ColumnaInnovación

Promisorios resultados han sido obtenidos en un innovador proyecto que busca reducir la partidura en cerezas

Dr. Ricardo Villalobos Carvajal. Director Doctorado en Ingeniería de Alimentos. Universidad del Bío-Bío
Dr. Ricardo Villalobos Carvajal. Director Doctorado en Ingeniería de Alimentos. Universidad del Bío-Bío

La cereza es una especie frutícola que ha experimentado un importante crecimiento en superficie plantada y producción durante los últimos años en Chile, debido a la apertura de los mercados asiáticos, donde la cereza es muy apreciada y se pagan altos precios. Chile ha logrado posicionarse como el primer exportador de cerezas en el mundo y la cereza se ha convertido en la principal fruta fresca exportada a nivel nacional (temporada 2018-2019).

Sin embargo, un factor que incide sustancialmente en la producción anual y calidad de las cerezas, especialmente en las zonas centro-sur de Chile, es el desarrollo de partidura (cracking). Este fenómeno se asocia al ingreso de agua a través de su cutícula durante un evento de lluvia en épocas cercanas a su cosecha o bien a la absorción de agua a través de la raíz del árbol. La partidura tiene un impacto económico importante en la industria nacional de cerezas, ya que ellas pierden su valor comercial para el mercado de exportación en fresco y solo pueden ser destinadas al mercado local o la industria procesadora. Varias estrategias han sido utilizadas para tratar de prevenir este fenómeno, pero algunas de ellas no son totalmente efectivas cuando se producen lluvias mayores a 12 mm en un periodo de 24 horas o bien su costo de implementación, como es el caso de cubiertas plásticas, es muy elevado para los pequeños y medianos productores.

En este contexto, Investigadores del Departamento de Ingeniería en Alimentos de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos de la Universidad del Bío-Bío, liderados por el Dr. Ricardo Villalobos Carvajal, han desarrollado una nano-emulsión basada en compuestos naturales extraídos de desechos agroindustriales para reducir la partidura en cerezas y mantener su calidad en postcosecha. Esta investigación ha sido cofinanciada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) a través del proyecto PYT-2015-0218.

El enfoque innovativo del proyecto, consistió en reforzar la propiedad de barrera al agua tiene la cutícula de las cerezas, mediante la aplicación de un recubrimiento emulsionado. Para ello se integraron varias tecnologías emergentes, que los investigadores han venido estudiando en diversas tesis de magíster y doctorado en Ingeniería de Alimentos desarrolladas en la Universidad del Bío-Bío. Alta presión hidrostática para la extracción de los compuestos naturales desde los desechos agroindustriales, Homogenización por altas  presiones para la formación de la nano-emulsión y finalmente Aspersión electrostática para la aplicación de la nano-emulsión en los ensayos de campo.

Luego de tres temporadas de aplicación de la nano-emulsión, en la que participaron las siguientes empresas asociadas: Sugal Chile Ltda., Sociedad Agrícola Millahue Ltda., Sociedad Agrícola Cato  S.A. y Agrícola Trincado Rozas Hnos. Cía. Ltda, se logró reducir la partidura en las cerezas en un 53 % respecto de aquellas sin aplicación de nano-emulsión, sin afectar su calidad en postcosecha.

Sin duda, los resultados obtenidos en el proyecto son muy relevantes para el sector agrícola, ya que estos pueden contribuir a los pequeños y medianos productores de cerezas a hacer más rentable y competitiva su actividad agrícola, aportando en forma efectiva al desarrollo de la nueva Región de Ñuble.

Dr. Ricardo Villalobos Carvajal

Director Doctorado en Ingeniería de Alimentos

Universidad del Bío-Bío

r.villalobos@ubiobio.cl

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar