Actualidad

Biblioteca “El relámpago” Centro Cultural Casa Gonzalo Rojas: “Una biblioteca no es un lujo, sino una de las necesidades de la vida”

Así lo afirmó alguna vez Henry Ward Beecher y ahora, a tres años de su apertura, el 4 de agosto del año 2015, cobra un valioso sentido, ya que “ese día se concretó una merecida aspiración del Grupo Literario Ñuble, cual era, tener una biblioteca que permitiera mantener primeramente las obras publicadas por sus socios, como libros donados por los muchos escritores invitados que acuden a las múltiples actividades literarias que organiza el grupo”, puntualiza Mario Flores, fundador y actual bibliotecario de “El Relámpago”, biblioteca abocada al estudio de la poesía chilena y universal, quien agregó “previamente a esa fecha había comenzado una recolección de libros. Don Alejandro Witker hizo una donación de 40 cuadernos del Bío-Bío, más unas decenas de libros donados por otros poetas, logramos así tener los primeros 100 libros y con eso partió nuestra biblioteca”.

A poco andar, la biblioteca comenzó a tener un crecimiento muy rápido y sostenido, de más de un libro diario, por lo que al día de hoy cuenta con alrededor de 1500 libros físicos y unos 1000 libros en PDF, cabe destacar la generosidad del presidente Ad Eternum del Grupo Literario Ñuble, don Carlos René Ibacache, quien ha donado cerca de 600 libros de poesía.

La importancia de esta biblioteca, aparte de su crecimiento, es el rumbo que ha tomado y que la convierte en una de las más importantes de la región y quizás de muchas regiones; todo esto está en relación a los textos que almacena, por lo que apunta a ser la primera biblioteca de estudios de poesía chilena que existe en el país. “Aunque parezca pretencioso decirlo, pero ella cuenta con un estudio de todos los poetas chilenos nacidos en el primer centenario (1810-1910) con obras, biografía y poesías, todo lo que se requiera de ese periodo está en nuestros archivos, agregar a esto la existencia de 200 antologías de poesía chilena y medio centenar de libros orientados al estudio de la poesía chilena, todo esto la convierte en un centro especializado en el tema”, puntualiza Flores.

Existen aquí, libros únicos, algunos editados en 1860, además de la obra completa de Gonzalo Rojas, y todos ellos al servicio de la comunidad.

Cuando se escogió una fecha y un nombre para inaugurar la biblioteca, se eligió el nombre “El Relámpago”, por lo que significaba esa palabra para Gonzalo Rojas, él era el poeta del relámpago, una palabra que lo cautivó desde que la oyó por primera vez y que usó sabiamente. La fecha 4 de agosto corresponde al día del nacimiento de un gran y olvidado joven poeta chileno, don José Domingo Gómez Rojas.

Orgullosamente, la biblioteca “El Relámpago”, comienza a ser conocida por los poetas nacionales quienes poco a poco, están enviando libros, para seguir proyectándose como un agente necesario en el cultivo de este género literario.

“Los mejores árboles talados son los que aportaron el papel para los libros de esta biblioteca, que hoy se presenta incipientemente, indiferente para muchos, quizás alguien piense en que esto nada aporta a la economía, pero, ningún arte provoca más sensaciones en el alma humana que la poesía, así lo hemos comprendido y por ello seguiremos acopiando libros de poesía para que vengan a nutrirse los niños, los jóvenes y los mayores que necesitan alimentar su espíritu”, concluye Flores.

Comentarios
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar