columnasLo nuevo

¿Cómo mantener activa a nuestra mascota durante el encierro y evitar el estrés y la ansiedad?

Consuelo Blu, Médico Veterinaria

La pandemia del COVID-19 afectó la rutina de todos, muchas personas han tenido que trabajar desde sus casas y otras han tenido que trabajar extensas jornadas para tener horarios libres después, por ende, todos estos cambios afectan no solo a las personas, sino que también a las mascotas que viven con nosotros.

Nuestras mascotas adquieren sus rutinas y hábitos diarios que son complejos de mantener en estos tiempos de cuarentena, probablemente vamos a tener que reducir, por ejemplo, sus paseos diarios, por lo que sus horarios de sueño y tranquilidad se verán alterados, ya que no van a disponer de tiempo en solitario para ellos, sino que nos verán todo el día en casa, y eso les cambia radicalmente su rutina.

La personalidad de las mascotas es un factor importante a tomar en cuenta para saber cómo les afecta este cambio de rutina. Los gatos generalmente (no todos) son más solitarios, independientes y territoriales, disfrutan, por ejemplo, de descansar en lugares cómodos y con poco ruido; los perros, en cambio, suelen ser más activos y al ver a sus dueños en la casa (prácticamente todo el día) pueden creer que están a su completa disposición para jugar y compartir, algunos se vuelven locos y ansiosos, solo imaginen su felicidad al vernos todo el día en casa.

Las mascotas sienten las emociones de uno ya que son muy perceptivos, muchas veces el cambio de tono de nuestra voz es suficiente para que ellos entiendan que estamos enojados, felices, angustiados, tristes, etc. (también pueden interpretar expresiones faciales y corporal). Esto los hace muy buenos compañeros cuando tenemos días malos, pero nuestra angustia, ansiedad y miedos puede aumentar el estrés y ansiedad en ellos, lo que se verá reflejado en conductas anormales como romper cosas, orinar en lugares inadecuados, aumento de sus ladridos, etc.

Encierro/ Salidas

Los perros, al igual que los humanos, se estresan cuando tienen cambios drásticos de rutina. En casos más extremos de encierro, pierden el apetito, descuidan su higiene y hacen destrozos. Pongámonos en el lugar de un perro, que su rutina era salir al parque dos veces a la semana, donde jugaba con más perros, corría, ladraba, y gastaba su energía acumulada, de pronto, está todo el día encerrado en su casa o departamento, y sin paseos o con paseos cortos de vez en cuando. Ahora solo te tiene a ti, su dueño, que debe buscar la manera de entretenerlo, cansarlo, quererlo y estimularlo, pero en casa.

En estas circunstancias debemos, de igual forma, hacernos cargos de ellos y ser dueños responsables, entregándoles tiempo y los cuidados necesarios.

Aunque sabemos que nuestras mascotas NO se enferman de COVID-19, esto no significa que no hay que preocuparse por ellos, ya que algunas partículas virales podrían quedar en su pelaje o sus patas y, como sabemos que el virus sobrevive bastante tiempo, eventualmente podría contagiar a un humano.

Es importante entonces que en cada salida hay que mantener los dos metros de distancia tanto con las personas como con otros perros que estén siendo paseados. Idealmente recomiendo salir a pasear máximo 30 min cerca de tu casa, en lugares abiertos e idealmente en las mañanas o tarde-noche evitando horarios donde hay mucha gente aglomerada, por último, al llegar a casa, límpiale con agua y jabón sus patas, y si puedes el hocico y pelaje con un paño húmedo. Además, desinfecta su collar/arnes y correa, y no olvidar andar con sus bolsas sanitarias para recoger sus deposiciones. Evita el uso de alcohol gel, alcohol puro o cloro en mascotas ya que estas sustancias pueden ser irritantes para su piel y tóxicos.

En las casas más pequeñas y departamentos, los perros están acostumbrados a paseos diarios para asegurar su actividad física y hacer sus deposiciones, pero con esta crisis sanitaria, los dueños han tenido que reorganizarse. En los sectores con cuarentena total, la situación se vuelve más compleja, porque las salidas deben ser mucho más acotadas. Creo que la forma más apropiada de manejar esta situación es ir adaptando a nuestras mascotas paulatinamente a los cambios y dedicarles más tiempo a ellos, por ejemplo, si salían a pasear 4 veces al día, sacarlo 2 veces al día, y en la hora del paseo que no se va a realizar, dedícalo a jugar o a compartir con ellos.

¿Cómo evitar el estrés?

Hay perros que necesitan correr, otros a los que les gusta más el juego y a algunos el cariño y la compañía. En estas condiciones de encierro se ponen más demandantes (como los niños), y al igual que a ellos, tenemos que saber dedicarles el tiempo y el espacio que ellos necesitan. Hay productos naturales que podrían ayudar como feromonas, flores de Bach, etc. Pero lo que más recomiendo yo, es la dedicación de tiempo hacia ellos, ya sea con juegos didácticos, cariño y paseos, estos últimos realizarlos una vez al día (todos los días o día por medio), y obviamente tomando todas las medidas sanitarias.

Mucha gente con esto del COVID-19 se dio cuenta de la realidad de sus mascotas, al estar todo el día con ellos en casa (pensar que antes cuando me iba a trabajar, mi perro pasaba todo el día solo y aburrido), por eso este es el momento de aprovechar el tiempo con ellos, fortalecer el vínculo con tu mejor amigo y recuperar el tiempo perdido.

Si definitivamente no tienes el tiempo de estar con tu mascota o sacarla a pasear, ya sea por tu trabajo, por los niños, o por el susto de infectarte con COVID-19, existe la opción de los hoteles caninos para que puedas dejar a tu mascota unos días y pueda liberar su estrés y ansiedad al aire libre y en manada.

Ladridos

Los ladridos de tus perros son su principal medio de comunicación con nosotros, cuando ocurren cambios en el estilo de vida, es normal que se sientan desorientados, con ansiedad, estrés o miedo, esto tu perro podría hacértelo saber aumentando sus ladridos. Primero debemos observarlo para identificar la causa de por qué ladra tanto, poner atención en los cambios recientes en su entorno (en este caso podría ser por el encierro debido a la cuarentena), pero tranquilos, a veces puede ser porque te está pidiendo comida o tiempo contigo. Para calmar esta actitud de ansiedad, no lo regañes (no sirve de nada), ponte en su lugar, su cambio de rutina le afecta, por eso es bueno que le des tiempo, juega con él, cepíllalo, hazle cariño, entretenlo, dale una alimentación rica y saludable y sácalo a pasear de vez en cuando, prémialo, y cómprale juguetes didácticos.

Juegos

Sabemos que se torna un poco complicado para algunos salir a pasear todos los días con sus mascotas y realizar sus actividades cotidianas (cuidar nuestra salud y la de nuestras mascotas es muy importante), principalmente cuando tenemos cuarentena total, o lugares con muchos contagiados.

Por eso, daré algunas recomendaciones para mantener activos física y mentalmente a nuestros peludos, aun dentro de nuestras casas:

Idealmente sería tener sesiones de juegos con tu mascota 15-30 min diarios (idealmente en el mismo horario todos los días y con premios, para formar una rutina). Pueden incluso buscar por YouTube cómo entrenar a una mascota, es muy fácil. Pueden realizar actividades como enseñarle a sentarse, a dar la pata, etc. (hacer pensar a tu mascota también es un ejercicio).

Algo muy útil es aplicar lo que se llama “enriquecimiento ambiental”, es decir, darles elementos que ayuden a las mascotas a incentivar su comportamiento natural (especialistas en etología animal lo recomiendan bastante). Existen en las tiendas pet muchos juguetes que cumplen esa función, como los Kong (juguete a los que se les inserta comida y los perros deben encontrar la forma de sacarla). Ante la dificultad de salir a comprar, también pueden hacer juguetes caseros, por ejemplo, con una botella de plástico, le hacen hoyos un poco más grandes que los pellets y así el perro tiene que descubrir cómo moverla para que la comida pueda salir (limar bordes para que no queden punzantes). Otros juegos como el tirar la cuerda, hacer que busque algún tesoro (comida), entrenamientos de agilidad, buscar la pelota, etc. Y todo esto finalizarlo con un rico premio y cariño terapia. En el caso de los gatos, puedes construir rascadores para que ellos arañen, lanzarles pelotitas de género, construir una caña con una pluma en su punta para que practiquen la caza, etc.

Cuidados médicos y sanitarios de nuestras mascotas

Mantener la salud de tu mascota no solo consiste en brindarle una buena alimentación, también requiere actividades que lo ejerciten, cuidado de su higiene corporal, de las cosas que usa (platos, cama) y su estado sanitario (vacunas y desparasitaciones). Yo recomiendo no dejar de lado estos cuidados, si tu mascota necesita ir al veterinario ya sea porque le toca control o está enfermo, llévalo (tomando las precauciones) o ve la opción de que algún veterinario lo vaya a ver a la casa (hay muchos médicos veterinarios que atienden y realizan sus consultas a domicilio).

Es esencial desinfectar los platos de tus mascotas, muchas bacterias podrían quedar en sus recipientes por lo que es muy importante lavarlos, tanto el de comida como el de agua, periódicamente. El tema de los baños no es necesario hacerlo tan seguido, debemos considerar además la época del año en la que nos encontramos, hace más frio, las temperaturas bajan, principalmente por las mascotas que viven afuera; para las que viven dentro de casa basta con bañarlas cada 3-4 semanas, y preocuparse siempre de dejarlas bien secas. Además, no se  olviden de la higiene donde viven, como limpiar sus casas y camas de vez en cuando.

Con los cambios en la rutina diaria, también puede haber variaciones en el metabolismo de los animales y con ello, en su apetito. El estrés o la ansiedad pueden provocar que perros y gatos coman más o menos de lo normal. El sobrepeso o la obesidad en las mascotas pueden producir alteraciones metabólicas (como por ejemplo diabetes). Por eso es tan importante cuidar su alimentación y prestar atención, sobre todo en cuarentena total, a la cantidad disponible de alimento que les entregamos e idealmente que sea de buena calidad.

Hay mascotas que deben consumir alimentos especiales (medicados) o tomar medicamentos diariamente por alguna enfermedad, y, por su salud, debemos seguir cuidando su dieta y mantener sus tratamientos para evitar otras complicaciones. Si usa algún medicamento en específico, debemos asegurarnos de contar con el stock necesario del fármaco en la casa.

Las mascotas podrían desarrollar algunas enfermedades asociadas al estrés, tales como cistitis, trastornos de ansiedad o de obsesión compulsiva. El estrés también puede afectar el estado inmunitario, disminuyendo las defensas, que los puede predisponer a contraer enfermedades, por esto es importante mantener el manejo sanitario al día, como por ejemplo tenerlos vacunados (vacuna séxtuple u óctuple, antirrábica, KC, triple felina) y con sus desparasitaciones al día para prevenir complicaciones en su salud.

Interacción con niños

También debemos poner atención en la interacción de las mascotas con los niños en la casa, muchos de ellos quieren jugar con animales o pueden expresarles demasiado amor tomándolos en brazos o acariciándolos más de la cuenta. Esto puede hacer que un perro o gato no responda de buena manera o se estrese aún más en este nuevo estilo de vida. Es importante prevenir accidentes con los niños y las mascotas y no sobrerreaccionar con castigos. Recomiendo realizar esta interacción con los niños de manera paulatina y crearles una rutina y tiempo con ellos de a poco. 

Conclusión

Durante esta crisis sanitaria nosotros y nuestras mascotas experimentaremos muchos cambios en nuestras rutinas, por eso es importante tomar en cuenta estas recomendaciones y así velar por el bienestar y la salud de ellos y el nuestro. Mantener un estado de ánimo positivo, ayudará a traer paz mental y física a la familia y a las mascotas que son parte de ellas.

Consuelo Blu

Médico Veterinaria

@cblus

@petbluvet

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar