Al 100

Nicole Echeverría Rodríguez, triatleta

TRES DISCIPLINAS EN UNA DEPORTISTA ESTRELLA

A pesar que en sus inicios solo se dedicó a la natación, esta deportista chillaneja decidió unirse a la bicicleta y al trote para formarse como triatleta. Una disciplina que desde hace más de un año practica y gracias a la cual, por su esfuerzo y entereza, ha obtenido importantes logros y reconocimientos.

Nicole Echeverría Rodríguez, triatleta

Con el objetivo en mente y la postura correspondiente se comienza a palpitar la competencia. Los deportistas entran corriendo al agua, comienzan a nadar según la dirección indicada y, tras minutos que se pueden transformar en alrededor de una hora, salen del mar, río o lago mientras se deshacen con gran habilidad del traje de neopreno.

Su siguiente destino es el parque de bicicletas, donde dejan su vestuario en el canasto, se ponen los calcetines, zapatos, lentes, casco y lo último que tocan es la bicicleta, pues si no siguen estas reglas pueden ser penalizados. Los deportistas recogen su bicicleta, corren hasta la línea de arranque y se incorporan al recorrido hasta llegar a la línea de bajada. Por último, se cambian el calzado por zapatillas adecuadas para correr, con el propósito de llegar a la meta y lograr la marca que esperaban.

 Una rutina de alta exigencia y transiciones que deben tardar segundos, ya que en este deporte un minuto cuenta. Así es cada competición para Nicole Echeverría Rodríguez (23), joven chillaneja que hace un año y cuatro meses practica triatlón en la categoría general damas y también en la división 20 – 24 años.

¿Cómo surge el interés por practicar esta disciplina?

 Desde segundo básico practico natación porque mi mamá desde pequeña me incorporó, seguí entrenando y no paré. Sin embargo, en 2016 tuve un problema para ir al nacional ya que en una competencia en Temuco me elevaron unos tiempos, a tres segundos, y yo había clasificado en el “200 pecho”, pero no hicieron nada, me decepcioné completamente. Así que comencé a correr, me llamó la atención el triatlón e inicié con esto.

¿Cómo fue el inicio de este nuevo camino que incorpora el trote, bicicleta y natación?

Es muy cómico, había un concurso en Facebook de una empresa donde solamente se debía compartir una imagen en mi perfil personal para participar en una maratón en Viña del Mar, lo hice y gané. Sin embargo, hubo un problema, desde la empresa me dijeron que ya no quedaban inscripciones para esa competencia y que solo tenían espacio para el triatlón de Rapel, yo justo estaba corriendo, nunca había hecho bicicleta pero de todas formas decidí ir.

Recuerdo que me avisaron un mes antes de este certamen deportivo, así que me preparé con spinning mientras tanto, corría aún más y la natación ya la tenía dominada por los años que la practicaba. Antes de ir, me aconsejaron que en el primer triatlón que uno participaba había que disfrutarlo, así lo hice y quedé súper motivada con este deporte. Yo pensé que me costaría más, porque me parecía cansador terminar de nadar, subirse a la bicicleta y después correr, pero en el momento no se siente. De esta forma comencé a prepararme de lleno en esta disciplina.

¿Qué logros has tenido?

He ganado varios triatlones, obteniendo el podio en la categoría general y en mi división (20 – 24 años) varios primeros lugares. Por ejemplo, en el campeonato realizado en Iquique quedé en segundo lugar; en Talcahuano obtuve el primer lugar en mi categoría y segunda en la general damas. También, participé en el Promotional Race de Pucón, del cual obtuve tercer lugar en la general y primera en la categoría 18 – 29 años.

En duatlón me ha ido mucho mejor, fui campeona nacional el 2018 que se dividía en cinco fechas: Arauco, Santiago, Coquimbo, Santiago nuevamente y la última en Codegua. En esa oportunidad, obtuve los tres primeros lugares y un tercer lugar, con eso los puntajes se promediaban, logrando la primera posición dentro de mi categoría, fue una felicidad tremenda.

¿Cuáles son tus marcas?

Nicole Echeverría Rodríguez, triatleta Varían según el campeonato, porque un sprint (tipo de competencia del triatlón) en Iquique es muy distinto al que se desarrolla en Santiago porque la ruta tiene más subidas, la temperatura es diferente y también depende de la fecha, estos tres factores pueden afectar al triatleta. Pero en términos generales, mi mejor marca en el sprint es una hora 15 minutos, mientras que en el olímpico (otra categoría del triatlón) dos horas 50 minutos, contando las tres disciplinas juntas.

¿Cómo ha sido tu experiencia?

Muy buena, esta disciplina es distinta a los otros deportes porque pese a que uno nada, pedalea y corre sola, el compañerismo que se vive cuando estamos en la competencia con los demás deportistas es súper agradable y motiva harto. A mí una vez me pasó que me caí en pleno desarrollo del triatlón y mi bicicleta quedó mal, sonaba todo el tiempo y recuerdo que me preguntaban “qué te pasó” o me decían “pasa el cambio”, todos estaban preocupados, entonces eso es muy agradable, existe compañerismo dentro de la competencia, no solo afuera.

¿Qué lecciones y sensaciones te ha dejado este deporte?

Principalmente que uno debe ser “matea” para hacer triatlón y eso ha generado una organización en mí respecto a la alimentación, horarios y entrenamiento. La verdad es que he tenido hartas trabas en el deporte, muchos me comentaron “cómo vas a practicar esto”, incluso al principio pensaba “me esforzaré para que todos vean que puedo”, en cambio ahora es por mí, lo hago porque quiero y disfruto haciendo el triatlón, algunos me dicen “cómo te va a gustar sufrir tres horas” pero de verdad que disfruto mucho (ríe).

Además sufres de asma, ¿alguna vez te ha pasado la cuenta?

En Arauco me pasó que fui a una competencia en invierno, yo andaba con un traje sin mangas y me dio una crisis, no podía respirar, estaba ahogada y lo terminé a pesar de que el shock de frío afecta mucho a los asmáticos. Me fue bien, quedé segunda en la categoría general y primera en mi categoría, de hecho, era la primera vez que corría un olímpico. Eso sí, los tratamientos para el asma los llevo muy bien, entonces ser asmática no ha sido un impedimento para mí.

¿Cómo es tu rutina deportiva?

Entreno todos los días, en ocasiones dos o tres veces en el día dependiendo de lo que corresponda. Por lo general intento combinar bicicleta y trote, bicicleta y natación porque son las transiciones. Para ello, voy camino a Cato a pedalear o hago rodillo en mi casa, trote en Quilamapu o camino a Las Mariposas y natación entreno en Chillán Viejo.

Pasión por enseñar

Nicole es estudiante de quinto año de Pedagogía en Educación Física de la Universidad del Bío-Bío (UBB), una carrera idónea para el deporte que practica y del cual decidió enseñarles a los más pequeños con clases de natación.

Cuéntanos tu experiencia enseñando…

Me encanta lo que es el área pedagógica, trabajo hace tres años, les hago clases de natación a niños desde los cinco años en adelante y ha sido una bonita experiencia, es satisfactorio ver cómo progresan los pequeños y se alegran por lograr algo. Ellos son muy felices, sobre todo lo que más les gusta es el tiempo libre, ahí las “bombitas” son furor (ríe). Me ha tocado que me han dicho “tía, porque nada tan bien, yo quiero ser como usted” y sentir eso es genial.

RECONOCIMIENTO

¿Tienes apoyo como triatleta?

La gobernadora Paola Becker y mi tío Rolando Echeverría fueron los que apostaron por mí cuando comencé, ella me ayudó con la gestión de la bicicleta porque mis primeros tres triatlones tenía que pedírsela a alguien, si no fuera por ella yo no tendría bicicleta. Ahora la universidad también me apoya en cada competencia que voy y mi familia también, ellos se sienten muy orgullosos de mí, mi mamá me acompaña en todas, es mi fan número uno (ríe).

Además fuiste distinguida como mujer líder en Ñuble…

Sí, me premiaron entre las 20 mujeres líderes de Ñuble y de la UBB en la categoría deporte, también como deportista destacada en la Región de Ñuble en la disciplina de duatlón. Además, fui distinguida como personaje del año del Diario La Crónica. Todo esto me sorprende, porque pese a que llevo poco tiempo, obtengo estos reconocimientos que son muy buenos, es genial que destaquen el esfuerzo de uno.

¿Cuáles son tus próximos desafíos?

Me gustaría competir en un Ironman, quizás no ganarlo pero sí terminarlo, quiero vivir esa experiencia. En febrero me voy a España por beca deportiva a realizar una pasantía y terminar mi carrera, allá deseo realizar un triatlón, me han dicho que las rutas son espectaculares así que me llevo mi bicicleta. En cuanto a mi carrera profesional, me gustaría seguir el área de natación formativa, incluso hace poco realicé un curso del Comité Olímpico Chileno y estoy certificada como entrenadora federal nivel I infantil de triatlón.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar