Bienestar y Salud

Aseo y cuidado genital: Lo que toda mujer debe saber

Por generaciones y debido a las creencias de la sociedad, antiguamente no se hablaba mucho de los genitales y los aspectos a considerar en el cuidado de estos, sobre todo para las mujeres, por ende la falta de información propiciaba que estos temas se consideraran tabú en muchas culturas. Si bien, con el paso de los años ha cambiado y se ha normalizado conocer la zona íntima, aún existen personas que no le prestan la atención necesaria. En esa línea, saber cómo cuidar de ella es fundamental.

El aseo diario es un hábito que todas las personas deberías tener internalizado y ser un acto diario; y cuando hablamos de la zona genital su cuidado debe ser fundamental. En ese contexto, para que las mujeres nutran sus conocimientos con respecto a su zona íntima, conversamos con la matrona Patricia Retamal.

“Como el PH de la vagina es ácido idealmente el aseo genital debiera hacerse solo con agua sin jabón o gel que puedan tener elementos químicos que irriten, sin embargo, hay personas que por costumbre utilizan un jabón y es difícil erradicarla, explicó la especialista.

En esa línea, Patricia nos ayudó a afirmar y desmentir ciertas creencias sobre el cuidado y limpieza de los genitales femeninos.

NO SE DEBE TENER OLOR (FALSO):

“Cada persona tiene un olor característico propio de la corporalidad de la persona y  no necesariamente se deberá como consecuencia de una enfermedad de transmisión sexual u otro tipo de padecimiento en la zona genital. Pero, si se percibe mal olor se debe acudir a la matrona para evaluar si corresponde a alguna infección o no”.

SE PUEDE USAR CUALQUIER PRODUCTO (FALSO):

“Lo ideal es que las personas se acostumbren a lavar los genitales solo con agua”.

SE DEBE USAR ROPA INTERIOR DE ALGODÓN (VERDAD):

“Es importante no utilizar ropa interior nailon, sintética o de licra, principalmente porque las prendas que no son de algodón favorecen a la humedad en la zona genital y pueden provocar hongos. Por lo tanto, el factor importante para el buen cuidado de la zona íntima es utilizar la ropa adecuada”.

SE DEBE DEPILAR LA ZONA PÚBICA COMPLETAMENTE (FALSO):

“Uno no debiera depilarse, pues para algo existe el vello. Pero, hay mujeres que son muy velludas implicando mayor sudoración y probabilidades de una infección vaginal, entonces va a depender de la persona”.

USAR PROTECTORES DIARIOS (FALSO):

“Los protectores diarios favorecen la presencia de humedad y eso significa que propician la aparición de hongos”.

MALOS HÁBITOS

Además de los mitos y verdades frente al aseo íntimo, la especialista explicó que hay hábitos cotidianos incorrectos que las mujeres deberían tener en cuenta.

  • Lavar la ropa mezclada: “Este es un error recurrente en las personas, pues, si la persona tiene hongos en los pies y lava los calcetines junto al resto de la ropa puede traspasar bacteria. Idealmente se debe separar la ropa”.
  • Ponerse el calzón con los zapatos o chalas puestos: “El zapato siempre tiene residuos de tierra y el contacto con la ropa interior que va en la zona genital podría provocar una infección”.
  • No lavarse previo a la actividad sexual: “El aseo genital es fundamental antes de tener relaciones sexuales, ya que por arrastre puede haber una contaminación desde la zona anal hacia la vaginal”.
  • No hacerse aseo genital diario: “La mujer debe, por lo menos, lavarse dos veces al día, primero en la mañana y segundo en la noche. Sin embargo, las personas que son más gorditas o que transpiran mucho deberían aumentar las veces de aseo”.

IMPORTANCIA DEL CONTROL GINECOLÓGICO

Patricia fue enfática en que, por un lado, las mujeres deben tener como prioridad el aseo genital en la mañana, en la noche, antes de las relaciones sexuales, preocuparse por el secado y usar la ropa adecuada. Por otro lado, es fundamental el control ginecológico anual.

“Puede ser realizado por la matrona o por el ginecólogo, para observar los genitales femeninos internos. El examen PAP (Papanicolau) que es fundamental, sobre todo en las mujeres que inician la actividad sexual” comentó.

En esa línea, la matrona explicó que “con el PAP se pesquisa precozmente una posibilidad de padecer cáncer cérvicouterino. Además, con la evaluación ginecológica del cuello uterino y de la vagina se puede observar si existe una infección de transmisión sexual, como por ejemplo sífilis, gonorrea u otro tipo de enfermedades como la vaginosis bacteriana u hongos”.

Finalmente la matrona dejó algunas recomendaciones para tener en cuenta:

  • Mantener el aseo genital de manera frecuente.
  • Preocuparse por el secado de la zona genital, pues si queda húmeda puede generar hongos.
  • Evitar productos químicos, ya que favorecen a una serie de situaciones adversas a la salud, por ejemplo dermatitis.
  • Hacerse exámenes ginecológicos para evaluar los genitales internos.
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar