Al 100

Club de Natación Olimpo Chillán

Nadando contra la corriente

Club de Natación Olimpo ChillánEs un grupo de niños y jóvenes que se juntan todas las semanas a entrenar para representar a la comunidad chillaneja en natación, quienes han obtenido importantes logros gracias a su entrenadora Diana Muñoz. Hoy este club entrena en el Colegio Darío Salas, pero parte de la época estival no tienen donde practicar, por lo que desean que Ñuble cuente con una piscina pública.

Hace tres años se conformó el Club de Natación Olimpo Chillán que, tal como lo dice su nombre, se trata de un club competitivo chillanejo que en sus inicios tuvo como finalidad hacer que la natación creciera nuevamente y así volver a repuntar a nivel nacional.

Todo comenzó con la idea de Diana Muñoz, entrenadora del club, quien realizaba talleres de esta disciplina en el Colegio Darío Salas de Chillán para niños y jóvenes de distintos establecimientos educacionales: “Me encontré con un grupo de chicos que quería comenzar a competir, entonces como yo tenía la inquietud de conformar un club les pregunté si querían e iniciamos. Al principio partí con seis niños, ahora hay 46 alumnos y 50 son los cupos”.

Y así es, actualmente el equipo tiene niños y jóvenes desde los 7 a 17 años de edad, quienes compiten en las categorías Infantiles A, B, C y D, y también Juveniles A y B. Incluso, a partir de este año retomaron los equipos Máster y Adultos. Cabe destacar que, aparte de los 50 niños, se espera integrar al grupo 20 adultos.

 Diana MuñozEn cuanto a sus logros, existen los individuales, donde los niños y jóvenes compiten en los Juegos Deportivos Escolares y Juegos de La Araucanía, y también por equipos. Respecto a este último, se destacan la Copa Aniversario Temuco, donde obtuvieron el primer lugar, y el tercer lugar en un campeonato realizado en Santiago.

Y es que para obtener estas calificaciones el sacrificio es notorio. De enero a febrero, el club arrienda alguna piscina que esté habilitada en la temporada de verano, pero a fines de febrero se quedan sin piscina, entonces entrenan de lunes a viernes desde las 19.30 a 20.30 horas en el Complejo Quilamapu: “Trabajamos mucho el acondicionamiento físico para desarrollar distintas habilidades y ejercicios específicos para natación. Se debe tener en cuenta que hay chicos que hacen triatlón, acuatlón y aguas abiertas, entonces es una rutina pensada en complementar a todos”, aclara Diana.

Mientras que de abril a diciembre se reúnen desde las 19:00 a 21:00 horas en la piscina del Colegio Darío Salas, quienes amablemente están dispuestos a que el club acceda a sus dependencias.

Un club de natación sin piscina

Puede ser curioso, pero así es. Entre los meses de enero a marzo el Club de Natación Olimpo de Chillán no tienen una pista acuática con las condiciones adecuadas para poder practicar, solo este 2019, por primera vez, el Instituto Nacional del Deporte (IND) les facilitó la piscina de la Universidad Adventista de Chile por 15 días para entrenar. Años anteriores han tenido que arrendar piscinas.

“¿Qué sería lo ideal? Tener una piscina municipal, como en Santiago, para poder facilitar a distintos clubes un lugar donde entrenar con horarios estipulados o pistas, tal como estamos funcionando en el Colegio Darío Salas. Así organizaríamos campeonatos locales, los chicos podrían practicar más y se podrían generar distintas actividades”, señala la entrenadora.

De hecho, esta piscina pública serviría no tan solo a los clubes de natación, sino también a la comunidad con actividades para adultos mayores, gimnasia acuática, matronatación (para los recién nacidos) y terapias. “Se podría subdividir las piscinas y hacer varias sesiones en paralelo”, sugiere Diana.

El proyecto, que tiene fondos del IND, está en el municipio y se encuentra en un período de análisis: “Esperamos que se apruebe y resulte, pensando en que son muchos los posibles beneficiados”, sentencia la entrenadora, quien es profesora de Ed. Física, competidora desde pequeña con más de cien medallas y quien posee cursos de los niveles de Iniciación, Intermedia y Maestría en natación dictado por el COCH.

Testimonio Lisper San Martín

Lisper San MartínIntegró a su hija Asunción Martínez cuando tenía 7 años por recomendación de una apoderada y a ambas les fascinó: “Quería que hiciera un deporte y a ella le gustaba nadar, así que era una buena disciplina para aprender todas las técnicas. A partir del año comenzamos con las competencias y eso la incentivó a practicar todos los días”, cuenta Lisper San Martín.

Al entrenar esta disciplina, Lisper señala que ha permitido desconectar a su hija del celular y televisor, y a su vez ha logrado generar mayor concentración, crear hábitos y crecer sanamente.

Asunción a su corta edad de 10 años ha logrado 13 medallas y ha obtenido distintos podios en su categoría “Infantil A”, como el primer lugar en piscina en Santa Juana y segundo lugar en aguas abiertas, un desafío grande porque era primera vez que ella nadaba en el Río Calle-Calle.

Testimonio Patricio Herrera

Patricio HerreraJoaquín Herrera (14), hijo de Patricio Herrera, es parte del club desde sus inicios: “Yo me siento orgulloso al verlo, primero en cómo está formando su cuerpo, segundo porque su salud está excelente y tercero porque ha obtenido importantísimos logros”, señala Patricio.

Tiene alrededor de 80 medallas y este año clasificó en los Juegos Deportivos Escolares con una buena marca para su edad, 29 segundos. Una de sus metas es tener podio en la Araucanía.

Para el grupo el Club de Natación Olimpo Chillán es un espacio donde los niños y jóvenes también pueden socializar: “Todos se llevan y se tratan bien, hay un compañerismo súper sano”, finaliza el padre de Joaquín.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar