BellezaColumna

Hablemos de linfedema

Amparo Balbontín Solar, Kinesióloga - Directora Centro de Estética AQUA SPA
Amparo Balbontín Solar, Kinesióloga – Directora Centro de Estética AQUA SPA

Dado el elevado porcentaje de personas que sobreviven a distintos tipos de cáncer, la calidad de vida de las mismas debería ocupar un lugar prioritario.

Esta patología relativamente frecuente, cuyo diagnóstico y tratamiento no están generalmente bien resueltos, lleva a sus portadores a sufrir consecuencias psicológicas, laborales, familiares y sociales.

¿Qué es?

Es la acumulación de líquido (linfa: agua, grasas, proteínas, otras partículas), que se pueden observar como un aumento de volumen en brazos o piernas (menos frecuente en cara, cuello y tronco), causado por una alteración del sistema linfático.

El linfedema es una de las secuelas que observamos con mayor frecuencia tras el cáncer de mama. El tiempo de aparición es variable, pudiendo ser de semanas, meses o años.

¿Cómo lo detecto?

  1. Aumento del tamaño de los brazos y piernas que suele incluir los dedos.
  2. Sensación de pesadez.
  3. Dificultad para mover el brazo / la pierna, pérdida de fuerza, hormigueo.
  4. Alteraciones cutáneas (engrosamiento de la piel, ampollas, verrugas, pliegues).
  5. Sensación de ropa ajustada, picor o quemazón.

Tratamiento

El objetivo principal es mejorar la funcionalidad de la circulación linfática en el brazo/pierna afectada.

Esto se lleva a cabo mediante un programa de tratamiento integral que recibe el nombre de TERAPIA DESCONGESTIVA COMPLEJA, que incluye:

  • Cuidados de la piel.
  • Drenaje linfático manual (solo por kinesiólogos certificados).
  • Vendaje multicapa.
  • Prenda de compresión.
  • Autovendaje y autodrenaje.
  • Entrenamiento en las pautas de ejercicios miolinfokinéticos.

¿Cómo reducir el riesgo de desarrollar linfedema?

  1. Mantenga un peso saludable. Si tiene sobrepeso, tome medidas positivas para manejar su peso después de un diagnóstico de cáncer. Esto puede ayudar a reducir su riesgo de desarrollar linfedema.

 

  1. Cambie de posición. Evite estar de pie o sentado durante largos periodos de tiempo. No cruce las piernas cuando esté sentado. Apóyese en almohadas cuando esté en la cama. Una posición derecha mejora el drenaje linfático.

 

  1. Use ropa suelta. Si tiene riesgo de desarrollar linfedema de la cabeza y el cuello, no use prendas con escote ajustado.

 

  1. Quienes tienen riesgo de desarrollar linfedema de piernas, deben protegerse los pies usando calzado cerrado. Evite usar chancletas y sandalias.

 

  1. Quienes tienen riesgo de desarrollar linfedema de brazos, deben evitar usar prendas y joyas ajustadas que les pinchen o pellizquen el brazo o la mano, como lo hace una manga o una pulsera ajustada. Esto puede provocar la acumulación de líquido.

 

  1. Limite el tiempo de exposición al calor o frío extremos. Evite los saunas o jacuzzis. Limite las duchas calientes a menos de 15 minutos. No se aplique almohadillas térmicas ni hielo en las áreas hinchadas.

 

El linfedema, como enfermedad crónica, determina pérdida de la calidad de vida en los pacientes, por eso es importante un diagnostico precoz para minimizar los riesgos.

Amparo Balbontín Solar

Directora Centro de Estética AQUA SPA / Kinesióloga

www.aquaspachillan.cl info@aquaspachillan.cl Aqua Spa Chillán

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar