embargo, puede presentar prurito o una sensación de ardor, que preceden o acompañan la aparición de las lesiones. Su curso es lento y progresivo, con remisiones y exacerbaciones que pueden correlacionarse con algunos factores desencadenantes.

Existen una gran cantidad de tratamientos disponibles, con efectividad variable

Dentro de los tratamientos disponibles contamos con esteroides tópicos y sistémicos, fototerapia, inmunomoduladores tópicos, entre otros, que debe indicarse según cada caso considerando la edad del paciente y la extensión de la enfermedad.

Para mayor información y manejo de esta enfermedad que tanto afecta la autoestima de nuestros pacientes, puede visitarnos en el Centro Dermatológico Dermaintegral.

Dr. Francisco Lama D. Dermatólogo.

Universidad de Chile

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar