Bienestar y Salud

Trastornos de ansiedad: CUANDO NOS INVADE EL MIEDO, LA INSEGURIDAD Y LA CRISIS DE PÁNICO

Un examen, un problema en el trabajo, una entrevista o tomar una decisión importante son situaciones que pueden provocar estrés o un cuadro de ansiedad momentáneo. Sin embargo, hay personas que, durante todo su día, meses e incluso años conviven con ese estrés, nerviosismo o inseguridad, afectando su funcionamiento en todas las áreas de su vida.

Según la OMS, Organización Mundial de la Salud, los trastornos de ansiedad pueden provocar cambios conductuales, cognitivos, fisiológicos e incluso sociales. Pero, ¿cómo identificar a una persona que sufre de esta enfermedad? Consuelo Chandía, psicóloga especializada en salud mental, explicó que existen ciertos cambios que permiten identificarlos.

“Si bien es cierto, la ansiedad tiene una función de supervivencia en el ser humano, por ejemplo, la respuesta de escape frente a algún peligro, cuando se torna desadaptativa se pueden identificar varios síntomas”, agregó la especialista.

  • FÍSICOS: “Incluyen palpitaciones, opresión en el pecho, falta de aire, sensación de ahogo, temblores, alteraciones del sueño y en la alimentación, sensación de mareo y tensión”.
  • COGNITIVOS: “Las personas se sienten muy inquietas con sensación de peligro, sensación de desesperación, miedo a perder el control y pensamientos distorsionados que tienden a aumentar la respuesta ansiosa”.
  • CONDUCTUALES: “Se refleja en estados de alerta e hipervigilancia, bloqueos, olvidos, inquietud motora e impulsividad. También, a nivel corporal, se puede observar en la postura, por ejemplo, al mantener las manos cerradas”.
  • SOCIALES: “En general, las personas que presentan un cuadro ansioso les cuesta iniciar o seguir una conversación, estar atentos al momento presente, se irritan, suelen ensimismarse y muchas veces no son capaces de expresar ideas o incluso hacer valer sus derechos”.

Cuando una persona logra identificar que sufre de este fenómeno y busca ayuda, Chandía indicó que el tratamiento que se aplica busca identificar las creencias o ideas irracionales que estén generando ansiedad. “Luego de identificar las cuestionamos y las llevamos a un plano más realista, evitando la generalización de estas. Además, se indican algunas técnicas de respiración o de manejo de ansiedad que estén orientadas a estimular la autorregulación dependiendo del paciente”.

FLORES DE BACH

La medicina natural también ofrece diversos tratamientos para combatir este trastorno, uno de ellos son las Flores de Bach. Fernanda Pérez, profesora de Yoga y terapeuta natural del Instituto de Medioambiente IRMA realiza un tratamiento de este tipo. “El tratamiento consiste en dar una mezcla personalizada de extractos de algunas de las 38 flores que se dividen en siete grupos, que son el Miedo, la Incertidumbre, el Desinterés, la Soledad, la Influencia externa, la Desesperación y la Preocupación. Por ejemplo, para la ansiedad está la flor de la Impaciencia, una flor que estando equilibrada otorga serenidad, logrando que la persona esté más tranquila, vea la vida de una manera más consciente y perciba la importancia de las cosas”.

Fernanda, explicó que este tratamiento no tiene efectos secundarios, ella entrega un máximo de ocho flores, ya que cada una abre un proceso desde lo físico a lo emocional, siendo lo último lo más importante. “Una enfermedad física es la última expresión de algo emocional. Entonces, una persona que toma remedios comunes va a sanar los síntomas, pero no la raíz del problema. Con las Flores de Bach se busca identificar el por qué de la ansiedad y dependiendo de cada persona se busca la mezcla perfecta para su tratamiento”.

CONSEJOS PARA PERSONAS CON ANSIEDAD

  • Realizar actividad física regular o practicar yoga, ya que ayuda al proceso de autorregulación.
  • Realizar meditación beneficia a estar centrado en el momento presente.
  • Buscar momentos de esparcimiento, en general el humor es una buena manera de sobrellevar el día a día, especialmente junto a nuestros familiares o amigos.
  • Hablar acerca de lo que nos pasa, expresar emociones es una manera de ser escuchados y contenidos.

En el trabajo, en lo posible, delegar funciones y fortalecer el trabajo en equipo,

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar