columnasLo nuevo

¿Cómo enseñar el pensamiento positivo en los (as) niños (as) para que logren todo lo que se propongan?

Margarita Alarcón Rivas, Profesora de Educación Diferencial Mención trastornos de Audición y Lenguaje

Los (as) niños (as) aprenden el valor de la constancia desde que nacen, de seguro que tú, que ahora eres un adulto, conoces a personas que buscan de forma constante conseguir sus propias metas, como también hay personas que se rinden ante la primera dificultad y dejan de buscar las estrategias para cumplir su objetivo y lo que es peor, se fijan otra meta, para así olvidar el objetivo no logrado anteriormente.

Las personas deben ser constantes, esto les permite ser únicos y sabios ante esta cualidad, como padres debemos enseñar este valor a nuestros hijos (as). Así lograremos que ellos (as) tengan además una autoestima positiva que les permita confiar en sus habilidades, destrezas y virtudes, pero que, a la vez, puedan ser conscientes de sus limitaciones.

Cada día debemos tener un pensamiento positivo, el cual juega un papel significativo a la hora de ser constantes. Además, para lograr este pensamiento existe un paso relevante, que son las relaciones sociales con los (as) demás niños (as), lo que también permite definir, en gran parte, nuestra personalidad y mejorar el estado anímico.

Para el adulto es más fácil poseer pensamiento positivo, sin embargo, enseñar a un (a) niño (a) a tener siempre pensamientos positivos no es nada sencillo, ya que a su corta edad no suelen ser constantes en la búsqueda de metas.

Existen algunos consejos simples para ayudar a nuestros (as) hijos (as) a cumplir sus metas:

El esfuerzo es el primer paso para lograr una o varias metas: Esto lo hacemos todos cada día y nos permite sentirnos orgullosos. En ocasiones debemos repetir la acción, ya que no siempre resulta a la primera, sin embargo, seguiremos con el esfuerzo hasta que lo consigamos.

Refuerza su autoestima: Otra forma de enseñar a nuestros (as) hijos (as) a que logren todo lo que se proponen es reforzar su autoestima con palabras de aliento, afecto y con una actitud positiva, brindándoles nuestro apoyo incondicional.

Cultivar la paciencia y la perseverancia: Una característica básica de los (as)  niños (as) es que son muy impacientes, al momento de querer algo lo quieren ahora ya. Nuestra labor como padres es enseñar que no todo lo que nos proponemos lo podemos cumplir en el mismo momento o en el mismo día, si no que hay metas a largo plazo. “Los sueños no tienen fecha de término”.

Explicar a nuestros (as) hijos (as) que el miedo no nos puede paralizar: El miedo es un sentimiento que nos acompaña cada día, pero todos debemos saber que solo es un sentimiento más, evitando que nos paralice y no nos permita cumplir nuestras metas.

Siempre debemos tener una actitud positiva frente a la vida, es importante encarar de frente al objetivo y a las metas.

Margarita Alarcón Rivas, Profesora de Educación Diferencial Mención trastornos de Audición y Lenguaje.

Colegio Veinte de Agosto.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar