columnasOdontología

¿El chupete perjudica a los dientes?

Lina Martínez, odontóloga

Muchos padres  tienen la duda sobre si, el uso del chupete, biberón  o incluso  que si sus hijos se chupan el dedo pueda perjudicar la posición de sus dientes. Por ellos, es necesario explicar los efectos que conllevan la utilización de estos productos o la realización de estos hábitos.

Es verdad que utilizar chupete y succionar de forma no nutritiva, es decir, sin la necesidad de ingerir alimentos, los dientes centrales inferiores se desvían paulatinamente hacia dentro, mientras que los que se encuentran en el mismo plano, pero en el maxilar superior, tienden a separarse y a sobresalir hacia fuera, piezas dentales que posteriormente se conocen como “dientes de conejo”.

Sin embargo, es necesario saber que dichas consecuencias en la posición de los dientes se genera por utilización del chupete o biberón por un tiempo prolongado, pues si se abandonan antes de los tres años no deberían producirse malformaciones dentales.

Por un lado, teniendo en cuenta la edad adecuada para dejar este acto tan normal y común en los niños pequeños, si se continúa realizando pasado los tres años afectará en el desarrollo de los maxilares y en la erupción de los dientes, en otras palabras, podríamos observar defectos en el crecimiento de los maxilares, en el cierre de la boca (dando lugar a mordidas abiertas o cruzadas) y en la posición de los dientes. Además, se calcula que para que las malformaciones sean evidentes, es necesario ejercer una presión más o menos constante durante unas seis horas diarias.

Por otro lado, tenemos el problema del biberón, el que también debería dejar de utilizarse antes de los dos o tres años de edad. Además de causar los mismos problemas que con los hábitos de succión como la mordida abierta, o provocar un estrechamiento del paladar, se genera el problema de la caries del biberón, un tipo de caries muy agresiva que puede llegar a dañar el germen de los dientes permanentes.

También, se debe tener en cuenta una gran diferencia entre chuparse el dedo o utilizar chupete, ya que  el chupete es un hábito que podemos hacer desaparecer quitándoselo, mientras que el dedo no. Por eso, es importante que no sustituya el chupete por el hábito de succionarse el dedo.

¿Qué hacer para que mi hijo no se chupe el dedo y/o deje de usar el chupete o biberón?

El caso de el niño no deje de hacerlo, necesitaras la ayuda de un buen odontopediatra, para explicarle al niño lo que conlleva este hábito, los efectos perjudiciales para el desarrollo de su crecimiento y animarle para que deje de chuparse el dedo o de utilizar el chupete por sí mismo. Si aun así el niño persiste con este hábito, sería necesario colocar un aparato dentro de la cavidad oral que evitara que el niño se meta el dedo en la boca.

En cuanto al biberón, para evitar la aparición de las caries, es necesario  dejar de darle el biberón a tu hijo hasta que se quede dormido, y en lugar de leche o zumo puedes ponerle agua cuando se vaya a dormir. Otra de las medidas que deberías tomar es acudir al odontopediatra para que lleve un control del estado de salud de sus dientes y encías.

RECOMENDACIONES:

  • Prestar atención al tamaño del chupete en relación a la boca del bebé, porque si no es adecuado potenciará que se puedan generar deformaciones.
  • Emplear el chupete chupete como método para evitar la succión del dedo, que tiene unas secuelas más graves.
  • Limitar el uso del chupete a los 18-24 meses de edad, ya que existe una fuerte asociación entre este hábito y la alteración en la posición de la lengua que puede dar lugar a maloclusiones o malas mordidas.
  • No utilizarlo para retrasar una comida.
  • Cepillar los dientes al menos dos veces al día, utilizando un cepillo dental adecuado, diseñados para niños. Si tu bebe todavía no tiene dientes es importante que le limpies bien las encías con una gasa húmeda después de cada toma.

Es importante tener en cuenta que, si no se corrige una anomalía dental de forma precoz puede provocar el desarrollo de una maloclusión más grave, más difícil de corregir y por tanto más costos.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar