ColumnaSocial

El desarrollo de la inteligencia emocional en las mujeres rurales

Susana Concha Acuña - Asistente Social
Susana Concha Acuña – Asistente Social

Me bastó vivir 20 años de mi vida en la zona rural, para darme cuenta que existe una gran necesidad en las mujeres rurales, especialmente desde su propia valoración; ellas necesitan descubrir el gran tesoro que cada una posee, me refiero a su propia inteligencia emocional. Pero, ¿qué es la inteligencia emocional?, según Daniel Goleman, psicólogo, periodista y escritor estadounidense es la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones”. En definitiva, la capacidad de autorreflexión: identificar las propias emociones y regularlas de manera apropiada.

Si llevo esta definición a la realidad de las mujeres rurales, nos encontramos con que la falta de este desarrollo integral de emociones no solo las afecta a ellas, sino que a toda su familia y su entorno. Para ello, junto a otros profesionales estamos trabajando con el objetivo de que logren avanzar en sus vidas y sean mujeres plenas y felices. De ahí nace, desde hace algunos años, la Agrupación Unión Femenina “El Casino” de Quillón,  que acoge a muchas mujeres con diferentes problemáticas familiares y víctimas de violencia, para empoderarlas y darles las herramientas necesarias para salir adelante.

En un estudio que realicé en los sectores rurales de la comuna de Quillón, me di cuenta que la mayoría de las mujeres son vulnerables emocionalmente, tienen mayor dificultad  para progresar en sus vidas, ya que sus problemáticas  psicológicas son más grandes por no saber manejar las situaciones que les aquejan diariamente en sus hogares como la deserción escolar de sus hijos, conductas de violencias de partes de sus parejas, estrés, cuadros de ansiedad, entre otras.

Es por eso que hay que trabajar por visibilizar esa realidad, que no es solo perteneciente al ámbito urbano. No debemos olvidar que las comunas rurales son las que tienen menos  acceso a información y ayuda que las respalde a la hora de enfrentar estas duras temáticas en su diario vivir.

Si logramos trabajar con las mujeres rurales en la salud emocionalidad, podría constituir un gran avance social, ya que ellas aprenderían a gestionar, de manera más eficiente, su vida, fortaleciendo su autoestima, su autocomprensión, su capacidad resolutiva para tomar sus propias decisiones y canalizarían mejor sus emociones, transformándose además en referentes para su grupo familiar (en especial sus hijos).

Por lo anterior, es que la labor que realizamos con ellas en la Agrupación Unión Femenina de Quillón está direccionada hacia este tema. Ha sido un trabajo arduo pero lleno de satisfacciones, porque poco a poco hemos podido lograr avances en su emocionalidad, mostrándoles que pueden colocarse metas y alcanzarlas, vale decir, descubrir su propio tesoro, que es la inteligencia emocional que cada una posee.

Susana Concha Acuña

Asistente Social

Presidenta Unión Femenina “El Casino” Quillón

Facebook: Unión Femenina El Casino

Fondo de medios de Comunicación

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar