columnas

“Caries”: LA DESTRUCCIÓN DEL ESMALTE DENTAL

Una enfermedad infecciosa para niños, adolescentes y adultos, y es que nadie queda ajeno a tener caries, pues constantemente generamos placa bacteriana en nuestra boca proveniente de las comidas que injerimos, la adherencia de ésta por tiempo prolongado hace que los ácidos producidos por las bacterias ataquen la capa externa de nuestros dientes.

Es común ver caries en niños desde edades tempranas, sin embargo, es un problema que también se da en adultos, ya que con el paso de los años se está más propensos a sufrir enfermedad de las encías, lo que puede exponer la raíz del diente a la placa bacteriana, provocando una vulnerabilidad a las caries y más sensibles al contacto de calor y frío. En esa línea, es habitual que las personas mayores de 50 años tengan caries en las raíces de los dientes.

Las bacterias presentes en la placa son las que causan la descomposición de los alimentos que a diario comemos —como los azucares y almidones— produciendo ácidos, los cuales se encargan de disolver la superficie del esmalte, desmineralizando el diente y creando orificios, es decir, caries.

Normalmente, aunque no en todos los casos, el paciente con caries puede presentar síntomas como un dolor agudo y una sensibilidad cada vez que toma bebidas frías o calientes.

Sin embargo, En fases más avanzadas el diente suele molestar sin necesidad de estímulos, en esos casos podría significar que ya se ha producido la afectación del nervio del diente, esto ocurre cuando no se tratan las caries y los pacientes dejan pasar mucho tiempo sin visitar a su dentista. A lo anterior, se suma que pueden causar un absceso dental que suele venir acompañada por inflamación en la cara y en fases más avanzadas se puede llegar a la pérdida del diente.

El tratamiento de las caries en las fases iniciales suele realizarse con una reconstrucción de composite, es decir, una tapadura. Pero, en los casos en que la carie afecta a la pulpa dental o nervio de la pieza es necesario realizar un Tratamiento de Conducto. Además, luego del tratamiento podría ser necesario una incrustación o una corona dental para proteger la pieza de fracturas.

Cabe destacar, que es importante detectar a tiempo la caries y no esperar a que aparezca el dolor. Siempre es necesario estar bien informado acerca de la salud dental, por ello es fundamental que consultes al dentista cualquier duda.

Consejos para evitar la aparición de caries:

  • Cepillarse los dientes luego de cada comida.
  • Limpiarse entre los dientes a diario con seda dental.
  • Injerir comidas nutritivas y equilibradas, evitando productos altos en azúcares y limitar las comidas entre horas.
  • Consultar con su dentista sobre el uso de flúor suplementario para fortalecer los dientes, y sobre la utilización de selladores dentales aplicados a las superficies de mordida de los dientes posteriores, para protegerlos de la caries.
  • Visitar al dentista frecuentemente para limpiezas profesionales y exámenes bucales.

 

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar