Al 100Lo nuevo

Danza: Expresión corporal que traspasa escenarios

Importantes academias chillanejas

La danza o baile es una de las representaciones artísticas por excelencia a través de la cual el ser humano es capaz de transmitir sentimientos y emociones. La mayoría de las veces esta se ejecuta al compás de la música donde los movimientos y gestos se entremezclan formando un todo armónico. En el siguiente reportaje abordamos los aspectos más importantes de este arte en las voces expertas de las academias más connotadas de Chillán, sobre todo ahora frente al escenario del Coronavirus.

Desde la prehistoria las personas han sentido la necesidad de comunicarse corporalmente, con movimientos que expresaban distintos estados de ánimo. Estos primeros movimientos rítmicos sirvieron igualmente para ritualizar acontecimientos importantes, tales como: nacimientos, bodas, entre otros.

Dentro de la danza existe la coreografía, que es el arte de crear danzas (diseñado por un coreógrafo). Esta se puede ejecutar con un número variado de bailarines, que va desde solitario, en pareja o grupos.

 Elementos de la danza

  • Movimiento
  • Ritmo
  • Expresión corporal
  • Espacio
  • Estilo

Tipos de danza

La danza ha ido evolucionando en diferentes estilos, considerándose entre los principales el estilo clásico, folclórico y moderno.

Clásicos: Tiene movimientos y elementos armoniosos, suaves y coordinados,  aquí podemos encontrar el ballet clásico o danza clásica, danza medieval, danza contemporánea y ballet contemporáneo.

Folclóricos: Estas representan a la cultura popular de una etnia, región o país,  aquí podemos encontrar la danza árabe, flamenco, cumbia, charlestón, tango, cueca, entre otras.

Modernos: Nacen de la interpretación y visión del bailarín o coreógrafo. Sus movimientos son una expresión libre y fluida de estados, emociones, metáforas o ideas abstractas. Podemos encontrar representaciones como: Hip Hop, Jazz, Pop, Breakdance, Rock n’ Roll , entre otros.

Implementos esenciales para danzar

La ropa es un implemento que se debe ajustar a las necesidades para hacer que la danza sea un éxito; esta debe ser cómoda, ligera y de un material que permita que el cuerpo experimente el espacio como una nada, en la que los movimientos sean cada vez más libres y artísticos.

Tanto en mujeres como hombres se utiliza, por lo general, un maillot, que es una prenda ajustada al cuerpo y que permite la libre movilidad de la persona. Aunque es un buen elemento, no se descarta, en el caso de ellas, la posibilidad de usar una falda sobre este, que hace que sea más estético y genera impacto.

En calzado se llevan unas zapatillas especialmente diseñadas para esta actividad, pues tienen en su punta una superficie hecha con materiales que permiten ponerse en puntas y realizar ejercicios de alto calibre. Estas están hechas de pieles suaves, tela o satín.

Academia de Danza Edith Hernández

En nuestra ciudad existen diversos estudios o academias que se empapan de este mundo artístico y colaboran enseñando la danza desde sus diferentes estilos, destacando el compromiso y el ímpetu disciplinario para formar a grandes exponentes.

Cabe mencionar que la danza se ha ido ganando un espacio cada vez más importante en nuestro territorio, organizándose a nivel local diversos encuentros donde participan invitados, tanto a nivel nacional, como internacional.

La Academia de Danza Edith Hernández, profesora de danza y licenciada en educación con perfeccionamiento en la Escuela Nacional de Cuba con importantes maestros internacionales, aporta desde su mirada con la danza clásica donde lleva 20 años en su docencia.

¿Cómo se definiría la danza clásica?

La danza clásica, lo que comúnmente llamamos ballet, es todo. Es el arte dancístico más completo y no es que esté minorizando otras disciplinas, no es eso, sino todo lo contrario, el ballet es la madre de todas las danzas que se precian de ser un arte. La técnica académica del ballet es la más pura, sus códigos se enseñan en todas partes igual, un “croise devant” o un “primer arabesque” que enseño a mis alumnas, es el mismo que en Cuba, Rusia o Japón. Podría estar hablando horas en torno a esto, porque es mi pasión, me emociono mucho porque recuerdo a grandes maestros y maestras con los que concordábamos en que el ballet lo que hace es eternizar el movimiento, prolongarlo a través de cada músculo de tu cuerpo. Siempre les digo a mis niñas que deben mantener su columna alargada, pero también lo mucho que pueden decir con un delicado gesto al posar la mano en la barra. Es una actitud de vida, una disciplina maravillosa…

¿Quiénes la pueden practicar?

La pueden practicar tanto niños, niñas, jóvenes y adultos. Actualmente no solo se practica para ser bailarín o bailarina, sino como una forma de terapias corporales. Lo importante es que no exista un impedimento médico, vale decir lesiones. Quien quiera practicar danza clásica, tiene que tener las ganas, pero también la constancia. En Chillán cuesta encontrar varones que gusten de la danza clásica, existe un sesgo muy feo, pero yo creo que va a cambiar paulatinamente.

¿Qué habilidades se desarrollan?

Montones, son muchas. Concibiendo esta integralidad del ballet, a los niños y niñas les aporta en el desarrollo de habilidades tanto físicas como psíquicas.

Físicamente la coordinación psicomotora, la temporo-espacial, auditiva, equilibrio, agilidad, potencia, entre otras. Psíquicamente los alumnos y alumnas desarrollan habilidades comunicativas, de interacción, de dominio y estabilidad, de autocuidado.

En nuestra ciudad, ¿cómo ves el interés por esta disciplina?

Yo creo que cada año es mayor el interés en desarrollar y practicar danza clásica. En la Escuela de Difusión Artística Claudio Arrau León, donde trabajo desde hace quince años, tengo problemas incluso por el número de postulantes que llegan queriendo practicar, pero no tienen cupo. No es algo masivo, pero sí un grupo cautivo importante. Somos poquitos lugares donde se practica y enseña, pero damos abasto.

¿De qué manera han comenzado a utilizar la modalidad online debido al Coronavirus?

Las clases  online permiten mantener un desarrollo de las mismas muy amplio, de lunes a viernes, para desarrollar de mejor manera el proceso técnico con las niñas. Además, cada nivel tiene su horario específico con el objetivo de brindar clases personalizadas. Existen 4 niveles: juvenil las que cuentan con experiencia, juvenil / infantil, las más pequeñas de 4 a 6 años y se finaliza con las clases para las niñas de 9 a 11 años).

Se efectúan a través de la plataforma Zoom donde podemos ver a las niñas, lo que permite una excelente interacción entre la profesora y las alumnas para indicaciones y correcciones, puesto que es fundamental observar el desarrollo de los ejercicios, lo que es ampliamente valorado por parte de las familias de nuestras alumnas.

Personalmente me siento orgullosa de ver que el trabajo arduo y dedicado con las niñas tiene sus frutos en la proyección de ellas. Muchas de las cuales han continuado estudios profesionales de danza, lo que habla de la sólida formación que les brindamos. Esto se debe también a un gran equipo de profesionales que apoyan el desarrollo de las clases: Camila Mendoza (kinesióloga), Fabrizzio Cabrera (fisioterapeuta), Javiera Alcota (nutricionista) y la profesora que acompaña a las más pequeñas en el proceso es Paloma Vergara.

@edeh_chillan

Academia de Danza Alejandra Jara

Imparte diversas clases también de danza clásica, afro jazz, estilos urbanos, entre otros, siendo uno de sus fuertes también la danza contemporánea.

¿Qué es la danza contemporánea?

La danza contemporánea se crea como una respuesta a una necesidad de expresar, de una forma más libre, emociones, ideas y conceptos. La danza contemporánea viene a quebrar las técnicas establecidas de la danza tradicional permitiendo al bailarín en un movimiento utilizar su espacio escénico sin límite.

¿Quiénes la pueden realizar?

Todos pueden practicar danza, desde los 4 años en adelante, solo tienen que tener ganas y atreverse. La idea es experimentar hasta dónde puedes llegar o mejorar tus aptitudes.

¿Cuáles son sus beneficios?

Las habilidades desarrolladas son expresión corporal, manejo corporal, control, creatividad, ritmo, sociabilidad, respeto por tus pares, libera del estrés, etc. Te permite estar más en equilibrio entre tu esencia y tu cuerpo.

¿Cómo ves el interés por su práctica en Chillán?

El interés es mucho, ya que se refleja en la cantidad de niños, jóvenes y adultos que se inscriben en la Academia y se mantienen a lo largo de los años.

¿Cómo han afrontado la nueva realidad del COVID-19?

Como academia dejamos de trabajar presencialmente el día 14 de marzo lo que fue un inmenso impacto para todos ya que no tuvimos tiempo de prepararnos para esta situación surrealista. Así es que iniciamos las clases virtuales, la última semana de marzo.

Nos tuvimos que reinventar muy rápidamente, primero utilizamos la plataforma de Zoom pero la desechamos ya que muchos apoderados me comentaron que no era segura. Ahora trabajamos de lunes a viernes con diferentes cursos desde los 4 años hasta personas adultas con o sin conocimientos.

Nuestra academia está dentro del circuito mundial de All Dance International lo que me permite tener acceso a bastantes privilegios para mis estudiantes, ya que aparte de las clases durante la semana tienen acceso a Masterclass los fines de semana con maestros internacionales de diferentes estilos de danza. Esto es un inmenso aprendizaje y crecimiento para cada uno de ellos.

También estamos preparándonos para una competencia Nacional y posteriormente un Mundial de Danza Live.

Cabe señalar que además este año, como academia, cumplimos 25 años de existencia y teníamos muchas actividades pensadas que por la pandemia no se podrán llevar a cabo, sin embargo, estamos preparando una función completamente virtual. Será todo un reto, al igual que las competencias, pero siento que tenemos la obligación de apoyar y aportar a cada una de nuestras familias que han permanecido con nosotros, muchas de ellas la están pasando muy mal (sin trabajo, con miedo).

Por lo tanto, la clase de danza ya no es solamente para el estudiante sino también para toda la familia que participa activamente, se transforma en un momento lúdico, en una común unión con nuestros hijos. La casa termina siendo una sala de danza improvisada donde cada miembro de la familia aporta de alguna forma, las familias son nuestro público y ayudantes más leales.

Tanto encierro e incertidumbre en esta situación sin precedentes, nos provoca  mucha ansiedad e innumerables problemas de salud mental y físico que cualquier doctor lo puede explicar mejor que yo. Por lo mismo, las artes son un canalizador de las energías y las emociones y si le sumas el movimiento no hay nada más maravilloso ¡LA DANZA ES VIDA!

@danzaalejandrajara

Estudio de Danza Hugo Zárate

El Estudio de Danza del director y maestro de ballet, Hugo Zárate imparte diferentes niveles de Ballet Clásico y Danza Contemporánea, y Free-Dance para adolescentes y jóvenes continuando en la modalidad online.

¿Desde qué y hasta qué edad se puede practicar?

Los cursos van desde Pre-Danza, que impartimos desde los 4 años de edad hasta Ballet Juvenil. Por otro lado, Danza Contemporánea es desde los 6 años hasta jóvenes, en clases separadas. Y Free-Dance que es una modalidad donde, si bien existe una parte técnica que deben aprender, los alumnos pueden bailar diferentes ritmos, tanto actuales como más antiguos.

¿Qué aptitudes pueden desarrollar los niños y jóvenes con el ballet?

En las de ballet en general se busca una evolución constante de ejercicios desde técnicas de flexibilización, alineación y estiramiento, hacia otras donde deba ponerse en juego la coordinación, fuerza y potencia de cada alumno. La danza clásica es una actividad que no necesariamente tiene que ser realizada por bailarines o para bailar en un escenario, sino como un trabajo corporal diferente y creativo, y a eso apunto con este curso especial.

El ballet es una disciplina integral, pues ofrece un equilibrio entre mente y cuerpo. Ayuda a controlar las partes y articulaciones del cuerpo. Además de las habilidades físicas mencionadas, el estímulo al estudio del ballet ayuda a cultivar mejores seres humanos, da la posibilidad de crecer con independencia, sensibilidad y seguridad, ayuda a la autoestima y mejora la sociabilización, especialmente para los más pequeños. Además, permite desarrollar el oído y el gusto por la música; ayuda a ganar habilidades y adquirir hábitos de control, como también desarrollar mayor sensibilidad emocional. Esto, la verdad, se replica para todo el resto de las disciplinas que impartimos.

¿Cómo se han adaptado a la pandemia?

Esta situación tomó desprevenido al mundo de la cultura y las artes. Uno de los grandes afectados por la paralización de actividades son teatros, galerías y museos cerrados y por qué no decirlo, las academias y escuelas de arte que generan de alguna forma esos contenidos. En esta época de COVID-19, la oferta artística en la red ha aumentado y dicho poéticamente, ha florecido.

Este año cumplimos 10 años de existencia y pensábamos realizar diversas actividades, como charlas y clases abiertas. Pero desde que comenzamos con la pandemia, nuestro Estudio de Danza se volcó inmediatamente a la modalidad online, con los mismos horarios que teníamos en la forma presencial. Los padres y apoderados nos apoyaron con esto, y seguimos con las mismas disciplinas que veníamos teniendo, siempre adaptándonos a las nuevas condiciones de espacio de todo el alumnado. También sorpresivamente se han incorporado nuevos alumnos en las diferentes disciplinas y además, nos abrió la posibilidad que se integren personas de otros lugares del país, como nos ha pasado. Importante es destacar el gran apoyo que hemos tenido de parte de nuestros apoderados, por lo que significa que somos, de alguna manera, un espacio de contención para sus hijos e hijas.

Igualmente, frente a esta difícil situación que estamos atravesando, junto al staff de profesores que tenemos, pensamos que tenemos que tomarlo como una oportunidad y aceptar estos nuevos desafíos.

En mi rol de director del Ballet Municipal de Los Ángeles también continuamos trabajando de esta manera, creando y ensayando pequeñas obras para poderlas luego mostrar en las redes sociales, que como la gran mayoría las estamos aprovechando al máximo, donde por ejemplo en Instagram, además de dar clases abiertas por la modalidad Live, me permite conversar con importantes referentes de la danza nacional y del mundo y también a través de nuestro canal de YouTube (Estudio de Danza Hugo Zárate) estrenar algunos trabajos que hemos realizado como Estudio y en el Ballet Municipal de Los Ángeles.

Esta nueva modalidad de dar clases online, que en mis largos años de profesional nunca me hubiera imaginado, nos abre un nuevo camino que estamos comenzando a conocer y transitar. Esto vino para quedarse y nos tendremos que enfrentar a esa nueva normalidad de la que tanto hablan, pero como dije, hay que aprovecharla e incluyo también a la educación normal de nuestros niños y jóvenes, tenemos la enorme responsabilidad de rever la manera, la forma y quizá una nueva metodología de enseñanza, con el único objetivo de que ellos aprendan de la mejor manera.

Estos tiempos de distanciamiento y sobreconexión nos muestran, con más fuerza que nunca, frente a esta dolorosa situación mundial, que el arte y la cultura son esenciales para el desarrollo de las personas y sobre todo, de nuestros niños.

@estudiohugozarate

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar