columnasTerapia Ocupacional

Terapia Ocupacional Infantil: Intervención en múltiples contextos

Valentina Riveros Pulido Terapeuta Ocupacional de Centro de Neurorehabilitación CARÉN, Chillán
Valentina Riveros Pulido
Terapeuta Ocupacional de Centro de Neurorehabilitación CARÉN, Chillán

¿Terapia Ocupacional? Esta sigue siendo una pregunta que escuchan a menudo terapeutas ocupacionales en Chile y el mundo. A pesar de que la carrera se dicta desde el año 1963 en nuestro país, sigue siendo una profesión desconocida para muchas personas.

La Federación Mundial de Terapeutas Ocupacionales (WFOT) define Terapia Ocupacional como una profesión que se ocupa de la promoción de la salud y el bienestar a través de la ocupación. Con esto, busca facilitar la máxima autonomía e independencia de las personas en sus actividades cotidianas.

La praxis de la terapia ocupacional pediátrica se centra en áreas fundamentales de desempeño ocupacional como lo son el juego, ocio y tiempo libre, educación, descanso y sueño, participación social y actividades de la vida diaria básicas. Cuando existen dificultades en estas áreas que se evidencian día a día, padres y cuidadores consultan al Terapeuta de forma independiente como también por sugerencias de educadoras y profesores, médicos tratantes y otros profesionales del área de la salud como fonoaudiólogos y kinesiólogos.

Las dificultades más frecuentes presentadas por niños y niñas son de organización de la conducta, interacción social, motricidad fina y gruesa, juego, independencia y autonomía en actividades de la vida diaria, sensoriales, cognitivas, entre otras. Estas se presentan generalmente en más de un contexto,  ya sea en la casa, jardín infantil, colegio, patio de juegos, plazas, entre otros. Por lo que el Terapeuta Ocupacional debe realizar un diagnóstico e intervención en dichos entornos evidenciando las oportunidades de desarrollo y las barreras que limitan la participación y autonomía del usuario.

Por otra parte, la intervención en el área pediátrica utiliza el juego como principal herramienta, esto debido a que es la actividad significativa en edades tempranas. Con actividades lúdicas el niño desarrolla o fortalece las habilidades necesarias, autoestima positiva y motivación para participar satisfactoriamente en sus ocupaciones. Los padres y cuidadores tienen un rol protagonista al igual que el niño. Deben participar activamente del proceso, ayudando a generalizar los avances terapéuticos en otros entornos y lograr articular las redes en beneficio de su hijo.

Valentina Riveros Pulido

Terapeuta Ocupacional de Centro de Neurorehabilitación CARÉN, Chillán.

Certificada en aplicación ADOS-2 (Autism Diagnostic Observation Schedule)

Formación en Integración Sensorial (teoría, evaluación e intervención)

Correo: tovalentinariveros@gmail.com

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar