columnasPrevención de Riesgos

Fiscalización a la mediana y pequeña empresa

La Constitución Política de la República de Chile, dispone “El derecho a desarrollar cualquiera actividad económica que no sea contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional, respetando las normas legales que la regulen”.

Por lo anterior es el Estado, quien tiene la obligación de controlar y fiscalizar el estricto cumplimiento de las normas laborales y asumirlas en el carácter de deber público. Supervigilar y fiscalizar la prevención, higiene y seguridad de los lugares de trabajo, a través de diferentes organismos fiscalizadores, Inspección del Trabajo (organismo que tiene la mayor responsabilidad para fiscalizar el cumplimiento de la legislación laboral, en todas las materias contempladas en las relaciones laborales), SEREMI de Salud (con facultad para fiscalizar todas las materias de higiene y seguridad en la empresa: baños, comedores, Elementos de Protección Personal (EPP), disponibilidad de aguas, tratamiento de residuos y materiales peligrosos) y la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO; organismo autónomo del Estado, a cargo de fiscalizar el cumplimiento de la normativa de seguridad social y garantizar el respeto de los derechos de las personas, especialmente de los trabajadores, pensionados y sus familias).

La fiscalización podrá ser respecto de distintas materias contenidas en la relación laboral:

Documentación (contratos, finiquitos, registro de asistencia, pacto escrito de horas extras, otros); Pagos y cotizaciones (remuneraciones, horas extras, cotizaciones previsionales, otros); Condiciones de trabajo (horarios, comedores, baños, bodegas, control de roedores, agua de bebida potabilizada, entre otras); Seguridad en el Trabajo (entrega de Elementos de Protección Personal (EPP), evaluación de riesgos, señaléticas, uso de protección ante radiación solar, Comités Paritarios de Higiene y Seguridad, Implementación y Difusión de Protocolos, entre otras materias).

Muchas empresas tienen limitaciones en materia de recursos y capacidad técnica, y no siempre conocen y/o comprenden las normas laborales, previsionales y sobre seguridad y salud en el trabajo, ni cómo cumplir con las mismas sin afectar el rendimiento de la empresa. Por lo general, son más reacios a buscar asistencia, pues se relaciona con la realización de inspecciones y con la aplicación de multas administrativas.

Las características de las fiscalizaciones efectuadas a grandes y medianas empresas o a pequeñas y microempresas, si bien son aparentemente similares en términos agregados, tienen especificidades que las diferencian, tanto desde el punto de vista de las materias denunciadas como de las sanciones que se aplican.

Desde hace un par de años, comenzó una estricta fiscalización hacia las empresas, quienes deben demostrar el cumplimiento legal de los protocolos del Ministerio de Salud, relacionados con las guías técnicas para el Plan Nacional de Erradicación de la Silicosis, (Planesi); el Protocolo de Exposición Ocupacional a Ruido (Prexor); el de Manejo o Manipulación Manual de Carga; el de Trastorno Musculoesquelético de extremidades superiores; el de Radiación Ultravioleta y el de Factores Psicosociales.

Leonardo Velásquez Placencia
Ingeniero en Prevención de Riesgos

Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar